El nuevo estatus de Ben Brereton, la gran esperanza de gol de Chile en Eliminatorias

Brereton es uno de los goleadores del Championship.

El artillero debuta en clasificatorias, mientras destaca como rostro publicitario y negocia la extensión de su contrato con Blackburn bajo el alero de la empresa Wasserman, que trabaja con Russel Westbrook y Ed Sheeran, entre otras figuras mundiales.




Cuando el niño Ben Brereton Díaz, de solo siete años, viajaba para jugar en el fútbol base del Manchester United, nunca pensó que una quincena de años más tarde defendería a la selección de Chile como la principal carta de gol de un equipo que necesita imperiosamente ganar al menos dos de los próximos tres duelos de las Eliminatorias, cita en la que el jugador debutará este 7 de octubre.

Ese mismo pequeño tampoco siquiera pensaba que su rostro llenaría estáticos en Santiago o que se pasearía por las pantallas del país de su madre, tomando una bebida cola o promocionando ropa interior. Hoy, todo eso es una realidad. Más evidente aún que su condición de máximo artillero del Blackburn Rovers como uno de los imprescindibles del elenco inglés, en plena negociación de su contrato y bajo el alero de una de las empresas de representación más importantes del planeta.

Los últimos tres meses han sido un verdadero torbellino en la vida del jugador de 22 años. Como si su convocatoria a la Roja, el 24 de mayo pasado, hubiera abierto todas las puertas en su carrera. Ni siquiera el hecho de jugar por la Sub 20 de Inglaterra le dio tantas satisfacciones, dentro y fuera de la cancha. Un chico humilde que triunfa en la Championship inglesa -segunda categoría-, pero que es toda una figura muy lejos de casa, en el país más austral de la Tierra.

Sus orígenes

El bisabuelo de Ben, Juan, puso en marcha un negocio familiar de cerámica, el mismo que luego lo asumió su hijo Genaro. Stoke-on-Trent, la ciudad donde nació el futbolista, es conocida en Reino Unido por su cerámica, lo que logró una conexión precisa. Pero el camino ha sido accidentado, no exento de sacrificios.

“Desde que empezó a caminar tenía una pelota de fútbol en los pies. A los cuatro años lo llevamos a un club y todos decían lo bueno que era. De los siete a los 14 años estuvo con el Manchester United, comía su comida y hacía sus tareas en el auto”, dijo recientemente su madre, Andrea Díaz, en una entrevista al Lancashire Telegraph.

Sin embargo, el poderoso equipo de Old Trafford no supo apreciar las condiciones del promisorio delantero. Así llegó al cuadro juvenil del equipo de su ciudad, el Stoke City, donde solo estuvo un par de temporadas antes de pasar a la Sub 18 del Nottingham Forest.

“Lo tomé cuando recién había salido de la academia del Nottingham Forest. En ese tiempo tenía un futuro muy prometedor. Yo trabajé tres o cuatro meses con él, luego llegó una oferta que al club le pareció muy importante y lo dejaron partir. Tenía una gran proyección en su carrera”, relata el técnico español Aitor Karanka, uno de los formadores de la nueva estrella de la Roja.

El ex defensor central español no deja de tener razón. En paralelo, el chileno Díaz ya repartía su tiempo con la Sub 19 de Inglaterra, situación que le entregaba una ventaja sobre los prospectos de su edad.

En enero de 2019, Blackburn Rovers pagó de manera definitiva más de US$ 9 millones por el pase de Ben, tras firmar un contrato que lo liga al club de Lancashire hasta junio de 2022. El delantero ya había estado cedido ahí en la temporada anterior, cuando todavía no llegaba a la veintena de años de edad.

Ben Brereton celebra su décimo gol en la temporada junto al Blackburn.

Carrera ascendente

Aunque el comienzo fue lento. En la temporada 2019-20 el chileno solo marcó dos goles en 18 partidos. En la siguiente, todo comenzó a caminar. Si bien alternaba como puntero, de todas maneras se las ingenió para anotar 7 goles y completar 5 asistencias en 43 partidos, en todas las competencias. Una situación que explotó de manera exponencial en la presente temporada de la Championship. Con el cambio de posición en el campo, más centralizado tras la salida del 9 titular Adam Armstrong (transferido a Southampton en US$ 20 millones), Benjamin Anthony explotó sus condiciones como definidor.

En la presente campaña, ya suma diez goles en 11 partidos por el torneo, que pese a ser de la segunda categoría inglesa, es más competitivo y poderoso que varias ligas europeas. Incluidos los seis tantos que marcó en los últimos ocho días: tres en el 5-1 ante Cardiff City, el sábado 25 de septiembre, un doblete en la derrota 3-2 frente al Huddersfield y otro en la caída por 2-1 contra Blackpool.

“Ben no jugaba como centrodelantero, pero tuvo que adaptarse a las necesidades del equipo. El rendimiento físico que ha mostrado es realmente increíble. Es asombrosa la manera en que ha mejorado sus técnicas de finalización. Está trabajando muy bien para llegar desde la izquierda y meter el balón en la esquina lejana del arco”, aseguró el técnico de los Rovers, Tom Mowbray, tras el triplete que marcó el jugador (el primero de su carrera) en Gales.

Actuaciones en tierras británicas que inmediatamente llevan a compararlos con los otros chilenos que triunfaron en el fútbol de la isla, aunque sea en la segunda categoría. En la temporada 1950-’51, Jorge Robledo marcó dos veces un hat-trick jugando por Newcastle United, en el 4-2 sobre Blackpool y en la goleada por el mismo marcador frente a Liverpool. En la temporada siguiente, el mismo Robledo marcó tres veces en el 7-2 de las Urracas sobre Tottenham y cuatro en el 7-1 sobre Burnley.

Más cerca en el tiempo, Alexis Sánchez anotó dos veces por tres, cuando se consagraba como figura del Arsenal de Londres. El 26 de septiembre anotó en el 5-2 sobre Leicester City, lo mismo que hizo el 3 de diciembre de 2016 en el 5-1 contra el West Ham United. Ambos duelos como visitante.

Jugador valioso

Aunque esa misma prominencia del seleccionado chileno se ha convertido en un dolor de cabeza para el Blackburn. ¿Cómo así? A menos de nueve meses del final de su contrato, el club ya busca las fórmulas para sentarse a firmar extensión del vínculo. No será fácil, porque en el mercado de enero próximo, cuando vuelva a abrir el libro de pases en Europa, Díaz ya podría fichar por otro club en calidad de jugador libre.

Un escenario que de ninguna forma agrada al elenco que es propiedad del conglomerado indio VH Group, el fondo de 2.000 millones de dólares que adquirió la propiedad en 2010, previo pago de casi US$ 60 millones, cifra en las que también estaban incluidas deudas por casi US$ 25 millones.

Por eso el director ejecutivo de la institución de Lancashire, Steve Waggott, ya adelantó a los medios locales que trabajan de manera constante para asegurar la renovación de al menos seis de sus jóvenes figuras, donde el seleccionado nacional asoma como uno de los prioritarios.

“Hemos llegado al máximo de nuestro nivel financiero para lograr la renovación de Ben Brereton y el namibio Ryan Nyambe. Creo que la oferta que hicimos está acorde con los problemas económicos que tuvimos durante la pandemia”, explicó el CEO de los Rovers.

Incluso, el director abundó específicamente sobre la situación del chileno, uno de los que podría marcharse a inicios de 2022: “Algunos agentes pueden llevárselo a través de la Ley Bosman (obtener la libertad de acción tras el final del contrato). Otros pueden precontratar en otro club, pero mantenemos el diálogo abierto con esos representantes para decir que a esos jugadores los vemos como parte del futuro del club a medida que desarrollamos esto”.

Lo cierto es que Brereton no es ni por mucho uno de los futbolistas mejor pagados de la plantilla. Es más, el deportista está octavo en la lista con ingresos anuales que llegan a los 460 mil dólares. En ese sentido, el entorno del jugador espera una cifra que se acerque al doble de esa cantidad, sobre todo después del seguimiento de equipos como Leeds United, de la Premier, o el propio Sevilla de España. Incluso, en el club de Rovers tampoco niegan la opción de extender el contrato por solo 12 meses, tras el final del actual compromiso.

El jugador del momento

Un éxito que no solo se ha visto dentro del campo de juego. Al margen de ser uno de los mejores del club, hoy por hoy, el deportista también se ha dedicado a proyectar fuera de la cancha. Por eso no es extraño verlo como rostro de diversas campañas publicitarias como una bebida cola o una marca de ropa interior muy ligada al torneo nacional, donde incluso hizo un guiño al antecedente familiar de la cerámica.

Una proyección que, en gran parte, es administrada por la agencia de talentos Wasserman, la firma gigante norteamericana que en el pasado llevó los destinos de figuras del fútbol inglés como Steven Gerrard, Robbie Keane, Jamie Carragher o Michael Owen. La misma que hoy tiene entre sus registros a Federico Valverde, de Real Madrid; Aymeric Laporte, del City; y a Raphaël Guerreiro, de Borussia Dörtmund.

El conglomerado norteamericano presente en más de 30 países también asesora a otras figuras del deporte, como los basquetbolistas de la NBA Russell Westbrook (Los Angeles Lakers), Klay Thompson (Golden State Warriors) y Derrick Rose (New York Knicks), entre otros. Una agencia que no solo se preocupa del deporte, sino que también de la música, con una cartera de clientes en la que destacan artistas tan variopintos como Ed Sheeran, Franz Ferdinand, A-Ha o Don Omar.

Pero el fútbol moderno no se juega solo en la cancha, en las oficinas y la televisión. Sino que también en las consolas de juego, donde el registro de Díaz no ha pasado inadvertido. Así se desprende del hecho que el delantero fue elegido en el Equipo de la Semana del popular videojuego de fútbol FIFA 22 y recibió una sorpresiva actualización de su carta en la sección online del juego, que pasó de 71 a 78. En una época donde todo es susceptible de ser cuantificable, el juego no hace más que promediar las virtudes futbolísticas de acuerdo a varios parámetros: ritmo, remate, pase, regate, defensa y físico. Todas características en las que Brereton va por más.

Desde que aterrizó en Santiago como un desconocido para Chile hasta hoy, la vida de Big Ben ha cambiado totalmente. El inglés que eligió a la Roja. El barbudo que es ícono publicitario. El delantero que llega inspirado a la Selección, cuando más se necesita. El camino a Qatar 2022 se define en la próxima fecha triple y para Martín Lasarte, Brereton Díaz ya no es una prueba, sino que número puesto.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.