Dos intendentes, 20 seremis, 33 alcaldes y un caso en el CDE: La estela del virus en el gobierno, Congreso y Justicia

A 22 días del primer caso en Chile, el Covid-19 ha mostrado su alta capacidad de contagio. Hoy hay dos regiones en los que parte o la totalidad de sus autoridades están en cuarentena, mientras en el Poder Judicial ya se conocen de los primeros casos. El Poder Legislativo tampoco se salva. Las cifras siguen corriendo.


Seis de las dieciséis regiones de Chile tienen autoridades sometidas a cuarentena o contagiadas con Covid-19. Desde que se conoció el primer caso en Chile el 3 de marzo pasado, ya suman 1.142 las personas infectadas por el coronavirus, e intendentes, seremis y alcaldes no se han salvado.

Las regiones Metropolitana, Ñuble, Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes son las que tienen a parte de su gobierno regional tocado por la pandemia, la que ha llevado a que incluso un gabinete completo -como es en el caso de la IX Región- se encuentre en su casa (ver infografía más abajo).

El virus se ha expandido también a otros organismos y poderes del Estado. Según cifras entregadas a La Tercera PM, en el Poder Judicial al día de hoy hay 182 funcionarios en cuarentena preventiva a nivel nacional, mientras cinco casos han resultado positivos al Covid-19.

En total, de la plana ejecutiva de gobierno son ocho las autoridades confirmadas con el virus y 61 que se encuentran en cuarentena preventiva. Las regiones que, por el momento, se encuentran con jefes regionales o comunales cumpliendo esta medida son Ñuble y La Araucanía.

En el caso de la Región de Ñuble, solamente hay un contagio confirmado en el gobierno regional: el director del Servicio de Salud, Ricardo Sánchez, quién arrojó positivo el domingo 22 de marzo. Por esta razón, y de forma preventiva están en cuarentena tres otras autoridades, además de todo el equipo directivo del servicio. Sumado a eso, hay otras seis autoridades que deben mantener cuarentena preventiva. Esto porque asistieron el pasado sábado 14 de marzo al matrimonio en Chillán del exseremi de deportes, Rodrigo Ramírez, donde hubo un caso positivo de Covid-19 entre los 150 invitados.

La situación es más crítica aún en la región de la Araucanía, donde hay al menos siete autoridades contagiadas. La seremi de salud, Katia Guzmán dio positivo al test. Hoy enfrenta una investigación por parte de la Fiscalía por no cumplir los protocolos de higiene y no hacer cuarentena después de que uno de los funcionarios de su repartición diera positivo. Como sostuvo una reunión con los 32 alcaldes de la región, todos ellos están hoy en cuarentena preventiva, según relataron a La Tercera PM desde la Asociación Chilena de Municipalidades.

En el Congreso, en tanto, se han conocido menos casos y sus autoridades han tomado varias medidas para evitar los contagios y asegurar su funcionamiento. Senadores como Isabel Allende (PS) y Carlos Montes (PS) fueron puestos en cuarentena preventiva por tener problemas preexistentes de salud, mientras la UDI Ena von Baer también está en la misma situación tras estar en contacto con la seremi de Transporte de Los Ríos, cuyos dos hijos dieron positivo. El diputado UDI Gustavo Sanhueza fue enviado a una cuarentena preventiva pues asistió al matrimonio en Chillán tras el cual varias autoridades fueron confinadas a sus casas.

El mundo judicial en alerta

Si hay un lugar en que es difícil mantener la distancia social que se requiere para prevenir el contagio de Covid-19 son los tribunales.

Es por eso que cada institución que interviene en los procesos judiciales ha adoptado medidas para evitar el contacto. En medio de la instalación de esta nueva forma de administrar justicia han surgido los primeros casos de cuarentena preventiva a causa del coronavirus entre abogados, jueces, fiscales y también en el CDE.

Este último organismo, a través de su presidenta subrogante Ana María Hubner, informó ayer que se había registrado el primer contagio de Covid-19 en el organismo y que afectaba al consejero del Comité Penal del CDE Daniel Martorell quien se encontraba ya en su hogar con tratamiento y adoptando medidas. Junto con eso se determinó la cuarentena de todos los funcionarios que tuvieron contacto con el abogado. En las últimas semanas no se había llevado a cabo consejos presenciales por lo que ninguno de sus compañeros estuvo expuesto y, además, los comités especializados -y el penal al que Martorell pertenece- desde hace varios meses ya funcionaban con modalidad videoconferencia.

En el Poder Judicial al día de hoy hay 182 funcionarios en cuarentena preventiva a nivel nacional. Cinco casos han resultado positivos al Covid-19, una funcionaria del Segundo Juzgado Laboral que obligó al dirigente de la Asociación Nacional de Magistrado Álvaro Flores a realizar cuarentena preventiva, al igual que los otros magistrados de esta jurisdicción.

Una situación similar se vivió en Punta Arenas, cuando un relator de esa Corte de Apelaciones dio positivo al virus. Todos los ministros, Juan Stenger, María San Martin, Marcos Kusanovic y Marta Pinto tuvieron que realizar cuarentena preventiva. Una situación similar se dio en el tribunal de alzada puertomontino. Ante un caso sospechoso, todos los magistrados se aislaron de manera preventiva sustituyendo su trabajo presencial por teletrabajo. Los afectados por esta medida fueron los ministros Jorge Rondini, Jorge Pizarro, Gladys Avendaño y Jaime Mesa.

En la Corte de Santiago no existe hasta hoy sospecha de algún contagio, pero por la edad y patologías varios ministros fueron enviados a sus casas de manera preventiva. En la Corte Suprema, en tanto, sólo se registró la medida preventiva llevada a cabo por la ministra Andrea Muñoz debido a que un pariente había tenido contacto directo con un sospechoso de Covid-19.

En el Ministerio Público, en tanto, no se registran casos de fiscales con coronavirus positivo. Lo que sí, algunos de ellos han guardado cuarentena a propósito de viajes recientes al extranjero a países de riesgo. Ese es el caso del fiscal regional de El Maule, Julio Contardo, quien viajó hace algunas semanas con sus hijos a Europa, mantuvo estricta cuarentena no presentando ningún síntoma.

Una situación similar se ha vivido con los fiscales de la zona Occidente Beatriz Silva, María Teresa Herrera y José Tejerías. Habían pasado vacaciones en países de riesgo y la jefatura les solicitó que se ailsaran de manera preventiva. Lo mismo pasa con el caso del fiscal Paul Martinson quien registró un caso sospechoso en el colegio de sus hijas por lo que decidió realizar la medida de manera preventiva.

Otro caso que registra el Ministerio Público es el del fiscal de Robos Miguel Villavicencio quien llegó de Italia, país que registra la mayor cifra de muertos por Covid-19, el 6 de marzo. De ahí en adelante realizó cuarentena a la espera de síntomas que nunca llegaron por lo que se descarta ser un caso positivo.

Comenta