Fichaje en ciernes: Las razones y obligaciones que llevan a Alexis Sánchez al Barcelona

Alexis-Barcelona.jpg

Alexis Sánchez marcó 46 goles y realizó 37 asistencias en sus 141 partidos con Barcelona. El tocopillano podría regresar a la Ciudad Condal.

Postergado en Inter de Milán, el tocopillano tiene la gran oportunidad de demostrar su vigencia en un club que está en plena reconstrucción. Su fichaje tiene la viabilidad de llevar a un jugador de renombre a costo cero, para un equipo agobiado por las deudas. Asimismo, su estrecha relación con el técnico Xavi Hernández entrega la confianza suficiente para intentar el traspaso. Sin embargo, el chileno arriba al equipo culé con la obligación de buscar los goles que faltan y como una referencia para los nuevos valores de la cantera, tal como el retornado Dani Alves.




Hace poco más de un mes que se incuba la idea de volver a ver a Alexis Sánchez con la camiseta de Barcelona en LaLiga. Claro que esta vez será muy diferente al gran fichaje de hace más de una década. El tocopillano llegará a un club en completa reconstrucción, a cumplir un papel fundamental para sacar a la institución de su profunda crisis.

En agosto pasado, cuando Lionel Messi ya había sentenciado su partida a Paris Saint-Germain, el presidente del Barcelona, Joan Laporta, reconoció la situación financiera “dramática”. Un pasivo de más de 1.500 millones de dólares y un límite salarial menor a los US$ 120 millones anuales, un 25% respecto de la temporada anterior.

Ese es el equipo que encontrará el Niño Maravilla en su regreso a la Ciudad Condal, si es que concreta la operación. Una institución con fuertes restricciones de presupuesto, una de las principales razones para visar el fichaje del delantero chileno.

Con poca acción en Inter de Milán, la posibilidad de regresar a la disciplina blaugrana le abre una puerta enorme al atacante para demostrar su vigencia. Actualmente, Sánchez le cuesta al club italiano casi US$ 12 millones entre el sueldo neto y los impuestos.

Por eso en Lombardía miran con buenos ojos la posible partida del artillero nacional. Una cesión a costo cero, donde los catalanes deberían hacerse de la totalidad o un porcentaje del elevado emolumento del futbolista.

El desafío para Alexis

Y aunque asoma como una ventaja, lo cierto es que las obligaciones del tocopillano son elevadas. En caso de que se realice el traspaso, el atacante llega con el deber de ser la solución al gran problema que hoy aqueja al equipo de Xavi Hernández: la extrema falta de gol.

Encima, la condición física del chileno es una de las dudas que más complica a la institución catalana. Alexis, quien el domingo cumple 33 años de edad, ha visto muy limitada su participación en esta temporada, producto de las lesiones que lo han afectado tanto en Inter como en la selección chilena.

“Alexis Sánchez tiene una buena relación con Xavi. Sin embargo, en Barcelona están preocupados por sus constantes lesiones durante este 2021. Es un jugador que calzaría de manera perfecta en este proyecto, pero todavía existen dudas”, dice a El Deportivo un cercano al jugador.

El delantero ha sido titular solo en uno de los 14 duelos que ha disputado con el campeón peninsular, de los 23 que se han jugado en la temporada. En esos partidos, en los que ha sumado 378 minutos (el 18% del total del equipo), dos goles y tres asistencias.

Regreso de un referente

Tal como ocurrió con el regreso de Dani Alves, la contratación de Sánchez podría dar un nuevo impulso mediático al alicaído experimento sin Messi. Sin embargo, la llegada del Niño Maravilla tiene el plus de ser una referencia para un plantel con muchas figuras emergentes.

En ese sentido, Sánchez tendrá la obligación de ser uno de los jugadores prominentes que tirarán el carro del resurgimiento. Ya no como un actor de reparto, sino con el protagonismo que no logró a desarrollar en pleno en su primera incursión en el Camp Nou.

¿Qué falta?

Pero qué tan factible es el retorno de Sánchez al Barcelona. Las negociaciones entre Inter, el cuadro culé y el jugador no son nuevas. Llevan semanas y lo cierto es que ya está prácticamente sellado el acuerdo entre todas las partes, que también incluye el traspaso del neerlandés Luuk de Jong al conjunto lombardo.

Desde ese punto de vista, está todo chequeado. El goleador histórico de la Roja, de hecho, está dispuesto a bajar parte de sus emolumentos con tal de jugar en el Camp Nou. ¿Qué falta, entonces? Que se resuelva el caso de otro jugador que interesa de sobremanera al Barça. El delantero español del Manchester City, Ferrán Torres, quien es la gran obsesión del club en el mercado de invierno europeo. El ariete de 21 años cuesta cerca de US$ 70 millones, dinero que hoy es imposible para los catalanes. Según información de medios españoles, el Barcelona tiene US$ 45 millones para ofrecer, lo que es muy insuficiente.

Pero esa negociación sigue en pie. El gigante venido a menos debe hacer una serie de movimientos financieros para acercarse al monto que pide el City y también para hacer espacio en el tope salarial de su plantilla. Ahí está el único obstáculo que separa a Sánchez de su exequipo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.