Impeachment a Trump golpea carrera presidencial demócrata: cuatro precandidatos hacen pausas en sus campañas

(Foto: Reuters) Elizabeth Warren y Bernie Sanders durante un debate en Iowa, el 14 de enero.

Los senadores Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Michael Bennet tienen la obligación constitucional de servir como jurados en el juicio político contra el mandatario, lo que complica sus campañas de cara a los caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire.


Cuatro de los precandidatos demócratas que se postulan para desafiar a Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre tienen que lidiar con un nuevo dolor de cabeza: debido a su obligación constitucional de servir como jurados en el juicio político que se desarrolla contra el mandatario en la Cámara Alta, Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Michael Bennet deberán hacer una pausa en sus campañas, lo cual podría dar una ventaja a sus rivales de cara a los desafíos electorales más inmediatos: los caucus de Iowa y las primarias de New Hampshire.

Según The New York Times, el proceso de impeachment contra Trump podría terminar en dos semanas, o podría extenderse mucho más, dependiendo de cuánto tiempo sea utilizado por cada lado y cuánta evidencia adicional, si la hay, los senadores voten para su revisión. En el mejor de los casos, según el plan del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el juicio tentativamente culminará con un voto para destituir o exonerar a Trump el próximo 31 de enero. Pero si los senadores acordaran llamar a testigos, el calendario del juicio se volvería mucho más difuso, y podría extenderse hasta febrero, advierte el periódico.

Este último escenario es el que complica a los senadores demócratas que buscan llegar a la Casa Blanca. Ello, porque los caucus de Iowa están programados para el 3 de febrero, mientras que la próxima cita electoral es el 11 de febrero, con las primarias de New Hampshire, seguidas por los caucus de Nevada, fijados para el 22 de febrero. Para ellos será, apunta la periodista de The New York Times, Stephanie Saul, como estar "en el último cuarto de un partido, con el resultado ajustado, sentados en la banca".

De hecho, Sanders se refirió al tema. "Preferiría estar en Iowa hoy", reconoció el senador por Vermont el jueves pasado, tras pasar buena parte del día en la ceremonia de juramentación que dio inicio al juicio político en el Senado. "Allí hay un caucus en dos semanas y media. Preferiría estar en New Hampshire y en Nevada y así sucesivamente. Pero juré mi deber constitucional como senador de EE.UU. para hacer mi trabajo y estoy aquí haciéndolo", comentó.

Frente a este escenario, la campaña de Sanders fue la primera en reprogramar los eventos, anunciando que la representante demócrata por Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, lo reemplazaría en dos manifestaciones en Iowa. Por su parte, Klobuchar envió a representantes de su campaña a una docena de eventos que se realizarán en los próximos días en Iowa y New Hampshire, incluidas cenas y apariciones de legisladores o su hija en los dos estados.

Warren, en tanto, planea aparecer en un evento en Iowa el domingo, aprovechando que ese día no hay sesiones por el impeachment contra Trump, informa Reuters. Ella ha programado una aparición en video ante un grupo laboral de Las Vegas el sábado, así como numerosos eventos organizados por simpatizantes, incluido el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, Julian Castro, un ex candidato que ahora la respalda.

Golpe para Klobuchar

Los candidatos que no están en el Senado, incluidos el exvicepresidente  Joe Biden y el exalcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, podrán seguir haciendo campaña como de costumbre. Buttigieg llevará a cabo cinco eventos en Iowa antes de dirigirse a Washington y Carolina del Sur más adelante en la semana. Biden y su esposa, Jill, por su parte, iban a participar en nueve eventos programados en Iowa, a partir de este martes.

[caption id="attachment_983144" align="alignnone" width="600"]

(Foto: AFP) La senadora Amy Klobuchar conversa con la prensa ayer en el Capitolio, durante un receso en el inicio del impeachment a Trump.[/caption]

Algunos expertos políticos de Iowa dicen que Klobuchar, una senadora de Minnesota cuya campaña obtuvo un impulso inesperado durante el fin de semana festivo cuando ella y Warren, senadora de Massachusetts, recibieron el respaldo de The New York Times, podría sufrir más que otros porque es menos conocida. "Ella tiene más que perder al salir del camino, y más que ganar al mantenerse en él", dijo Sue Dvorsky, expresidenta del Partido Demócrata de Iowa.

Similar diagnóstico realizó el portal Vox, el cual advierte que la falta de presencia en la campaña "podría quitar el viento de las velas de Klobuchar en particular; dado que aparece en quinto lugar en las encuestas y con un solo dígito, y no puede permitirse perder mucho tiempo con los votantes".

Según los promedios de la web Real Clear Politics, Biden lidera las encuestas en Iowa con 21% de apoyo, seguido de Sanders (17,3%), Warren (16,7%), Buttigieg (16,3%) y Klobuchar (8,3%).

Pero Al Jazeera advierte que si bien Biden puede beneficiarse del tiempo extra en Iowa y New Hampshire, queda por ver si todo el esfuerzo por juicio político contra Trump será un plus o no para el exvicepresidente, ya que él mismo está parcialmente en el centro mismo del impeachment. "Su nombre, junto con el de su hijo, Hunter Biden, estará al tope de los puntos de conversación republicanos durante el caso. Algunos han sugerido que el exvicepresidente se beneficiará de ser retratado como una amenaza política para Trump", destaca la cadena qatarí.

Trump es acusado por la Cámara de Representantes controlada por los demócratas de abusar de sus poderes cuando le pidió a Ucrania que investigara a Biden y obstruyera una investigación del Congreso sobre su conducta.

Comenta