Tercera PM
Presenta:

Piñera concentra vocerías en comité político tras criticada intervención de Hernán Larraín

La intervención de Larraín ayer en el tema, que fue calificada como una “torpeza” en La Moneda, se suma a una serie de errores que admiten como propios en el Gobierno y que motivó centrar todas las vocerías en los ministros Chadwick y su subsecretario Ubilla; Alfredo Moreno, de Desarrollo Social; y la portavoz Cecilia Pérez. Ni Larraín, ni ningún otro sectorial podrá hablar formalmente del asunto y a todos se les ordenó optar por la prudencia.


“Él no está autorizado a realizar ninguna vocería sobre este caso. Lo cierto es que ha sido un error que haya hablado sin información”, aseguran en el Comité Político de La Moneda al consultar por la intervención que realizó ayer el ministro de Justicia, Hernán Larraín, en una actividad con estudiantes en el ex-Congreso.

El ministro de Justicia sorprendió a una ya complicada Moneda por la muerte del mapuche Camilo Catrillanca el pasado miércoles 14 de noviembre, por un balazo de un oficial del Gope. Entre otras cosas, Larraín, dijo que “el único camino es la verdad total, le cueste la pega al que le cueste”, en momentos en que la oposición ha pedido al titular de Interior, Andrés Chadwick, que asuma la responsabilidad política en este caso.

Esta actuación de Larraín, que fue calificada como una “torpeza” entre integrantes del comité político se suma a una serie de errores que admiten como propios en el Gobierno, desde haber sustentado sin matices la versión de Carabineros sobre las circunstancias del fallecimiento de comunero a las referencias que realizó el intendente de La Araucanía, Luis Mayol, sobre quién era Catrillanca, adjudicándole antecedentes penales por receptación que, en rigor, no eran tal. Incluso el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, fue en su minuto cuestionado luego de que en Mesa Central de Canal 13 se equivocara al explicar cuándo el Ejecutivo se enteró de la manipulación de evidencia por parte de los uniformados.

Este cúmulo de equívocos, motivó que hoy en el Comité Político dirigido por el Presidente Sebastián Piñera se optara por centrar todas las vocerías en los ministros Chadwick y su subsecretario Ubilla; Alfredo Moreno, de Desarrollo Social; y la portavoz Cecilia Pérez. Ni Larraín, ni ningún otro sectorial podrá hablar formalmente del asunto y a todos se les ordenó optar por la prudencia. Incluso Mayol quería fuera de la línea comunicacional.

En cuanto al contenido de las intervenciones públicas, tal como hizo Chadwick ayer en las Comisiones Derechos Humanos y de Seguridad Ciudadana y hoy Ubilla en un punto de prensa, se defenderá la opción de mantener policía especializada en la región aludiendo a las “condiciones” de violencia en la región. De ahí que en el debut del nuevo esquema comunicacional Ubilla pusiera énfasis en cifras de la situación en la Araucanía: destacó desde un principio la existencia 101 incidentes registrados en el área desde la muerte de Catrillanca, y 3000 hechos de violencia desde 2011 a la fecha, entre otros datos.

La otra medida que se tomó es que desde ahora, la versión de Carabineros sobre un hecho será contrastada. Esa máxima hoy no se cumplió a cabalidad, pues Ubilla dio sustento a un parte policial que señalaba que había muerto Walter Alejandro Rahín Blanco intentando impedir un ataque incendiario en la comuna de Teodoro Schmidt lo que fue desmentido por familiares de la víctima y autoridades locales que atribuyeron el crimen a una riña.

El equívoco

La presencia de Larraín en el evento de ayer que generó molestia en La Moneda, fue una casualidad. Originalmente debía asistir Chadwick al conversatorio con escolares de la Región Metropolitana, donde también fueron invitados los presidentes del Senado y de la Corte Suprema, Carlos Montes (PS) y Haroldo Brito.

Sin embargo, a la misma hora, el titular de Interior estaba citado al Congreso para explicar la actuación de la secretaría de Estado tras la muerte de Catrillanca, puesto que originalmente fue informado como un enfrentamiento con Carabineros producto de una persecución de personeros vinculados a un asalto a tres profesoras. De tal situación, se dijo hasta este viernes, no había quedado registro audiovisual. El domingo, Chadwick informó que los funcionarios involucrados en el incidente habían mentido y destruido evidencia.

La crisis, que en el Gobierno admiten que está lejos de amainar, tuvo ayer para el Ejecutivo un respiro luego de evaluar positivamente la intervención de Chadwick en la Comisión. Por lo mismo, lo de Larraín causó malestar.

“Hubo también una persecución y de ahí se originó el tiroteo que finalmente le costó la vida a este joven, que pareciera no tener ninguna vinculación con el hecho del asalto y robo de esos vehículos” fue una de las frases del ministro  frente a una investigación que, pese a la falta de credibilidad en lo que han dicho los efectivos policiales, sigue abierta. Además cuestionó al intendente Luis Mayol, quien esta mañana fue “ratificado” -al decir de Ubilla- en su cargo: “Se dijo que este joven Catrillanca tenía antecedentes penales y no los tenía. Lo que tenía era antecedentes judiciales porque había sido formalizado por la receptación de un vehículo. Eso no es un antecedente penal. Creo que hubo un error grave”, aseveró.

En La Moneda sostienen que Larraín lamentó sus dichos de ayer, y no dio mayores explicaciones que eso. Y recalcan que no es la primera vez que el ministro se va por la libre en sus declaraciones, quizás sin sopesar adecuadamente los efectos de sus dichos. El 8 de abril pasado, por ejemplo, ya había sorprendido cuando dijo que “la mayoría de los jueces son de izquierda”.

La Tercera PM intentó reiteradamente contactar, sin éxito, al ministro de Justicia.

Mayol en la mira

En el punto de prensa que encabezó Ubilla, se le preguntó por si el gobierno ratificaba la permanencia del intendente Luis Mayol, objeto de duras críticas de la oposición. “El intendente cuenta con la confianza del Presidente y va a seguir en su puesto”, contestó el subsecretario.

En Palacio aseguran que más allá del complejo momento que vive el intendente -cuestionado por las primeras versiones que dio sobre el operativo en Temucuicui y los antecedentes de Catrillanca- nunca ha estado en duda su continuidad en el cargo, por lo que ni siquiera resulta necesario explicitar un respaldo a su gestión en estos momentos.

Donde tomaron nota de la actitud del Ejecutivo fue en la oposición. Sólo minutos después de que hablara Ubilla ya tomaba fuerza la idea de acusar constitucionalmente al exministro de Agricultura si es que el mismo no renuncia o el gobierno no lo saca de su cargo.

“Me parece escandaloso que se pretenda mantener en el puesto al intendente Mayol… (hay que evaluar) todas las herramientas de fiscalización ante esta situación de conmoción nacional y una de estas herramientas es, sin duda, la evaluación de la acusación constitucional contra el intendente que sigue en el puesto a pesar de sus mentiras”, dijo Carmen Hertz.

Seguir leyendo