El incómodo Mulet: voltereta del diputado y su decisión de ir a la reelección tensionan a Gabriel Boric

El diputado del FRVS se retractó ayer de no insistir con su repostulación a la Cámara Baja, pese a que había decidido declinar su candidatura tras ser acusado por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) del delito de cohecho pasivo. En el conglomerado aseguran que las confianzas están afectadas y que el giro del parlamentario podría tener efectos políticos. El abanderado presidencial, en tanto, se desmarcó de la determinación del parlamentario y señaló: "No cuenta con mi apoyo”.




Un tema incómodo para la candidatura de Gabriel Boric. En eso se ha transformado en las últimas semanas el vaivén de su par de Apruebo Dignidad, el diputado Jaime Mulet (FRVS), sobre su reelección.

El legislador por el distrito 4 se había bajado virtualmente de la carrera parlamentaria luego de que el Consejo de Defensa del Estado lo acusara, a inicios de septiembre, del delito de cohecho pasivo en el marco de su presunta participación en el caso de corrupción que investiga el Ministerio Público.

La Fiscalía de Atacama indaga una operación que involucraría a la Minera Candelaria en el pago ilegal de siete millones de dólares a la Municipalidad de Tierra Amarilla a cambio de que esta desistiera de una demanda por daño ambiental en su contra. Según la querella del CDE, el legislador se habría coludido junto a otros dos juristas -Hernán Bosselin y Ramón Briones- con el exalcalde de la comuna para obtener ese monto en un acuerdo con la minera que se viabilizó a través de Ley de Donaciones.

Sin embargo, y pese a que el parlamentario había comunicado a su coalición que declinaría su repostulación a un escaño en la Cámara Baja, este domingo se retractó públicamente. La decisión de Mulet se dio justamente luego de que su propio partido, el Frente Regionalista Verde Social, le pidiera reconsiderar su decisión.

A través de una carta que fue entregada este domingo por la directiva de su colectividad -que dirige el exdiputado Esteban Valenzuela como subrogante, luego de que el propio Mulet renunciara al cargo-, la entidad le señaló que “hemos escuchado a las y los regionalistas de Atacama y de otros lugares del país y te queremos decir ahora por escrito y formalmente lo que te dijimos desde el primer día: fue un error de tu parte hablar de declinar tu candidatura a diputado, no solo porque fue un hecho inconsulto, no solo por tu inocencia, sino también porque tú eres una parte vital para la sobrevivencia de nuestro gran proyecto regionalista verde”.

Y agregó: “Te queremos pedir que retomes y levantes tu candidatura a diputado y hagas todo el esfuerzo necesario para seguir en el Parlamento”.

Tras recibir la misiva, el diputado aseguró que “esta carta me obliga, yo soy un militante disciplinado de un partido que formamos nosotros, con el apoyo de todos ustedes o de muchos de ustedes acá (...). Entonces al escucharlos, obviamente yo estoy dispuesto, pero dispuesto porque ustedes están acá, dispuesto porque ustedes quieren apoyarme también, porque no es fácil”.

Las cuentas que sacan en Apruebo Dignidad

El asunto preocupa al comando del abanderado presidencial, quien esta mañana tuvo que volver a referirse al tema. Y aunque se desmarcó del giro de Mulet, en el Frente Amplio aseguran que de todas formas ha tensionado al candidato y, a su vez, a Apruebo Dignidad. “Lo que él nos comunicó a Apruebo Dignidad es que él no iba a ser candidato, más allá de que, por aspectos de plazos legales, iba a seguir en la papeleta. Nos comunicó que producto de la formalización él no iba a ser candidato y, por lo tanto, quiero ser muy claro: Jaime Mulet no cuenta con mi apoyo”, sostuvo Boric esta mañana.

Distintas fuentes del conglomerado aseguran que Mulet no comunicó a ninguna instancia formal ni de la coalición ni del comando que reactivaría su reelección. “Hay profunda molestia con el FRVS al interior de Apruebo Dignidad. Es difícil confiar cuando te dicen una cosa y hacen otra. Eso internamente ha complicado la relación”, afirma un dirigente del Frente Amplio fuera de micrófono.

En Apruebo Dignidad la estrategia que se ha conversado es evitar, en lo posible, “levantar más polvo” y agudizar la polémica. En todo caso, para algunos en el conglomerado la decisión de Mulet afecta más al rol de su propia colectividad al interior de Apruebo Dignidad que a la candidatura de Boric. “¿Cómo uno va a confiar en ellos después de esto, cómo vamos a darles un ministerio si llegamos a ser gobierno?”, señala otro representante del bloque en privado.

Desde el FRVS, en todo caso, aseguran que esta señal no es una afrenta contra la coalición ni menos contra el candidato presidencial del pacto. “La directiva nunca apoyó la decisión de Jaime Mulet de no ser candidato a diputado. En esto tenemos una diferencia con Gabriel Boric. El mismo Gabriel con el Frente Amplio encabezaron una acusación contra el fiscal nacional Jorge Abbott y acá tenemos 100% de certeza de que hay una trama”, afirma Esteban Valenzuela.

El dirigente explica que el asunto se comenzó a debatir en “una reunión hace como un mes en que nosotros expresamos que era un asunto interno de la FRVS y que no correspondía que los partidos políticos les consulten a otros cómo actuar y resolver”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.