Una Fórmula 1 en versión reducida

La F1 parte en Austria sin público y con distanciamiento entre equipos, el mínimo de carreras confirmadas, todas en Europa, e inéditas fechas dobles. Pero está obligada a sumar más.




Este fin de semana se inicia por fin la temporada 2020 de la Fórmula Uno, después de 16 semanas de suspensión. Partirá en Austria con un calendario donde solo se sabe cuáles serán las primeras ocho carreras, todas en Europa, y con la novedad de dos fechas dobles, la primera de ellas en el mismo Red Bull Ring.

Esas ocho pruebas tampoco sabrán de público ni invitados estrella, esos que se roban las cámaras en los Grandes Premios, ni de desfiles, ni multitudes, ni celebraciones masivas. De hecho, los motorhomes fueron reemplazados por carpas, que permiten la circulación del aire, y los marshalls podrán trabajar con monitores desde sus casas. Poco se sabe de cómo se harán las ceremonias de podio, donde ya no puede haber modelos ni directivos entregando copas. Se cree que se hará cuando los pilotos se bajen de los autos.

El Coronavirus trastocó un calendario que iba a ser el más largo de la historia, con 22 fechas, y también las tradiciones, por ejemplo, Mónaco se queda afuera de la lista por primera vez desde 1954. Carreras seguidas en el mismo país es algo que no se veía en la F1 desde 1995, cuando pasó en Japón a finales de temporada, aunque aquella vez en circuitos diferentes. Lo de quedarse otro fin de semana en el mismo lugar para una nueva carrera no se había dado jamás en los 70 años de la serie.

La carrera de la próxima semana en Austria se llamará el Gran Premio de Steiermark (o Estiria, es español), el estado austríaco donde está Spielberg, mientras que la segunda en Silverstone será conocido como el GP del 70º Aniversario, homenajeando el cumpleaños de la categoría, que nunca ha dejado de correrse en el Reino Unido, país que junto con Italia son los únicos que mantienen al menos una fecha desde 1950.

Hasta septiembre, y si el virus no dice otra cosa, hay calendario. Ocho carreras es el mínimo que indica el reglamento para tener un campeón oficial, pero la idea es ir sumando, pues el reglamento de la FIA señala que para que sea considerado Mundial se debe correr en al menos tres continentes. Hasta ayer no se sabía qué sedes se van a ir integrando, pero el Circo debe llegar a América y Asia, pues no habrá en Oceanía (Australia fue cancelado) y África no estuvo considerado. Las fechas en Asia están semiconfirmadas, en Bahrein y Abu Dhabi, y serían las que cerrarán la temporada. Ir a China o Vietnam se ve más difícil.

En América, dos de los cuatro países sede están especialmente golpeados hoy por el Coronavirus: Estados Unidos y Brasil. México y Canadá aparecen como las opciones más posibles.

Los grandes cambios técnicos también fueron pospuestos para la temporada 2021, aunque este año deberá reducirse el desarrollo de varios elementos para bajar costos y cuidar los pocos neumáticos con que contará cada equipo por carrera.

El de 2020 será un parque con solo tres excampeones del mundo, Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen; con el regreso del francés Esteban Ocon, que sustituye a Nico Hülkenberg en Renault; y con un solo debutante, el canadiense Nicholas Latifi (por Robert Kubica en Williams); con el nuevo nombre de Toro Rosso (Alpha Tauri) y el claro favoritismo, otra vez, de Mercedes, flechas que esta año se pintarán de negro en apoyo a las reivindicaciones raciales.

Hoy los pilotos caminarán la pista y darán conferencias de prensa. Este viernes a las 5 de la mañana (de Chile) se inician los primeros piques de entrenamiento en Spielberg. La carrera es el domingo a las 9.10.

Comenta