El presidente del Sifup se cierra a un recorte salarial colectivo: “Los jugadores no tienen por qué asumir las pérdidas del fútbol”

Gamadiel García, presidente del Sifup.

Gamadiel García respondió con fuerza a las propuestas de los clubes, que apuntan a bajar los sueldos de los planteles para enfrentar la inactividad de la industrica por el Covid-19. Sí asume que el futuro se ve muy duro.




Gamadiel García (40 años) reacciona con molestia cuando se le plantea la posibilidad de una rabaja de sueldos en los planteles del fútbol chileno. El presidente del Sifup lo descarta de plano y ni siquiera da pie a una negociación con la ANFP, pese a que reconoce que el actual escenario de la industria es tremendamente difícil y que se pondrá peor.

En el consejo virtual que organizó el jueves Sebastián Moreno, varios clubes propusieron derechamente que para enfrentar la crisis de la inactividad por el coronavirus es clave conseguir un recorte de los costos de las plantillas. Futbolistas y también cuerpos técnicos. La directiva de Quilín recibió la idea y se comprometió a plantearla al sindicato de jugadores, lo que aún no se hace oficialmente, pese a que ayer Moreno también sostuvo una videoconferencia con Gamadiel García.

De antemano, sin embargo, el presidente del Sifup le pone un freno a esta posibilidad: “No hay ninguna posibilidad de que se llegue a un acuerdo para rebajar sueldos, menos si ese acuerdo apunta a una rebaja colectiva. Cada uno de los arreglos a los que llegaron los jugadores es distinto uno de otro. Se cierran según los gastos que tiene cada quién, según su trayectoria, si está empezando o terminando su carrera. Hay muchas variables".

¿Pero usted está cosciente de que el escenario del fútbol chileno es extremadamente duro?

Sabemos claramente lo que está pasando. Pero si me dices que este mes, marzo, no se les van a pagar los sueldos a los jugadores como corresponde, no hay ninguna razón para que eso suceda. Entendemos que pueden haber conflictos a futuro.

¿Es decir que más adelante sí puede ser una alternativa la rebaja de salarios?

Lo que no puede haber es una rebaja colectiva para todos por igual. Que, por ejemplo, se defina un 50 por ciento de recorte para todos. Eso no se puede. Por otra parte, cualquier rebaja no puede ser una decisión unilateral de los dirigentes. Cuando los clubes recibieron tres millones de dólares por el contrato del CDF, los dirigentes no repartieron parte de ese dinero con los jugadores. Entonces, ahora, los jugadores no tienen por qué asumir las pérdidas del fútbol.

En otras ligas del planeta sí se han visto gestos de ese tipo de parte de jugadores y clubes. En Alemania, por ejemplo, el Bayern lo hizo.

Entendemos que hay un tema a nivel global. En otros países, en otro nivel de ligas, se han llegado a acuerdos entre los jugadores y sus instituciones. Pero estamos hablando de Alemania, Inglaterra, otro contexto o nivel de competencia.

¿Y cuál es el gesto que se debe esperar del futbolista en Chile?

Dentro de la actividad nacional, sigue siendo el jugador quien más entrega para que esto pueda funcionar. Muchas veces dejando de lado intereses personales por sobre los grupales. Lo que estamos diciendo es que no puede haber una estandarización de un descuento. Como te dije, hay gente que está terminando una carrera, gente que recién la está empezando. Algunos tienen hijos, pagan colegios, otros no. Son todas situaciones muy distintas.

Por ahora el fútbol chileno se mantiene con los dineros del CDF, pero esa entrada también está en riesgo...

A nosotros no nos corresponde opinar o revisar el contrato de la ANFP con el Canal del Fútbol. Ese contrato ni siquiera se conoce en detalle por los mismos clubes. Lo que sí, sería bueno saber si de verdad hay un peligro real de que la actualidad sucumba más.

Hoy por el coronavirus, antes por el estallido social. ¿Cree que el fútbol chileno está en peligro de quebrar?

Lo que está ocurriendo hoy es difícil, es muy grave. Va más allá del fútbol, es un tema del país completo, del mundo. Hay que tener claro que seremos todos afectados. Ricos, pobres... Todos. Lo importante es tratar de que los daños sean los menos posibles.

Comenta