¿Fino y elegante? Daddy Yankee dejó Chile sin declarar en investigación e hizo uso de su derecho a guardar silencio

Daddy Yankee

Si bien detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos llegaron a entrevistarse con el artista al Estadio Nacional, de acuerdo con fuentes cercanas a la indagatoria el "Big Boss" y su mánager se acogieron a su derecho a guardar silencio. Eso sí, las diligencias tras la denuncia del productor nacional, con quien el artista había pactado conciertos que finalmente no se concretaron, continúan adelante.


Tras pasar cinco días en Chile y haber repletado por tres jornadas consecutivas el Estadio Nacional, el viernes 30 de septiembre Daddy Yankee dejó suelo chileno rumbo a Argentina, donde continuó con su exitosa gira de despedida. Y a pesar de que para la mayoría de sus fanáticos el cantante cumplió con las expectativas, el productor chileno que lo denunció por presuntos delitos de falsificación de contrato y presentación de pruebas falsas, Cristián Argomedo, quedó con un gusto amargo, ya que el artista puertorriqueño finalmente no declaró en la investigación abierta en su contra.

Si bien efectivos de la PDI se habían preparado para tomar testimonio al “Big Boss”, previa instrucción de investigar emanada por el fiscal Paulo Ramírez de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte -donde se estampó la denuncia-, esto no se concretó.

De acuerdo con lo señalado por fuentes ligadas a la indagatoria a La Tercera PM, detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) llegaron la tarde del jueves 29 hasta el coloso de Ñuñoa, antes de que el cantante subiera al escenario en su último concierto en Chile, y así dar curso a la diligencia. Sin embargo, al entrevistarse con él, con el abogado que lo representa y con su mánager, estos transmitieron que se acogerían a su derecho a guardar silencio.

Según los mismos personeros, transmitieron que si bien colaborarán con los antecedentes que tienen en su poder, no se entregará testimonio verbal.

Consultado Gianfranco Grattarola, abogado de Daddy Yankee en Chile, declinó profundizar sobre el trámite. “Toda diligencia que se realice por la Fiscalía en el marco de la investigación es de carácter reservada”, manifestó.

Por su parte, Juan Pablo Buono-Core, representante del querellante, afirmó que si bien para ellos era “importante” la declaración del cantante, “su decisión de guardar silencio no afecta para efectos de la indagación, porque en nuestro sistema procesal penal, la fiscalía debe investigar prescindiendo de la declaración del imputado, precisamente porque tiene derecho a guardar silencio”.

El origen de la causa

En noviembre de 2018, Cristián Argomedo, representante legal de Producciones y Eventos Empire Digital Limitada, ingresó una demanda civil contra el artista, su mánager y el sello “El Cartel Records”, por la cancelación de tres conciertos que se había comprometido junto a Luis Fonsi. Si bien el asunto no fue más allá y el empresario aún no consigue la indemnización solicitada, durante ese proceso fue que advirtió elementos que podrían ser constitutivos de delitos.

Como explicó el abogado Buono-Core, en medio de las pruebas que la parte demandada expuso para librarse de la acción civil, presentaron ante el 11° Juzgado Civil de Santiago un contrato en inglés que daba cuenta de que los tribunales puertorriqueños eran los competentes para pronunciarse, por lo que el tribunal desistió. Pero luego, tras una apelación, en la Corte de Apelaciones de Santiago se presentó un peritaje en que se sostenía que el mencionado contratado era fraudulento. Por lo mismo, el empresario determinó a principios de este mes denunciar los hechos ante el Ministerio Público.

Así las cosas, llegó hasta la Fiscalía Metropolitana Centro Norte y estampó una denuncia por presuntos delitos de falsificación de instrumento privado (contrato) y fabricación de pruebas falsas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.