De Urresti en el camino: Vodanovic sella acuerdo con Escalona para presidir el PS

Pese a que la facción que encabeza el senador Alfonso de Urresti y el actual presidente interino, Andrés Santander, aún no baja sus aspiraciones, los grupos que encabezan la exsubsecretaria y el exparlamentario tendrían la mayoría en el comité central para tomar el control del partido y esperan que el sector de Grandes Alamedas se sume al acuerdo.




Tras la ronda de negociaciones que se han dado desde el miércoles, en la misma sede del Partido Socialista, en el centro de Santiago, al menos dos de las tres principales facciones (o “lotes”, según la jerga socialista) ya tienen un acuerdo para lograr una mayoría del comité central y definir una nueva directiva.

Según las tratativas confirmadas por cinco dirigentes, el exsenador y extimonel socialista, Camilo Escalona -quien lidera el grupo de la Nueva izquierda y fue la segunda mayoría a nivel personal-, bajó sus aspiraciones para presidir el partido en favor de la abogada y exsubsecretaria de FF.AA., Paulina Vodanovic, quien es la abanderada del denominado Tercerismo y fue la militante más votada en las últimas elecciones internas.

Con ello, la abogada -quien además fue directora ejecutiva de la Fundación Horizonte Ciudadano, creada por la expresidenta Michelle Bachelet- ya tiene los apoyos suficientes, en teoría, para convertirse en la nueva presidenta de la colectividad. Escalona, por su parte, asumiría como secretario general, el segundo cargo dentro de la jerarquía partidaria. No obstante, todos están a la espera de que el tercer grupo mayoritario del partido, Grandes Alamedas, se integre igualmente al pacto de gobernabilidad.

A este acuerdo entre Tercerismo y Nueva Izquierda -que, en todo caso, debe ser ratificado por el pleno del comité central, que se reuniría entre el 10 y el 15 junio- ya se sumó además, el grupo de la Renovación, que logró 9 escaños en la instancia partidaria.

La dirigenta Claudia Hernández, representante de la Renovación en el comité central, confirmó que apoyarán al “vértice” de Vodanovic y Escalona en “respeto” a las principales mayorías, aunque precisó que su sector también aspira a que todos los grupos tengan espacio en la nueva directiva. “La presidencia le correspondería a Paulina y la secretaría general a Camilo... Hubo compañeras y compañeros en regiones que optaron y validaron el liderazgo de Paulina. Ella hizo un trabajo muy transversal y eso permite explicar su votación”, agregó Hernández.

“La decisión de ir por Paulina Vodanovic, a la presidencia, y Camilo Escalona, a la secretaría general, expresa de manera justa los resultados que se dieron en las últimas elecciones. Creo que esta dupla podrá conducir al PS en los desafíos que tenemos por delante”, comentó Nicole Cardoch, expresidenta de la JS y representante de la Nueva Izquierda dentro del comité central.

Con la suma de estos tres “lotes”, la dupla de Vodanovic y Escalona, ya tendría más de 60 de los 110 votos en el pleno.

Sin embargo, el grupo de Grandes Alamedas -sector al que pertenece el actual presidente interino, Andrés Santander, la diputada Daniella Cicardini y cuyo abanderado es el senador Alfonso de Urresti -, aún no baja su aspiración de presidir el partido y sienten que, hasta el pleno del comité central, las negociaciones seguirán abiertas.

Vodanovic, en los pasados comicios del 15 de mayo, había obtenido la primera mayoría personal con 2.521 sufragios y su facción fue la que obtuvo la mayor cantidad de miembros del comité central del partido. Ese resultado la convirtió en la una “ganadora” sorpresiva de las elecciones internas pues, hasta esa jornada, el favorito para quedarse con la jefatura partidaria era De Urresti, según las tratativas previas. No obstante, el senador por Valdivia salió tercero en votaciones personales con 1.536 votos, detrás de Escalona con 2.006 respaldos.

Sin embargo, la sorpresiva ventaja que adquirió Vodanovic no era suficiente, en vista de que el mecanismo de elección de directiva del PS es indirecto y la decisión sigue dependiendo de lo que resuelvan los 110 miembros del comité central socialista.

Para ello, Vodanovic, que ya tiene el apoyo cerrado del Tercerismo, requería inevitablemente del respaldo de otros sectores partidarios.

Según las cifras que baraja el Tercerismo, ellos obtuvieron 32 miembros del comité central; en segundo lugar habría quedado la Nueva Izquierda (“lote” que lidera Escalona) con 29 integrantes; y en tercera ubicación estaría el grupo de Grandes Alamedas (cuyo abanderado es De Urresti) con 22 dirigentes electos.

Los números que maneja Grandes Alamedas coinciden en que el Tercerismo sacó una ventaja, pero con 29 a 30 cupos en el comité central. También ellos señalan que estarían en un empate técnico con el sector de Escalona, ya que cada tendencia habría logrado entre 27 a 28 integrantes de la instancia.

El miércoles pasado, Vodanovic había señalado que “hoy tenemos la primera mayoría de la lista más votada y tenemos la mayor cantidad de miembros del comité central, por lo tanto, hay una realidad de que somos el grupo más representativo dentro del partido. Sin embargo, estamos en conversaciones para lograr la mejor mesa, que integre a todos los sectores”.

Por su parte, el senador De Urresti, declaró ese mismo miércoles, que “debemos tener la capacidad de llegar a acuerdo”, al ser consultado si algún grupo tenía la preferencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.