Desmarque en el comité político: Cómo Marcel terminó corrigiendo a Vallejo y mandó señal al Banco Central

El ministro de Hacienda dio una serie de declaraciones esta mañana en las que tomó distancia de los dichos de la vocera Camila Vallejo, quien llamó al organismo autónomo a "tomar medidas" ante el alza del dólar y la inflación. Mientras la ministra aclaró sus dichos, en el mundo económico y financiero apuntan al jefe de las arcas fiscales como quien abrió la puerta a estos emplazamientos al instituto emisor.


Fue un tema que hablaron a primera hora de este viernes. El ministro de Hacienda, Mario Marcel, estaba preocupado por las declaraciones que dio ayer en el matinal de Canal 13 la ministra Camila Vallejo (Segegob), las que habían generado ruido en el mundo económico y financiero.

En el programa “Tú Día”, la vocera de gobierno del Presidente Gabriel Boric fue consultada por los efectos del alza del dólar -que esta semana superó un nuevo récord al llegar a los mil pesos- y la inflación que ha impactado en el costo de la vida, ante lo que la secretaria de Estado llamó al organismo autónomo a “tomar medidas”.

“Nosotros no manejamos la política cambiaria. Eso le corresponde al Banco Central como organismo autónomo. Y ahí me sumo a lo que dijo el ministro Marcel, ojalá un llamado al Banco Central a tomar medidas, respetando su autonomía, pero son ellos los que manejan la política cambiaria”, dijo Vallejo.

La ministra se refería al llamado que el titular de Hacienda había hecho el día anterior y que tampoco fue bien evaluado. “Sería bueno, sería oportuno que el Banco Central también pudiera compartir su propio diagnóstico sobre lo que está ocurriendo con el tipo de cambio, dado que es la institución que va siguiendo más de cerca los mercados y particularmente este mercado”, dijo en esa oportunidad el encargado de las arcas fiscales y extimonel del BC.

Fue él -según interpretaron en el mundo económico y financiero- quien jugó al límite en esa primera declaración, la que fue leída como un cruce de la frontera de lo permitido en cuanto a lesionar la autonomía del organismo que él mismo presidió durante los últimos años. La norma, y bien lo sabe el ministro, es que el instituto emisor no se pronuncia respecto de políticas fiscales, en tanto Hacienda no habla respecto de las materias propias del ente.

Personas que conocen la interna del Banco Central señalan que este tipo de declaraciones no deben haber gustado a sus consejeros, menos viniendo de alguien como Marcel, quien conoce muy bien los códigos que rigen la relación entre el gobierno y el organismo.

Los dichos de Marcel y Vallejo, además, desataron una fuerte crítica del mercado y de economistas encabezados por expresidentes del Banco Central como Vittorio Corbo y Rodrigo Vergara, e incluso figuras de la propia coalición oficialista como el senador Ricardo Lagos Weber (PPD).

“No me cabe duda que el Banco Central está permanentemente evaluando la situación del tipo de cambio y sus efectos en la inflación. Es evidente que hay factores externos e internos que están afectando al valor de la divisa. Dicho esto, me parece imprudente que el Ministro de Hacienda y la Ministra Secretaria General de Gobierno llamen públicamente al Banco Central a pronunciarse y tomar medidas. Hay que ser muy cuidadosos con la institucionalidad del país y en este caso en particular con la autonomía del Banco Central. Quien fue hasta hace poco su Presidente, lo debiera tener aún más claro”, dijo Vergara este viernes a Pulso.

Fue en ese contexto, que al ser consultado esta mañana por el llamado de Vallejo, Marcel dio una potente señal de respeto al Banco Central, pero -de paso- corrigió a la vocera de La Moneda y se desmarcó fuertemente de sus dichos.

“Hay que distinguir entre lo que mucha gente ha planteado, incluso yo mismo en relación a la necesidad de conocer un diagnóstico actualizado del Banco Central respecto de lo que ocurre en el mercado cambiario, y otra cosa muy distinta es pedirle medidas. Eso es una cuestión que le corresponde plenamente al ámbito de responsabilidad del banco que ejerce con autonomía”, dijo el ministro de Hacienda esta mañana.

Pero fue más allá y advirtió que “si yo hubiera estado en la presidencia del banco, uno ahí tiene que entender que hay ciertos actores y autoridades que no están tan familiarizadas con los temas económicos y no necesariamente pueden hacer esa distinción. Lo importante es que como gobierno y en particular como Ministerio de Hacienda tenemos pleno respeto por la autonomía del banco y confiamos en su capacidad para interpretar la coyuntura y tomar sus decisiones”. Al ser consultado si la ministra Vallejo cometió un error, solo se limitó a señalar: “prefiero no calificarlo”.

El desmarque de Marcel sorprendió a algunos en La Moneda, desde donde esta mañana aseguraban que la ministra Vallejo ya había aclarado el punto durante su participación en el matinal de Mega. “Lamento que se haya malinterpretado. En esto seamos súper claros, como gobierno, y lo que nos corresponde, es respetar la autonomía del Banco Central, y de eso no hay duda”, dijo la portavoz de Palacio. Pese a eso, en el Ejecutivo, otras fuentes aseguran que ambos secretarios de Estados estaban coordinados y que habrían abordado en conjunto salidas al impasse.

Casi en paralelo a la aparición televisiva de la ministra, sin embargo, los dichos del ministro de Economía, Nicolás Grau, volverían a levantar polvo. “Sería muy importante que el Banco Central dé su opinión y que dé alguna idea de cuál va a ser su estrategia al respecto”, dijo en radio Duna y agregó que el hecho de que “un día (el dólar) llegue a $1.000 y que baje $50 a los días siguientes, eso obviamente no tiene explicación objetiva”.

Ante el ruido generado por las declaraciones cruzadas en el comité político, Vallejo optó por realizar un punto de prensa improvisado en La Moneda para cerrar la polémica. “Nuestra posición es una sola (con Marcel y Grau) respecto a esto, yo lamento que se preste a confusiones, esta evidentemente es una discusión sensible, pero nosotros tenemos una postura única y es lo que nos corresponde: el respeto a la autonomía del Banco Central, eso no está en duda en ningún caso”, dijo pasado el mediodía.

En paralelo, en los partidos oficialistas -principalmente de Apruebo Dignidad- vieron con sorpresa la réplica del jefe de Hacienda a Vallejo. En el mismo PC, colectividad en que milita la ministra y donde algunos dirigentes han sido críticos con Marcel, dirigentes advertían que se vio cierta “prepotencia” en sus declaraciones. En la dirigencia de Comunes, en tanto, apuntaron a una señal de “descrédito” contra la vocera, quien ha tenido un desempeño que califican -incluso sus pares del gabinete- como destacado.

La Reunión de Política Monetaria (RPM) de este mes es el martes y miércoles de la próxima semana (12 y 13 de julio), y ahí el BC debe decidir cuánto más subirá la tasa de interés que hoy se ubica en 9%. Esa será la próxima ocasión en que se verán las caras los consejeros del organismo autónomo y Marcel, porque el ministro de Hacienda participa por derecho propio en la instancia. En ella tiene derecho a voz, pero no a voto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.