Chile ayuda a Chile: Campaña por Covid-19 sería a partir de agosto y no habrá otra Teletón este año

Pese a las reuniones de los últimos días para hacer una cruzada televisiva por las víctimas del coronavirus, los canales de TV y Don Francisco, líder de la iniciativa, ya resolvieron que no se haría antes de agosto, debido al complejo escenario del país por la pandemia. También se descartó una nueva Teletón para fin de año.




Mario Kreutzberger no afloja en su objetivo de sacar adelante una nueva versión del “Chile ayuda a Chile”, la telemaratón solidaria que creó para el terremoto de 1985, repitió en 2010 y que planea revivir este año para ir en ayuda de las personas más afectadas del país por la crisis sanitaria y económica que está dejando la pandemia.

Lo que en un momento surgió como una idea al aire del histórico animador chileno hoy ya comienza a tomar forma. De hecho, durante este mes, ha conversado todas las semanas en reuniones virtuales por zoom con los directores ejecutivos de los canales de televisión, los directivos de Anatel (la Asociación Nacional de Televisión de Chile), rostros de la pantalla chica e incluso algunas autoridades, con el fin de aterrizar un proyecto que por ahora suma certezas y voluntades compartidas pero también varios puntos pendientes.

Quienes han participado de estos encuentros aseguran que han habido avances para sacar a flote la iniciativa, pero también reconocen que el proyecto se desarrolla con mucha cautela.

La idea general que comparten todos los involucrados es que, si bien es vital hacer la cruzada en estas circunstancias, lo más importante es respetar las medidas sanitarias. En ese sentido se han analizado diversos escenarios y si la escalada de contagios no cede en las próximas semanas y se mantiene la cuarentena en varias comunas, la cruzada simplemente no se hará.

De hecho, ya se decidió que la campaña benéfica no podrá realizarse en las próximas semanas, al menos no mientras no mejoren las condiciones sanitarias del país. Por lo mismo, la opción de hacer la cruzada en julio está descartada, tanto por el alza de contagios y la extensión del estado excepción constitucional, lo que además hacía inviable reunir a gente en un estudio o mover equipos de televisión por la capital.

“Lo que sí es claro es que no se va a poder hacer esto en el curso de los próximos 30 días, o sea no se puede hacer en julio. Eso es una cosa firme”, confirma Ernesto Corona, presidente de Anatel. “No están dadas las condiciones para hacerlo en este momento. Se piensa a partir de agosto”, agrega.

Es más: en medio de las gestiones para el Chile ayuda a Chile se ha determinado que las condiciones sanitarias impedirán realizar una Teletón durante el último trimestre de este 2020, como es tradición. Una opción que según involucrados está totalmente descartada.

Así, a la espera de una fecha para esta campaña solidaria por la pandemia, otro de los elementos que se ha sacado en limpio en las primeras reuniones es que la cruzada solidaria será televisada por todos los canales y seguirá la modalidad de la última Teletón, realizada en la primera semana de abril. Es decir, una emisión conjunta de varias horas a través de la TV abierta, con enlaces virtuales a las casas de diversos conductores y con solo un par de animadores en un set como eje de la transmisión, intentando respetar las medidas sanitarias y ocupando el mínimo posible de profesionales en el recinto.

“Sin duda esa es la única vía posible en materia de emisión del programa. No hay otra alternativa que esa, en eso no hay ninguna duda, será exactamente igual”, comenta nuevamente Corona sobre los primeros consensos a los que han llegado en las reuniones periódicas por zoom. Encuentros que él mismo se encarga de convocar y cuya última versión se desarrolló el lunes pasado, nuevamente con Kreutzberger y los directores ejecutivos de todos los canales proponiendo ideas desde sus casas.

El rol de Ignacio Sánchez

Para el presidente de Anatel, el resumen de lo acordado hasta ahora entre todos los involucrados es que "se ha avanzado mucho en algunos aspectos pero hay otros que no están definidos", y que siguen pendientes dudas esenciales: "Qué hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo", sintetiza.

En ese sentido, tampoco se ha cerrado cómo se canalizará la ayuda y a qué grupo o institución se destinará lo recaudado en la campaña, aunque se han deslizado alternativas, como ir en apoyo de las ollas comunes de diversas comunas o de la tercera edad de menos recursos en Chile. Esa última opción es la que hoy corre con ventaja.

Por de pronto, Don Francisco, además de contactar a autoridades y profesionales de la TV, ha hablado con instituciones como la Asociación Nacional de Geriatría para escuchar opiniones.

Además, todos los involucrados se están asesorando por el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, quien entrega su visión sobre a qué grupo social podría ir dirigida esta campaña y donde podría estar el foco de ésta, ocupando las redes y los estudios levantados por dicha casa de estudios.

Tampoco está claro el rol que jugarán los empresarios en esta ocasión, tanto a nivel de aportes como a nivel comunicacional, tomando en cuenta que siempre han sido parte esencial de cada versión de la Teletón.

"En todo eso están trabajando los canales y en la posibilidad de que esto se haga de manera transparente y fluida. Es un tema que no está definido", asegura Corona.

Nueva meta simbólica

La idea de repetir la fórmula de la última Teletón en el "Chile ayuda a Chile 2020" no sólo corre para los aspectos técnicos y sanitarios, también para el ADN de esta campaña, que Kreutzberger desarrolla junto a sus colaboradores históricos, como el productor Marcelo Amunátegui y el director Patricio López.

Además, se recreará el espíritu de la campaña de abril, que en ese entonces se planteó sin una meta específica en lo monetario -a diferencia de todos los años anteriores- y apelando más bien al aporte voluntario del público en la medida de sus posibilidades. Una dinámica que se espera replicar en esta tercera versión del "Chile ayuda a Chile".

En entrevista esta mañana con radio Pauta, el propio Don Francisco se refirió de modo general al contexto en el que se podría desarrollar la campaña benéfica y se mostró optimista al aludir a lo sucedido en la última Teletón: pese al escenario adverso, dijo que muchas personas habían donado sólo de manera “simbólica”, bajo la costumbre y tradición de aportar dinero para una cruzada televisiva de este tipo, mientras que otras personas de mayores ingresos o diversos grupos empresariales triplicaron su aporte. Ello, según precisó, fue clave para que la Teletón 2020 no fracasara.

“Hoy Chile tiene que hacer lo mismo. Tenemos que buscar una manera de ir en ayuda de todo aquel que lo necesita. Yo digo, primero el tipo que más puede en la cuadra, en el barrio, el que más tiene”, sostuvo.”Hoy, para esta emergencia, ¿qué está esperando esa gran cantidad de gente que tiene miedo por necesidad? Miedo por necesidad de hambre, por necesidad de un servicio médico que no sabe si lo va a tener. Espera del otro grupo, aquellos que tienen más, saben más y pueden más, (que) vayan a abrazarlos a ellos hoy”, agregó.

Comenta