Senador Ossandón anuncia que votará por Kast en segunda vuelta, pero advierte que si el republicano quiere llegar a La Moneda “debe dar garantías en temas esenciales”

Autoridades-llegan-a-l-7134043.jpg

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

“Creo honestamente que Boric quiere lo mejor para Chile, pero su proyecto de gobierno nos va a dejar en un peor lugar del que estamos", afirmó el militante de RN. Y agregó: "Por lo demás caer en manos del Partido Comunista y del Frente Amplio no es una buena noticia para Chile. Lo que ellos son y representan es sinónimo de retroceso, es revivir la lucha de clases, la intolerancia a pensar diferente".




El senador de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón anunció que en la segunda vuelta presidencial del 19 de diciembre votará por José Antonio Kast (JAK).

El parlamentario dio a conocer su decisión a través de redes sociales, donde publicó un extenso texto con sus reflexiones respecto a la determinación.

En ese sentido, se puso a disposición del abanderado del Frente Social Cristiano, pero le advirtió que si quiere llegar a La Moneda “debe dar garantías en temas esenciales”.

“Hay mucho en juego como para andar con medias tintas. La gente me conoce y sabe de mi trayectoria. Voy a votar por José Antonio Kast, porque hoy, en contraste con la candidatura de izquierda, es la mejor opción y porque tiene un liderazgo, consistencia, carácter y preparación para enfrentar temas importantes y sentidos para la ciudadanía. El país no se puede exponer a un candidato que hace solo un año dijo que no tenía suficiente preparación para gobernar”, comenzó diciendo el parlamentario en su texto.

“El éxito del próximo gobierno se juega en su capacidad de realizar cambios y reformas necesarias y urgentes, pero desde la moderación y el pragmatismo. La elección del 21 de noviembre tuvo un mensaje claro a toda la clase política, incluida a la Convención Constitucional. Es momento de serenarse y terminar con el enfrentamiento, tan notoriamente desatado durante el último tiempo”, continuó.

Ossandón agregó que Kast “tiene en sus manos la opción de cambiar el rumbo de la derecha. Y dejar atrás un gobierno que no supo escuchar a la gente y cuyo único relato fue creer que el empleo y el crecimiento traería estabilidad política, diagnóstico que el 18 de octubre se preocupó de derribar”.

Tras eso, apuntó sus dardos al rival de Kast en el balotaje, el candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric: “Creo honestamente que Boric quiere lo mejor para Chile, pero su proyecto de gobierno nos va a dejar en un peor lugar del que estamos. Porque quiero un mejor país, aspiro a que JAK pueda imponerse en la elección del 19 de diciembre. Aunque hemos tenido grandes diferencias en el pasado, hoy me centro en los puntos que tenemos en común como el orden público, la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, el crecimiento económico y la defensa de la vida. Celebró la empatía que él ha tenido con la ciudadanía en esos temas, la derecha, y Kast, llevamos la delantera”.

El militante de RN continuó con su diagnóstico y aseguró que “Chile vive un proceso de cambio, no podemos esconder la cabeza. Negarlo sería un error manifiesto y no solo eso, sería dejar la cancha abierta a una izquierda que se siente dueña de los cambios, pero que históricamente ha demostrado ser experta en diagnósticos, pero incapaz de encontrar soluciones reales”.

Por lo anterior, aseguró que “no podemos ni debemos regalarle este espacio de reformas necesarias y posibles a la candidatura de Gabriel Boric. Tenemos que decirles a los chilenos que la agenda social también es nuestra agenda, que no creemos en una sociedad donde cada uno debe rascarse las uñas para sobrevivir, que estamos por mejorar las condiciones de vida de los sectores medios y vulnerables, que queremos igualar la cancha y que no representamos solo a un distrito o una circunscripción”.

“J.A Kast es hoy sinónimo de orden, seguridad y respeto por las instituciones, pero también debe representar cambio. Aferrarse solo a mantener el orden sin entender lo que la gente clama, especialmente en los sectores populares que me toca representar en Santiago, ahí donde los votos escasean, es ponerse una venda en los ojos”, complementó.

Y siguió: “Para que JAK llegue a La Moneda debe dar garantías en temas esenciales como el respeto hacia las mujeres, ninguneadas y denostadas por un diputado electo del Partido Republicano; el acceso a derechos sociales básicos como salud, educación y pensiones; el reconocimiento de que el cambio climático existe y que sí depende de la acción humana, aspecto que el programa original del candidato ha relativizado; el respeto absoluto por los derechos humanos, algo que mucha gente duda debido al apoyo a incondicional que el candidato ha entregado a la dictadura militar. Me detengo en este último punto porque a mi parecer es muy relevante, considerando que una gran parte de la estrategia de JAK es criticar con toda justificación a regímenes totalitarios, dictatoriales y criminales como el de Cuba, Nicaragua y Corea del Norte”.

El senador aseguró, además, que “por lo demás caer en manos del Partido Comunista y del Frente Amplio no es una buena noticia para Chile. Lo que ellos son y representan es sinónimo de retroceso, es revivir la lucha de clases, la intolerancia a pensar diferente, es el peligro de restringir libertades políticas y también poner en jaque otras libertades más básicas como las de enseñanza, culto y hasta las de la propiedad privada”.

Ossandón concluyó su reflexión haciendo un llamado a su sector a que “nos pleguemos a esta campaña y que el próximo 19 de diciembre votemos y multipliquemos la presencia en las urnas. Invito a todos a hacer una campaña positiva, basada en las ideas. Las presidenciales no las ganaremos con la receta del miedo y el anticomunismo y sí en cambio con ideas nuevas, que pongan foco en la seguridad, pero bajo el argumento que sin cambios profundos el país no podrá recuperar la estabilidad”. 

“Sé que algunos me van a criticar por poner en evidencia pública algunas de las falencias de la candidatura de JAK. Pero lo hago con plena conciencia y con el convencimiento de que si queremos llegar a La Moneda necesitamos ampliar la base de apoyo y llegar con nuestro mensaje a los votantes más moderados, que resolverán la segunda vuelta presidencial”, concluyó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.