Sergio Lagos: “Mi espacio de competencia nunca ha sido el rating”

Sergio Lagos. Foto: Canal 13.

En las próximas semanas el periodista se suma a la conducción del matinal Bienvenidos de Canal 13, marcando una nueva etapa para el programa que vio afectada su sintonía durante 2020.




Primero fue el anuncio de un cambio en su horario, el que desde hoy será de 08.00 a 12.00 horas -media hora menos para abrir paso al programa Juego contra fuego (12.00 horas)-. Luego, una noticia mayor: Sergio Lagos sumándose a la conducción del programa que desde marzo de 2020 tiene en ese rol a Tonka Tomicic y Amaro Gómez-Pablos. Con la confirmación de esos cambios cerró su 2020 el matinal Bienvenidos de Canal 13, luego de un año especialmente complejo, marcado por una baja en su sintonía que los dejó tercero en el rating anual.

Por parte de Lagos también es un anuncio llamativo: luego de trascendidos que lo vinculaban a TVN, el periodista renueva contrato con Canal 13, donde lleva 17 años -es el segundo animador más antiguo luego de Don Francisco-, y finalmente tras años más ligado a proyectos de entretención -el más reciente Sigamos de largo, el que llegó a su fin hace unos días-, será parte del matinal, al que se unirá en las próximas semanas.

¿Cómo es llegar al Bienvenidos, ahora como animador estable?

Siempre es estimulante comenzar con un nuevo proceso y sin duda este es importante porque es un programa y espacio para los canales, no solo para el nuestro, muy importante. Para mi es completamente distinto a lo que me ha tocado hacer. Si bien no desconozco el programa porque he sido parte y los he acompañado mucho, siento que voy a encontrarme con amigos a enfrentar un nuevo desafío.

Llega a formar este trío en la conducción con Amaro y Tonka, ¿cómo le ha parecido el desempeño de ambos?

Son dos grandes conductores, grandes profesionales. La Tonka que yo conocí hoy día es otra, es una mujer distinta, que ha trabajado intensamente creo yo con mucho ahínco en estar a nivel de las conversaciones, a tono. Es una Tonka que siempre está buscando poder aportar y eso lo he visto y lo valoro mucho. Amaro es un personaje que tiene una historia también muy amplia, muy nutrida, entonces creo que ellos se potenciaron uno al otro en este nuevo formato.

Cómo es sumarse a un matinal que si bien quedó tercero en el rating anual, durante el año osciló entre el tercer y cuarto puesto, y a momentos tuvo ratings muy bajos, históricos para el matinal ¿Cree que llega como un refuerzo para repuntar?

Yo nunca he estado en el mundo de las competencias. No me interesó ayer, no me interesa hoy y espero que no me interese nunca, porque si uno va a ganarle al otro parte perdiendo. Creo que en este tipo de situaciones uno al que tiene que ser fiel es a las voces internas, y para mi si bien todos sentimos que claro, entre comillas en las mediciones está parte de tu trabajo, a mi me gusta trabajar desde la sintonía fina del día a día y de estar en el tiempo presente, y para aquello trato de no saber, de no informarme de las audiencias sino más bien de lo que está ocurriendo en el piso, con nosotros. Hay espacios de competencia para unos y espacios de competencia para otros. Mi espacio de competencia nunca ha sido el rating ni ser primero, segundo, tercero o cuarto, sino intentar hacer lo mejor posible.

¿Cómo es llegar a este matinal centrado en lo informativo, lo político? ¿Y cómo encaja usted en ese nuevo escenario?

Por lo mismo creo que es un año donde es bueno estar ahí. A mi me hubiese gustado que Sigamos de largo hubiese podido también ser un poquito parte de esta conversación, pero el programa tuvo otro rol durante el año. Afortunadamente la franja matinal en los canales es muy creativa, muy vertiginosa, y a mi me parece propicio poder dar mi opinión, me interesa. Si bien no me siento un activista ni un líder de opinión, pero soy un ciudadano y como cualquiera, tengo ideas, principios, valores, que cuando son consultados es bueno ponerlos sobre la mesa y creo que eso ha sido parte de mi historial. A ratos tuve programas que eran más contingentes, lo viví en mis inicios. Creo que de alguna u otra manera la valoración que el público tiene conmigo tiene mucho que ver con eso.

¿Qué le ha parecido el resultado del matinal de CHV, Contigo en la mañana, y la figura de Julio César Rodríguez como uno de los animadores más valorados?

A mi el trabajo que ha hecho CHV, Julio, la Monse, no me extraña, no me sorprende. Encuentro que es muy comprensible que hayan recogido de buena forma y de manera correcta, precisa, conectar con las audiencias. Creo que todos los canales han hecho distintas apuestas, han puesto sus puntos de vista. Nosotros vamos a seguir haciendo este Bienvenidos que va a intentar también conectar con la contingencia, las noticias, y trataremos una vez más estar a la altura de lo que se está pidiendo en este momento histórico del país.

¿Es el matinal el lugar donde se siente más cómodo hoy, donde le gustaría proyectar su carrera?

Yo voy al Bienvenidos como voy y he ido a más de 30 proyectos en el canal. No siempre los proyectos eran el traje perfecto, pero efectivamente nunca he solicitado un proyecto a mi medida, al contrario, siempre he logrado yo adaptarme y ponerme a disposición del ejercicio al que vayamos y con Bienvenidos solo tengo ánimo y buenas intenciones.

¿Se siente de algún modo un superviviente del canal, por los años que lleva y las etapas que ha sorteado, distintas administraciones, y sigue allí? ¿A qué cree que se debe?

Es curioso, después de Mario Kreutzberger soy el conductor más antiguo del canal, y es como ¡guau!, es muy fuerte. No tengo tan puesta la cabeza en la carrera de la tv, o ser el conductor o no. Me da como vergüenza que digan que me uno como conductor (a Bienvenidos). Me da lo mismo si soy el conductor o el panelista, o el que viene de vez en cuando. Ok, ahora entiendo que voy a estar fijo, entro a jugar en serio, pero bueno, tampoco me hace más ni menos. Creo que tal vez eso es lo que me ha sostenido haciendo esto y sintiéndome aún fresco y liviano, y además sintiendo que estoy partiendo de nuevo todo el tiempo (ríe).

Hace un par de años usted accedió a una rebaja en su sueldo para seguir en el canal, lo que luego se volvió una tendencia en otros rostros de TV. ¿Cree que fue un adelantado a eso y también una decisión acertada?

Siento que eso es otra cosa que tiene que ver con el mundo, están cambiando los procesos, los jugadores de este espacio que llamamos comunicaciones, y en ese sentido me siento también súper flexible. Entiendo que tengo una casa editorial, y la casa editorial tiene necesidades, urgencias. Me parece que cuando uno está convocado a ser parte de un ejercicio tiene que defender donde está y en ese sentido solo he intentado ser un actor a favor del proyecto canal más que ir solo a recoger beneficios personales. Creo en las empresas, en los proyectos, creo que nada es tan fácil y en todo hay siempre cosas que se están moviendo, y en ese sentido la industria nuestra se ha movido mucho últimamente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.