La reservada visita de la machi Linconao a condenados en caso Luchsinger-Mackay

La constituyente llegó hasta el Centro de Educación y Trabajo (CET) de Victoria, en La Araucanía, para entrevistarse con Luis Tralcal Quidel y José Tralcal Coche, ambos sentenciados a 18 años de cárcel por el doble crimen ocurrido en la localidad de Vilcún en enero de 2013. La comunera mapuche, quien fue llevada a juicio y absuelta dos veces por este caso, llegó acompañada de dos asesores y sólo conversó con José, por cerca de dos horas.




¡Basta ya, basta con la mentira, basta con la matanza, basta con los robos, basta todo! Ahora ya que se retiren los carabineros, se los digo como mapuche, como machi, autoridad tradicional de mi pueblo mapuche”.

Así fue la última intervención pública de la machi Francisca Linconao, hace tres semanas, en medio de las reacciones políticas por la muerte de Jordan Llempi Machacán (23), comunero que falleció tras recibir un disparo que habría sido percutado por un funcionario de la Armada, en medio de un tiroteo en Arauco.

Desde entonces, la machi Linconao ha estado abocada a las labores propias de la Convención Constitucional, sin embargo, ayer, la comunera mapuche, realizó una reservada actividad en La Araucanía, en compañía de dos de sus asesores más estrechos: la abogada Viviana Polanco y quien se desempeñado como su vocera, y Massiel Ojeda.

Linconao y sus dos colaboradoras llegaron ayer a las 11.00 de la mañana hasta el Centro de Educación y Trabajo de Victoria, en La Araucanía, según quedó establecido en los registros que maneja Gendarmería. El motivo de la visita fue entrevistarse y sostener una reunión con Luis Tralcal Quidel y José Tralcal Coche. Ambos comuneros mapuches cumplen una condena de 18 años de presidio por el crimen de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, ocurrido el 4 de enero de 2013 en Vilcún. En la resolución, el tribunal acreditó la existencia de terrorismo y la de incendio con resultado de muerte en contra del matrimonio.

Pero, la visita de Linconao y su equipo no logró concretarse de acuerdo a lo planeado. Esto, dado que Luis Tralcal se negó a recibir al grupo y entrevistarse con ellas, siendo José Tralcal el único que accedió a la cita.

Esta reunión se realizó en el CET por cerca de dos horas, de acuerdo a los registros de Gendarmería. Se desconoce qué habló Linconao con José Tralcal, dado que La Tercera PM intentó contactarse con el equipo de la machi, no obteniendo ninguna respuesta, hasta el cierre de esta edición. La convencional tiene un conocimiento cabal del caso Luchsinger-Mackay, dado que fue una de las personas acusadas dos veces en la causa, situación que fue enmendada por dos fallos en que se la absolvió de los delitos que se le imputaron.

Por esta investigación estuvo nueve meses en prisión preventiva. “No debí estar ni una hora en la cárcel porque yo soy inocente. No tengo nada que ver con la muerte de los Luchsinger Mackay, lo siento que haya pasado, pero no es posible que condenen a una persona inocente”, dijo el 25 de octubre de 2017.

Linconao y los presos por casos de violencia en la zona

“Necesitamos la libertad de los presos políticos mapuches o no mapuches. Ellos salieron a las calles y por eso se dieron estos nuevos escaños reservados”, dijo el 4 de julio -el día que asumió la Convención Constituyente- la machi Francisca Linconao.

La comunera, desde el primer día en la Convención, ha insistido en la necesidad de liberar a las personas mapuches que están cumpliendo condenada por delitos ocurridos en la zona. Esta petición ha encontrado la negativa del gobierno y de otras autoridades de la Macrozona Sur.

El Ministerio Público ha reportado que, al menos, 36 personas que están en prisión son constantemente reivindicadas en atentados incendiarios en la Macrozona Sur. En este grupo hay personas condenadas y en prisión preventiva, en su mayoría por delitos de mayor gravedad que los cometidos por los presos del estallido.

Según información que manejan estas autoridades, en la Macrozona Sur, entre 2018 y 2021, se han registrado 310 atentados incendiarios de gravedad, donde en 147 ocasiones se han adjudicado a alguna orgánica radical (CAM, WAM, RMM y RML). Entre estos, en 59 oportunidades se han dejado lienzos alusivos a los denominados “presos mapuches”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.