El lote “Brito” (RD): las redes de la asesora de Ripamonti que abrió los fuegos entre el municipio y Puerto de Ideas

Camila Brito, quien integra el equipo de confianza de la alcaldesa frenteamplista, se habría negado a realizar un evento del festival en la ciudad, "por ser financiado por la embajada de Israel". Otros asesores de la alcaldía también defienden la causa palestina y forman parte de la facción del partido que lidera el hermano de Camila: el diputado Jorge Brito, a quien Ripamonti asesoró en el Congreso y que este fin de semana se juega la reelección por el distrito 7.




Una polémica que perdura generó Camila Brito Hasbún, directora del Programa de Cuidados y parte del gabinete del municipio, quien se habría negado a realizar en la ciudad el festival Puerto de Ideas, aludiendo que este era financiado por la embajada de Israel.

La comunidad judía, la embajada de Israel, diversos intelectuales y representantes de distintas áreas de la cultura condenaron el hecho, lo que incluso salpicó la candidatura de Gabriel Boric. El miércoles Giorgio Jackson, vocero de su campaña, señaló al respecto que “nuestro compromiso estará por promover distintas instancias de reflexión entre quienes piensen distinto”.

Si bien el municipio declaró que la propuesta de la organización no se ajustaba a lo ya programado por el equipo de eventos, hasta ahora la alcaldesa Macarena Ripamonti (RD) no se ha referido a la respuesta que, según la denuncia de Puerto de Ideas, entregó su compañera de equipo.

Pero ¿quién es Camila Brito? La hermana del diputado Jorge Brito (RD). Ambos estudiaron en Valparaíso, en la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM). Ella ingeniería comercial (se tituló en 2017) y él ingeniería civil industrial.

Fuentes del partido cuentan que Camila Brito lleva cinco años trabajando activamente en la zona y que participó en la elaboración del programa de la nueva alcaldía. Tras la elección, asumió la dirección ejecutiva de esa hoja de ruta y quedó a cargo de su cumplimiento.

La funcionaria “es muy buena en lo que hace”, señalan desde el municipio. Mensualmente gana $ 3.232.644 brutos. Su trabajo, en parte, permitió que la nueva administración cumpliera con el programa “de ataque” de los 100 primeros días, según lo aseguró la propia Ripamonti.

Brito forma parte del círculo cercano de la alcaldesa y participa en espacios de toma de decisiones, junto con la directora jurídica Hiam Ayllach, el abogado Janna Sakalha y el administrador municipal Leonardo Risetti, este último, abogado, exsecretario general de RD y exasesor legislativo de Jackson y del senador Juan Ignacio Latorre.

Además, junto con Ayllach, Sakalha -expresidente regional de RD- y la directora de Seguridad municipal Amal Kdiemati, defienden la causa palestina. En su Twitter, se describe como “feminista, de familia palestina”.

Ayllach ha compartido en su cuenta de Instagram publicaciones a favor del pueblo palestino. Sakalha fue gestor de intereses de la Federación Palestina de Chile, según consta en la plataforma InfoLobby del Consejo para la Transparencia, ante la Subsecretaría General de la Presidencia en octubre de 2020, para presentar un proyecto de ley sobre incitación al odio.

Kdiemati, en tanto, participó en 2012 en la Semana Árabe Universitaria, en la Universidad Austral de Chile, que llevó por nombre “Mundo Árabe, Símbolo de Resistencia en el siglo XXI”. Asimismo, en 2010 publicó una columna en la revista La Fragua titulada “Palestina: Entre lo irracional y lo callado”. La socióloga trabajó entre 2019 y 2021 en la dirección de Prevención y Seguridad de la Municipalidad de Maipú, bajo la administración de Cathy Barriga.

Ripamonti, antes de que emergiera su candidatura por la alcaldía, asesoraba al diputado Brito, hermano de Camila. Según comentan desde su entorno, Ayllach, su amiga y compañera de Derecho en la Universidad Viña del Mar, la habría recomendado para ejercer ese trabajo.

Asimismo, Ayllach, la directora jurídica, es pareja del convencional Jaime Bassa, quien colaboró en el Parlamento con el diputado Brito. Sin ir más lejos, fue él quien denunció el impasse que enfrentó el académico en la Comisión de Defensa Nacional del Congreso, cuando diputados lo increparon por no asistir con corbata.

El lote “Brito”

Naturalmente -califican desde el interior del partido- cuando Ripamonti ganó las elecciones y tuvo que definir a su círculo de confianza, convocó a algunos de sus excompañeros de trabajo y asesores de Brito en el Congreso, como el periodista Patricio Rojo (quien antes trabajaba para el parlamentario) y la socióloga Paulina Mardones, quien integró en un comienzo la Dirección de Desarrollo Comunitario.

El actual gerente de la Corporación Municipal, Jorge Cea, también es cercano al diputado RD y fundó en 2015 el proyecto “La Quinta Emprende” con la ayuda de Brito.

En la región, el parlamentario lidera “el lote de los sansanos”, uno de los dos que conforman el partido en la zona y que agrupa a los estudiantes de la UTFSM. A él sería afín la alcaldesa Ripamonti, Camila Brito, Janna Sakalha, e incluso el gobernador regional Rodrigo Mundaca, quien ganó como independiente con cupo RD y celebró la victoria en su comando (y después en las calles) acompañado de Brito.

El otro lote se denomina “De Cordillera a Mar” y fue levantado por la convencional María José Oyarzún (RD) y Sebastián Balbontín. En él participa el senador por esa región Juan Ignacio Latorre.

Este último grupo se caracteriza por ser “anticúpulas” y “más territorialistas”, señalan. En él participa la recién electa presidenta regional del partido Alejandra Toledo. En esas elecciones, en cambio, Ripamonti entregó su apoyo a Francisco Guzmán, también del lote “Brito”.

En la zona, cuando RD se oficializó como partido (2016), se comenzaron a gestar los primeros grupos “territoriales” en ciudades como Valparaíso y Viña del Mar. El vínculo con la comunidad y la incorporación de nuevos adherentes se fue expandiendo en paralelo a la consolidación del partido en espacios universitarios. Así, poco a poco RD fue ganando elecciones en centros de estudiantes, federaciones y más adelante en el Congreso.

Fue el caso de Brito, quien resultó electo presidente de la federación de la UTFSM en 2011 y luego diputado en 2017 por el distrito 7, con la nueva camada de parlamentarios del Frente Amplio que logró disputar ese espacio. Este fin de semana se define su reelección por el distrito 7.

Si bien en el entorno se reconoce que Brito tendría proyecciones hacia el Senado, y así también Latorre (por la reelección), por ahora no es posible identificar una competencia entre ambos. “Puede que la nueva Constitución ya ni siquiera contemple el Senado”, dice una de las fuentes consultadas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.