Unión Española vuelve a ganar gracias a un polémico penal

Unión Española vs Universidad de Concepción

12 de Mayo del 2019/SANTIAGO Yulian Mejia celebra su gol y el 1 por 0 para su equipo, durante el partido válido por la duodécima fecha del campeonato nacional AFP PlanVital 2019, entre los equipos de Unión Española y Universidad de Concepción, disputado en el estadio Santa Laura. FOTO: HANS SCOTT/AGENCIAUNO

Tras cuatro derrotas en línea, los hispanos al fin respiran. Lo hacen gracias a un errado cobro de Piero Maza, recomendado por su cuarto árbitro, quien sancionó una dudosa mano.



U. Española: D. Sánchez; L. Pavez, T. Galdames, J. Aja, M. Larenas; R. González, V. Méndez (46', Y. Mejía), F. Seymour, M. Dávila; D. Llanos (46', J.L. Sierra), S. Varas. DT: F. Díaz.

U. de Concepción: C. Muñoz; V. Retamal, C. Navarrete, G. Mencia, G. Voboril; J. Martínez (54', N. Orellana), J. Ballón (61', H. Droguett), A. Camargo, J. Huentelaf, F. Manríquez; P. Rubio. DT: F. Bozán.

Goles: 1-0, 83', Mejía, penal que define con borde interno al palo izquierdo.

Árbitro: Piero Maza. Amonestó a Sánchez, T. Galdames, Seymour (UE); Rubio, Mencia, Droguett, Pacheco (UDC).

Estadio Santa Laura. Asistieron 1.500 personas, aproximadamente.

En cursivas, jugadores juveniles.

Gracias a un dudoso penal, Unión Española consiguió cortar una racha de cuatro derrotas en línea. Lo hizo frente a la U. de Concepción, contra quienes se impuso por 1-0 .

En la primera parte, el forastero controló los hilos del juego. Con el balón en los pies, el Campanil buscó la forma de abrir el marcador, sin mucho éxito. La aplicación de la línea defensiva hispana, el gran garante durante este período, además de las correctas intervenciones del protero Sánchez, no dejaron que los universitarios llegaran con claridad. Los tiros de media distancia de Camargo fueron los únicos atisbos de  peligro. En los rojos, en cambio, no hubo nada.

En el complemento, los penquistas dejaron de presionar las salidas locales. Inexplicablemente, quizás apostando al contragolpe, permitieron que los hispanos construyeran su juego. La fórmula no fue la mejor, pues con el balón en su poder, los hispanos acorralaron.

Con el ingreso de Droguett, de cuidado tras el partido del miércoles frente a Godoy Cruz por la fase de grupos de la Copa Libertadores, Bozán intentó devolver la construcción del fútbol en el medio terreno. Su decisión le costó caro, pues así comenzaron las llegadas al pórtico de Muñoz.

El único gol del encuentro llegó tras un dudoso penal. Un centro de Rodrigo González rebotó en el brazo Manríquez, quien claramente lo tenía pegado al cuerpo. Así, tras recomendación de Felipe González, el cuarto árbitro, Piero Maza decidió sancionar con el tiro desde los 12 pasos. Mejía lo convirtió sin problemas.

De ahí, los universitarios se volcaron en ataque, y aunque pudieron conseguir el empate, no tuvieron la claridad para definirlo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.