Imaginacción, Mosa y Mayne-Nicholls: Una relación histórica que vuelve a asomar en Colo Colo

Mosa, Mayne-Nicholls y Carvajal

Foto: Agencia Uno.

La consultora asesora a Aníbal Mosa y a Harold Mayne-Nicholls. Con el ex presidente de la ANFP la relación es más antigua. También estuvieron en Quilín después de la salida de Sergio Jadue.




El lunes, en la Junta de Accionistas de Blanco y Negro donde se anunció el arribo de Harold Mayne-Nicholls al directorio, se vio a personeros ligados a la asesora comunicacional Imaginacción dialogando con las nuevas autoridades albas. Uno de ellos era Juan Carvajal, cuya descripción en el sitio web de la firma lo apunta como periodista especializado en Comunicación Estratégica y Gestión de Crisis, analista político de amplia trayectoria y director de la Secretaría de Comunicaciones, SECOM, en el gobierno de Michelle Bachelet. Imaginacción asesora a Mosa y a Mayne-Nicholls.

Histórico militante socialista, Carvajal vivió el exilio en la RDA, donde conoció a Michelle Bachelet. En 2005, el periodista ingresó a la primera campaña presidencial de la carta concertacionista en segunda vuelta, imponiéndose a Sebastián Piñera. Ya en La Moneda, Carvajal se hizo cargo de la Secretaría de Comunicaciones (Secom), donde lideró una estrategia marcada por un fuerte secretismo y un distanciamiento de los partidos oficialistas y que, por contrapartida, derivó en que la exMandataria culminara su periodo presidencial con una aprobación ciudadana superior al 70 por ciento.

Carvajal no acompañó a Bachelet hasta el final del gobierno. Meses antes abandonó su cargo para sumarse a la campaña de Eduardo Frei Ruiz Tagle. Su intervención, sin embargo, no alcanzó para que el ex Mandatario derrotara a Piñera en los comicios de 2009. Ya alejado del poder, el periodista se sumó a Imaginacción, la empresa de comunicaciones liderada por el histórico concertacionista Enrique Correa. Desde ahí, comenzó a cultivar el perfil de asesor estratégico. Del secretismo de su gestión anterior pasó a ser un habitual  comentarista de temas de actualidad. Y ya en el segundo gobierno de Bachelet, fue común verlo criticando el manejo político y comunicacional de las principales crisis que se vivieron en ese periodo: el caso Caval, el cambio de gabinete que Bachelet anunció en TV y ya en 2017, la controvertida salida del ministro de Hacienda Rodrigo Valdés.

La presencia de Carvajal en la Casa Alba no pasó inadvertida. La firma de Enrique Correa ha prestado servicios a varias personalidades. Entre los clientes de la empresa del exministro en el gobierno de Patricio Aylwin figuran, entre otros, los dueños del grupo Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, el director de televisión Herval Abreu, el cineasta Nicolás López y la exministra Javiera Blanco. También le brindó asesoría ad honorem al sacerdote Cristián Precht. "Se dieron cuenta por las imágenes que aparecieron en televisión, pero tampoco hay nada que esconder. Mosa es un cliente de Imaginacción", dicen en la empresa. En el fútbol ya habían trabajado. Los llamaron para enfrentar la crisis posterior al escape de Sergio Jadue a Estados Unidos. A Mayne-Nicholls también lo asesoran desde que dejó de ser el presidente del fútbol chileno.

"Lo que puedo decir es que tampoco es nuevo. Yo fui asesor de Blanco y Negro cuando Salah era el presidente y de la ANFP en los momentos más crudos, cuando Sergio Jadue se fue del país. En esos momentos, había la necesidad de regularizar el funcionamiento y los asesoramos", explica Carvajal a La Tercera.  "En realidad, todas las instituciones van a necesitar apoyo comunicacional desde el posicionamiento, información fidedigna que se corresponda con la marcha institucional. En lo que se hace en el fútbol no hay distingos con otras organizaciones. Incluso con lo que se hace a ciertos líderes de opinión", dice, en términos generales.

Luego alude específicamente al desafío que enfrentaban en Blanco y Negro. "No era solo un tema personal (de Mosa). Hay un problema que todavía persiste y que espero que se vaya resolviendo, que son las divisiones internas, para dar las señales de tranquilidad que un equipo de fútbol necesita", explica, en relación a la tensa relación entre el empresario puertomontino y su antecesor, Gabriel Ruiz Tagle, cómo ese fenómeno se traspasa al clima organizacional del club y, eventualmente, se traduce en malos resultados. Eso sí, evade la consulta respecto de la influencia de Imaginacción en el arribo de Mayne-Nicholls al directorio albo. "No voy a contestar más. Quizás hablé más de lo que debía", se excusa. Una de las principales preocupaciones en la firma es cuidar la confidencialidad en la relación con sus clientes.

El trabajo con Mosa

En Imaginacción explican que el foco del trabajo con Mosa ha estado puesto en la elaboración de un mensaje comunicacionalmente claro. "Lo que buscamos es que lo que quiera representar en los medios lo explique de buena manera y se entienda bien. Después de la elección en la que lo derrotó Ruiz Tagle, Mosa sintió que necesitaba apoyo en Comunicación Estratégica para transparentar lo que había pasado. No estaba 'picado' por perder la presidencia, sino por la forma en que había perdido la elección", sostienen en la empresa.

El principal esfuerzo con Mosa ha sido ordenarle las ideas, una necesidad que parte desde el propio dirigente. Se le comenzó a apoyar en la elaboración de mensajes, en tomar las ideas más relevantes y a aconsejarlo en las entrevistas. También se establecieron reuniones periódicas de trabajo para revisar los temas a los que aludiría, un trabajo multidisciplinario que también incluyó a los abogados que lo aconsejaban en materia legal y económica en los momentos más álgidos de las disputas con Ruiz Tagle. Había que compatibilizar la transparencia y autenticidad de sus declaraciones, producto de su perfil personal, con un rol público que requiere ciertas reservas. "Las desprolijidades muchas veces van de la mano de sus ansias de que las cosas funcionen. Mosa es "pensamiento hablado". Ahora tiene que cuidar qué dice y cómo lo dice y lo ha ido trabajando, pero sin perder su esencia. Tampoco puede ser maqueteado", dicen en la empresa.

En el proceso, el sureño fue adaptando una propuesta, que mantiene cercanía programática con un actor clave en la elección: el Club Social y Deportivo Colo Colo. "Ahí es donde están los hinchas. ¿Cómo los vamos a dejar afuera, poh huevón", solía repetir en las reuniones, según confidencia un cercano, respecto de una organización que definiría también como "el corazón del club". También explica que, más que mero cálculo o estrategia, lo suyo es una cercanía real producto de su condición de hincha del equipo albo. Igualmente, los dos votos de la corporación serían claves para derrotar al bloque hasta entonces oficialista.

La llegada de Mayne-Nicholls tampoco parece casual y aunque en Imaginacción no la asumen como una sugerencia, reconocen que terminó siendo una señal poderosa. "La incorporación de Harold busca dar esta gobernabilidad. Que Harold haya aceptado implica que él vio en Mosa el deseo de hacer las cosas bien en Colo Colo. Estaba buscando a alguien y qué mejor que Harold, por su experiencia", repasan.

Comenta