Dime qué lees y te diré quién eres: 28 personajes cuentan cuál es su libro favorito




Ya lo había citado varias veces; entre ellas, en algún Día de los Enamorados cuando tuiteó la frase de El Principito que dice que "amar no es mirar el uno al otro, es mirar juntos en una misma dirección". Pero ayer quedó claro que la obra de Antoine de Saint-Exupéry parece ser el libro de cabecera tanto del Presidente Piñera como de varios miembros de Chile Vamos, cuando el Mandatario publicó una columna en El Mercurio, citando nuevos pasajes de ese mismo texto. Eso, a propósito de la conmemoración del Día del Libro.

Los pelambres en las redes sociales se demoraron poco en aparecer. Algunos en defensa, otros plantearon sus preferencias o hábitos lectores. La Tercera PM buscó un grupo diverso de personajes y les preguntó cuál es su libro favorito y por qué.

1. Cecilia Pérez, ministra vocera

La lectura me fascina. Leer libros es una necesidad. El libro que me acompaña desde niña es El Principito (Antoine de Saint-Exupéry). Lo he leído en distintas etapas de mi vida y las reflexiones que de él surgen me enriquecen en cada oportunidad que lo vuelvo a leer. Cómo valorar la amistad, relevar la importancia de los detalles que se vuelven esenciales en la vida, valorar los acontecimientos de mi vida y las personas desde el corazón más que la razón. Disfrutar las cosas sencillas de la vida. Me encanta y ahora es un libro que también es el preferido de mis hijas Catalina y María José de 12 y 9 años.

2.Paula Narváez, ex ministra de la Segegob

Me inclino por El Segundo Sexo de Simone de Beauvoir. Es una obra importante para el pensamiento feminista. Inaugural para mi.

3. Felipe Harboe, senador PPD

La cuarta revolución industrial de Klaus Schwamb. Da cuenta del cambio que están produciendo los avances de la ciencia y la tecnología en el mundo y la necesidad de adecuar pensamiento y diseño de políticas públicas, educación y forma de generar nuevos negocios.

4. Gabriel Boric, diputado Movimiento Autonomista

El diccionario de las veletas y otros relatos portuarios, de Oscar Barrientos Bradasic. Un viaje (no tan) imaginario a un puerto peregrino donde los bares de mala muerte, el mar y las conspiraciones para utopías del fracaso son las protagonistas.

5. Arelis Uribe, periodista y escritora

Es difícil elegir porque todo lo que leo igual me gusta, pero de lo más reciente sería "El verano sin hombres", de Siri Hustvedt. Es el último al que le puse 5 estrellitas en Goodreads porque es completo/complejo. Como novela tiene capas y estructuras muy inteligentes; la forma en que se abren y se cierran y se solapan las historias. Los cruces sensibles y bellos, como que la protagonista asista a un taller de lectura con mujeres ancianas y dé un taller de escritura para adolescentes, como una metáfora de que en la juventud se crea y en la vejez solo se repasa.

Además, tiene un juego ensayístico la zorra, hay pasajes enteros que son como libros de historia o columna de opinión, donde la voz/autora/narradora reflexiona sobre la desigualdad de género y sobre qué significa cambiar cuando la vida cambia.

6. Hermann Von Mühlenbrock, ex presidente de la Sofofa

El hombre que amaba los perros (Leonardo Padura). Relata cómo Stalin persiguió a Trotsky y a todos los otros comunistas que discrepaban de él. Cómo mató a millones de disidentes!!

[caption id="attachment_84364" align="aligncenter" width="300"]

El periodista Amaro Gómez-Pablos.[/caption]

7. Amaro Gómez-Pablos, periodista

Me encanta "Mortal y Rosa", de Paco Umbral, un gran escritor español, miembro de la RAE, y no muy conocido en Chile. Su prosa es lírica y es tal su maestría con el lenguaje que es un "hacedor de palabras" y en ese texto plasma todo lo que como padre le quiso decir a su hijo. Es de una belleza sin igual. Conocí a Paco Umbral de niño, era amigo de mi padre. Es un libro que releo.

Y también me gusta mucho una joven escritora que acumula viajes por la India y África para convertirlos en bitácora de crónicas de vidas. Además es muy guapa. Se llama Coté Terré, jajaja. ¡Y no soy objetivo con ella!

8. Thomas Keller, gerente general de Colbún

Probablemente sea "Confesiones de Félix Krull" de Thomas Mann. La pluma exquisita de Mann , en este caso exponiendo en forma brillante y divertida el arribismo.

9. Jacqueline van Rysselberghe, presidenta UDI

Me gusta mucho la historia novelada. Actualmente estoy leyendo Africanus (Santiago Posteguillo). Es entretenido y además siempre se aprende algo. El que más me ha gustado fue "El asesinato de Pitágoras" (Marcos Chicot), es descriptivo de la época pero al mismo tiempo entretenido.

10. Andrés Benítez, director editorial de Copesa

Un hombre, de Oriana Fallaci, que relata su experiencia personal con el poeta griego y líder de la resistencia, Alekos Panagoulis. Es un libro de una fuerza increíble, una historia de locura y amor como pocas. Y ella me encanta como personaje y escritora.

11. Sylvia Eyzaguirre, investigadora del Centro de Estudios Públicos

Ana Karenina, de Leon Tolstoi. Porque es una obra existencial, a través de los distintos personajes Tolstoi nos muestra el drama de la existencia: la búsqueda de sentido y el fracaso de ese intento. Hay solo un personaje que lo logra, lo descubre al final del libro. No lo voy a contar, pero es un final kantiano.

12. Jorge Burgos, ex ministro del Interior DC

Si tengo que elegir uno me quedo con Patrimonio de Philip Roth. Habla de la relación padre - hijo, es inconmensurablemente humano, simple en su profundidad, una joya.

13. César Barros, ex presidente de La Polar

Hernán Cortés, de Salvador de Madariaga.

Genial descripción del choque cultural del México pre hispánico y la Europa renacentista. Además el lenguaje castellano del siglo XVI, tan similar al de los huasos colchagüinos de antes con sus giros gramaticales, sus dichos populares y sus modismos.

14. Rodrigo Hinzpeter, ex ministro del Interior y gerente legal de Quiñenco

María Antonieta, de Stefan Sweig. Nunca he leído una buena historia mejor contada, tan bien descrita. Leerlo es vivir en Versalles y Trianon (mejor aún) un tiempo.

15. Rafael Gumucio, periodista y escritor

La búsqueda del tiempo perdido, de Marcel Proust. Es la historia de una conciencia desde todas las perspectivas. Es un libro que te obliga a repensarte a ti mismo. Un libro que te va leyendo mientras lo lees.

16. Carlos Gajardo, ex fiscal

El libro de los abrazos de Eduardo Galeano. Constituye una selección de historias breves que puedes leer de un viaje o de a poco. Cada historia te hace feliz. Cada historia te pone triste. Un charquicán latinoamericano con la pluma exquisita de Galeano.

17. Laurence Golborne, ex ministro de OO.PP.

Una obra que me gustó mucho en mi juventud es Juan Cristóbal de Romain Rolland (Nobel 1915). Es una novela que habla de la búsqueda del crecimiento y la sabiduría, con la esperanza de una humanidad reconciliada.

18. Eduardo Bitrán, vicepresidente ejecutivo de Corfo

Por qué fracasan las Naciones (Daron Acemoglu y James A. Robinson). Los factores institucionales juegan un rol clave en el avance al desarrollo. También la herencia cultural influye en la posibilidad de crear capital social, factor clave para la innovación.

19. Hernán Larraín Matte, consejero de Horizontal y miembro de Evópoli

Poemas y antipoemas de Nicanor Parra. Me abrió la cabeza. De ese lenguaje sublime, superior y muchas veces latero de los grandes vates, Parra se me cruzó con una belleza realista y cercana, dominada por lo irónico, burlesco y callejero. Fue antes y un después.

[caption id="attachment_143743" align="alignright" width="640"]

Maite Orsini[/caption]

20. Maite Orsini, diputada RD

Hay libros que marcan un antes y un después, y Autobiografía de una mujer sexualmente emancipada y otros textos sobre el amor, de Alejandra Kolontay, es uno de esos. Es que el machismo no es sólo un discurso, es una forma y un fondo que se mete hasta en los más mínimos detalles y ahí Kolontay pone el dedo y el análisis.

21. César Antonio Campos, animador de CHV

Secretos para Triunfar en la Vida,  de Eliecer Salesman. Es un libro que quizás ha marcado mi vida y que me lo regalaron mis papás cuando salí del colegio. Es un libro que si bien no entrega recetas, sí ayuda a concentrar energías en las cosas simples de la vida dejando de lado la materialidad de las cosas. Aun lo tengo y de vez en cuando lo hojeo.

22.Herman Chadwick Piñera, presidente de Enel Chile

Para meditar, Jesús de Nazareth, de Joseph Ratzinger, una maravilla.

23. Pedro Pablo Gutiérrez, socio de GWJA Abogados

Adiós al Séptimo de línea, de Jorge Inostrosa. Porque reúne en pos de una misma idea a chilenos de toda condición, quienes demuestran una bravura inmensa

24. Marcela Cubillos, ministra del Medio Ambiente

A toda edad, El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry. Desde la Universidad, cuando empecé en política, el diálogo del Principito con el Farolero fue el que más me marcó. Cuando le pregunta por qué apaga y prende el farol, el farolero le responde "es la consigna". Como el Principito no entiende, el farolero le dice "no hay nada que entender, la consigna es la consigna". A veces en la política estamos llenos de consignas que seguimos repitiendo, en vez de abrirnos a aprender de otros y de nuevas ideas.

25. Juan Sutil, empresario agrícola

Dime quien soy (Julia Navarro). Describe muy bien novelada la Historia de Europa y Rusia del último siglo y el dramatismo del violento proceso. Deja claro el horror del comunismo y socialismo real que causó tanto dolor.

26. Marisela Santibáñez, diputada PRO

El Perfume, de Patrick Süskind, es un libro que me representa completamente. De partida la historia es atrapante.

Admiro su pluma porque pudo con El Perfume llegar a miles de personas en todos los continentes e idiomas. Grenouville es un niño excluido socialmente, rechazado por sus pares que obsesiona su vida en torno a la búsqueda de olores, perfumes. Me representa porque al igual que Grenouville, tengo una sed incansable por encontrar justicia, consuelo, paz y dignidad para muchas niñas y niños de mi país. Al igual que el protagonista de El Perfume, persigo de manera obsesionada ese deseo.

27. Matías del Río, periodista de TVN

Lo que el dinero no puede comprar, de Michael Sandel, porque ayuda a entender el mundo.

28. Francisco Moreno, subsecretario de Hacienda

El año 92, en una apasionante clase de química, llegó a mis manos la revista "Noreste" que editaban Santiago Elordi y Beltrán Mena. Venía una entrevista al poeta Jorge Teillier. Ahí lo descubrí. De ahí no he parado de leerlo y releerlo. "Para ángeles y gorriones", "Poemas del país del nunca jamás", "El molino y la higuera" y "Hotel Nube" son mis favoritos. Otro escritor chileno que se fue sin haber recibido el Premio Nacional de Literatura.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.