Germán Codina, alcalde de Puente Alto: “Hay elementos que es necesario que Kast reconsidere, pero me representa más su proyecto”

Germán Codina, alcalde de Puente Alto.

Germán Codina, alcalde de Puente Alto.

El jefe comunal -a diferencia del silencio que mantuvo en la campaña del exabanderado oficialista Sebastián Sichel- dice que respalda al candidato del Partido Republicano ante "el proyecto de la ultraizquierda dominado por el Partido Comunista" de Gabriel Boric. Pese a ese apoyo, asegura que "voy a seguir liderando la derecha social y mis convicciones no cambian".




Dice que queda poco tiempo para la segunda vuelta presidencial y que, por lo mismo, ya no hay margen para condicionar apoyos. Así, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina (RN), asegura que respalda al abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast.

Asimismo, reconoce que ha habido acercamientos del comando del candidato con él y que en la primera vuelta presidencial no hizo campaña por Sichel, porque “no fui convocado”. Codina, sucesor y cercano al senador Manuel José Ossandón, quien hoy también anunció que votará por Kast, afirma que el presidenciable “tiene muy claro que hay avances que tiene Chile en los que no se puede retroceder por ningún motivo y lo que hay que hacer es profundizar el combate contra la delincuencia y el narcotráfico que hoy día son un cáncer”.

La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, se sumó a apoyar a Kast, pero usted había condicionado su respaldo a los cambios que se hicieran al programa. ¿Qué va a hacer al final?

He sido claro y la gente conoce mi trayectoria política, mi compromiso con la democracia y creo que, a dos semanas de la elección presidencial, no tenemos que estar cuestionando los apoyos. Tenemos que tomar decisiones y voy a apoyar a José Antonio Kast a pesar de tener diferencias con él, pero son aún más profundas las diferencias que tengo con el proyecto de la ultraizquierda dominado por el Partido Comunista.

¿Por qué decide respaldarlo? ¿Solo apelando a que tiene más diferencias con Gabriel Boric?

Apoyo a Kast porque se enfrentan dos proyectos muy distintos en esta elección. Por una parte, la ultraizquierda dominada por el PC que ha socavado la democracia en distintos países de América Latina y el mundo y que cuando están en el poder traicionan los principios que dicen defender. Y, por otra parte, el proyecto de conservar las libertades, combatir con fuerza el narcotráfico y la corrupción, pero también conservar las políticas sociales que tanto le han servido a Chile para superar la pobreza, que por cierto están al debe y que creo que deben ser perfeccionadas.

Antes había puesto en duda el respaldo pidiendo cambios profundos en el programa, los que aún no se ven. ¿Por qué adelanta el apoyo?

Los acercamientos que he tenido con personas del equipo de Kast me han dado luces de flexibilidad y que están dispuestos a incorporar elementos de equidad y de distribución de recursos en los municipios. He planteado que los municipios de las comunas donde hay más dificultades y más vulnerabilidad reciban más recursos, y no como es hoy día producto de una ley de los años 90, cuando gobernaba la Concertación y que ha profundizado la desigualdad entre los municipios.

¿Usted se siente representado por Kast?

Tengo diferencias con él, pero hoy nos enfrentamos a una coyuntura donde tenemos que elegir o un proyecto que asegure la libertad, el combate al narcotráfico y a la delincuencia o un proyecto de la ultraizquierda dominada por el PC.

¿Pero, más allá de eso, se siente representado por Kast?

Aunque hay elementos que creo que es necesario que Kast reconsidere, me representa más su proyecto de la libertad que el de la ultraizquierda dominada por el PC.

¿Es el mal menor Kast?

Chile durante las últimas décadas, a pesar de estar al debe en la construcción de equidad y justicia, ha avanzado. Para eso se necesita que haya libertad y condiciones para que haya progreso y sobre todo combatir con fuerza el cáncer que hoy día afecta a las democracias, que es el narcotráfico y la corrupción. Claro que es un proyecto que me representa más que el de una ultraizquierda dominada por el PC, que llegando al poder termina traicionando muchos de los principios que dice defender.

Usted dice que le representa “el proyecto de libertad” de Kast, ¿en qué ve esa libertad?

Primero, en el respeto al Estado de Derecho, creo que los avances que ha habido en las democracias occidentales son fundamentalmente producto de garantizar la separación de poderes y que las personas puedan ejercer libremente sus libertades. Creo que es necesario profundizar políticas sociales para redistribuir mejor el progreso y terminar con los abusos, sean políticos, de empresarios o de ciudadanos comunes y corrientes.

Usted plantea lo de la libertad, pero el programa de Kast tiene aspectos contradictorias como, por ejemplo, el querer derogar la ley del aborto en tres causales.

Él ya ha indicado que es el Congreso el que legisla y él no se va a entrometer en los avances que ha tenido Chile durante las últimas décadas. Me interesa el proyecto para que los municipios tengamos más recursos, podamos brindar soluciones cercanas a la ciudadanía, acercar el poder a la gente y que se redistribuyan distinto los recursos entre las comunas en donde hay más necesidad y que se revierta la desigualdad que hay hoy día.

¿Ha hablado con Kast?

No he hablado con él, pero creo que es responsabilidad de quienes somos líderes de opinión informar cuál es nuestra posición frente a una coyuntura de esta naturaleza. No se puede perder tiempo, porque estamos a escasas dos semanas de la elección presidencial.

Usted decía que ha hablado con gente del comando que le transmitió que se harían los cambios en la línea correcta. ¿Quién del comando le pidió colaborar?

Más que los nombres, lo que yo valoro es la disposición y creo que lo más importante aquí es que tenemos que construir un Chile más justo y eso es sobre la base de profundizar el progreso y realizar modificaciones profundas.

¿Va a asumir algún rol en la campaña en la primera línea?

No, a mí no me interesa ningún cargo de ninguna naturaleza. Estoy empeñado en trabajar en mi territorio, en Puente Alto.

¿Por qué en la campaña de Sichel no hizo este llamado y estuvo ausente?

Todos saben que durante el último año he apoyado todos los proyectos que son más de centro, pero creo que en esta coyuntura hay dos posiciones muy contrapuestas en donde uno tiene que manifestarse. En su momento, le brindé apoyo a Sichel, pero creo que él solo terminó cometiendo errores, por ejemplo, cuando no reconoció que había retirado el 10% en vez de haber dicho la verdad.

¿Por esas cosas se alejó de la campaña?

Creo que cometió varios errores. Las personas estábamos en el territorio y trabajando junto a la gente, pareciera que nos transformamos de un momento a otro en personas leprosas. En ningún minuto se nos pidió opinión, ni se nos convocó a poder aportar realmente desde las ideas en las campañas. Entonces, prefiero mirar hacia adelante.

En la primera vuelta, en Puente Alto, Gabriel Boric lideró con casi el 38% de la votación, ¿hace alguna autocrítica?

No participé del equipo de campaña de Sichel, porque no fui convocado a ser parte, entonces, no podría responsabilizarme por el trabajo de otros.

¿Y espera que Sichel respalde a Kast? ¿Qué le parecieron las condiciones que puso?

Todos están en libertad de opinar y poner las condiciones que estimen convenientes, pero creo que la pregunta es si hay tiempo de empezar a hacer negociaciones que van a confundir a la ciudadanía en este momento, en vez de brindar un apoyo teniendo dos proyectos que son tan distintos y que es evidente que uno, que es el de la ultraizquierda dominada por el PC, puede hacer retroceder a nuestro país, y otro que espera conservar las libertades.

Usted dice que representa a la derecha social, sin embargo, ahora opta por Kast. ¿Cómo se explica eso?

Voy a seguir liderando la derecha social y mis convicciones no cambian en nada por tener que elegir, producto de la democracia y la forma en que se han dado las elecciones, entre dos opciones que son tan distintas y nunca voy a apoyar a un proyecto que no me brinda ninguna garantía.

¿Kast le da garantías?

Kast tiene muy claro que hay avances que tiene Chile en los que no se puede retroceder por ningún motivo y lo que hay que hacer es profundizar el combate contra la delincuencia y el narcotráfico que hoy día son un cáncer.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.