Entre dulce y agraz: cómo vivió La Moneda las elecciones, los cálculos que sacan y los acercamientos del oficialismo con Kast

El Presidente dio un punto de prensa en La Moneda para felicitar a los candidatos que pasaron a la segunda vuelta.

El Presidente Piñera monitoreó ayer las elecciones y analizó, junto a su gabinete, los resultados. El diagnóstico en Palacio fue de frustración respecto a la presidencial tras la derrota de Sebastián Sichel, pero de entusiasmo en las parlamentarias. En paralelo, en Chile Podemos Más se iniciaron las conversaciones con el comando del líder de Republicanos para formalizar encuentros durante esta semana y fijar posturas, mientras que en el gobierno no hay definición sobre si habrá o no apoyo institucional a la candidatura del ex UDI.




Primero llamó al derrotado abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel; y luego al ganador de la jornada, el candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast. Cuando la tendencia mostraba resultados que ya no eran reversibles, el Presidente Sebastián Piñera pidió comunicarse con ambos.

En ese momento, el Mandatario se encontraba en La Moneda, donde llegó ayer alrededor de las 17.30 horas. Acompañado de algunos ministros de su comité político, el tono de la llamada, como es evidente, fue distinto con cada uno de los candidatos. Según quienes conocieron el contenido de la conversación, al primero -quien además fue su exministro de Desarrollo Social-, le agradeció por el esfuerzo puesto para enfrentar la primera vuelta y el tono de su mensaje cuando asumió la derrota.

En relación a la llamada de Kast -con quien sólo intercambió tres veces palabras desde que asumió su segundo gobierno, algo que resentía el líder de Republicanos-, fue en un “tono cordial”, lo felicitó y le dio ánimos para enfrentar el balotaje.

Los contactos de Piñera dieron cuenta del interés que mantuvo durante toda la jornada de elecciones. El Mandatario asistió a votar en la mañana y por la tarde se reunió en Palacio con los ministros del comité político y convocó, a las 17.30, a todo el gabinete para seguir los resultados.

Se dividieron en dos grupos: aquellos que estaban con Piñera en su oficina, y el resto que siguió los conteos desde el comedor presidencial. El Jefe de Estado, según presentes, lápiz en mano haciendo anotaciones, siguió atento el conteo de votos. Estaba sorprendido por la irrupción de Franco Parisi quien, a esas alturas, ocupaba el tercer lugar de las preferencias.

El diagnóstico

El ambiente, en todo caso, era de frustración. Si bien estaban conscientes de que Kast sería la carta probable que pasaría a la segunda vuelta, el desempeño de Sichel fue por debajo de lo esperado. Pero los ánimos no fueron del todo malos, pues La Moneda hizo un buen balance de los resultados de las parlamentarias, donde el sector alcanzó por primera vez la mitad de los representantes del Senado, mientras que en la Cámara de Diputados, si se suman las cartas que salieron del Partido Republicano, superan holgadamente el tercio.

Por esos resultados, Piñera, dicen en el gobierno, andaba de buen ánimo y así lo transmitió hoy a su comité político. Incluso, el Jefe de Estado estuvo ayer llamando a algunos de los ganadores en las parlamentarias y también a cercanos que fueron derrotados.

Pero en La Moneda -como es esperable- no estuvieron contentos con los resultados en materia presidencial. Para nadie es un secreto que el Presidente, una vez que ganó Sichel las primarias presidenciales en julio pasado, estaba entusiasmado con la idea de su triunfo. En más de una oportunidad se le escuchó decir, a modo de broma, que la fórmula para llegar a La Moneda tenía tres ingredientes: llamarse Sebastián, ser independiente y venir del centro. Un discurso que, de a poco, fue dejando atrás al mirar con preocupación la irrupción de Kast, a quien incluso una vez lo calificó como “extremo”.

El diagnóstico de Palacio es que hay buenas posibilidades de que Kast sea quien gane en el balotaje y que ese escenario es “muchísimo” mejor que un triunfo del abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric. Por lo mismo, creen que los partidos deben ser pragmáticos en esa materia y llegar a “buenos acuerdos” con el comando de Kast. De tal forma, al menos dos ministros creen que esas conversaciones y reuniones se tienen que producir rápidamente.

Asimismo, algunos apuestan a que todo dependerá de la actitud que también adopte la carta de Republicanos frente a los partidos. En esa línea, agregan que una buena señal fue el discurso que dio anoche, en el que dio señales de unidad e hizo gestos a personeros como Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN), Ignacio Briones (Evópoli), y al propio Sichel. También consideran que ayudaron en esa línea las palabras que del exministro de Desarrollo Social quien se abrió a respaldar a Kast durante la segunda vuelta.

En este contexto, según fuentes del oficialismo, Piñera conversó con algunos dirigentes del bloque y contactó a algunos de los timoneles de los partidos para comentar el escenario.

Contactos con Kast

Y justamente con el objetivo de tener acercamientos rápidos, es que desde ayer en la noche el comando de Kast comenzó a coordinar reuniones con los partidos oficialistas para esta semana, idealmente a partir de este martes. Esto, porque la votación del Presupuesto para el próximo año en el Congreso atrasó las diligencias que en el comando esperaban que se dieran hoy.

Con todo, las colectividades aún estaban a la espera de sus definiciones institucionales. Si bien la UDI fue a apoyar rápidamente a Kast ayer a su comando tras el triunfo, desde RN descartaron juntarse con el comando hoy. En el gremialismo, además, sostendrán una reunión de directiva hoy para continuar analizando el escenario post comicios.

En el partido liderado por el senador Francisco Chahuán comentan que el timonel se contactó ayer dos veces con Kast: primero, para abordar la idea de hacer un gran acuerdo programático -que incluya partidos, comando, centros de estudio, independientes y nuevas fuerzas- y, después, para pedirle mayor participación de los partidos. Esto último considerando que en esa tienda piensan que uno de los problemas de la candidatura de Sichel fue que no los integró.

En ese partido tenían citada para hoy a las 18:30 a la comisión política y luego faltaba convocar el consejo general, lo que podría darse este martes o miércoles, para resolver qué harán de manera institucional.

Para mañana martes, en tanto, está convocado el consejo general de Evópoli, colectividad que más complicada está para darle un apoyo a Kast. En esa tienda se dice que en ese consejo podría intervenir el senador y sobrino del abanderado, Felipe Kast, quien hasta ahora ha mantenido silencio al respecto.

Desde el PRI están a la espera de una cita formal, pero lo cierto es que ayer el partido acudió a saludar a Kast y su presidente, Rodrigo Caramori, conversó personalmente con él.

La negociación de RN por el programa de gobierno causó tensión al interior de la UDI, donde hoy su timonel, el senador electo Javier Macaya enfatizó en un punto de prensa que “no se trata de plantear ni exigencias ni condiciones para el apoyo, el apoyo está y lo planteamos desde el día uno”. En ese partido, incluso algunos miraban con extrañeza todos los procesos que las otras colectividades activaron para formalizar el apoyo a Kast, a diferencia de ellos que lo hicieron inmediatamente.

En cuanto a si habrá un respaldo institucional de La Moneda hacia Kast, aún no está resuelto. En el Ejecutivo dicen que primero quieren esperar la postura oficial que adopten las colectividades del bloque. Sin embargo, ya hay diálogos informales entre el vocero Jaime Bellolio y el comando de Kast, principalmente, con el exdiputado Arturo Squella -quien es el negociador político del comando- y el encargado programático Cristián Valenzuela.

Asimismo, varios ministros transmiten en privado que votarán por Kast en el balotaje y ya para la primera vuelta, según fuentes de gobierno, hubo algunos que lo hicieron, como Raúl Figueroa (Educación) y Julio Isamit (Bienes Nacionales).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.