La reunión que dinamitó todo, las gestiones de Boric, el llamado a Jadue y el lamento de RD: lo que no se supo del megafail opositor de anoche

19 de Mayo de 2021/SANTIAGO Partido Comunista y Frente Amplio llegan al servel a inscribir sus candidaturas FOTO: DIEGO MARTIN/AGENCIAUNO

Durante la caótica jornada que terminó con duras críticas al interior de la centroizquierda, hubo varios momentos que fueron cruciales para el desenlace. Acá los detalles de una jornada que desató un nuevo quiebre entre las fuerzas del sector.




Horas frenéticas vivieron ayer todas las fuerzas de la oposición en el día en que vencía el plazo de la inscripción a las primarias presidenciales.

La jornada, que partió con la posibilidad cierta de un histórico pacto entre el Partido Socialista, el PPD, Nuevo Trato, el Frente Amplio y el Partido Comunista terminó con un nuevo quiebre entre las fuerzas de la centroizquierda. Un veto del partido de Gabriel Boric (Convergencia Social) y de Daniel Jadue (PC) a los aliados de los socialistas terminaron por echar por tierra la opción de una primaria amplia.

El Partido Socialista no inscribió a su candidata Paula Narváez, mientras que Jadue y Boric oficializaron su pacto. La DC y el PPD quedaron sin carta presidencial y el PR anunció que irá a primera vuelta.

¿Cómo se configuró este caótico escenario? Aquí, los episodios no contados de la fallida inscripción que desató una crisis mayor en la oposición.

La reunión que dinamitó la primaria amplia

“Estás traicionando a Gabriel”, le dijo la presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez, a su par de Convergencia Social, Alondra Arellano, luego de una tensa reunión entre las fuerzas de Apruebo Dignidad y el Partido Socialista. En ese momento, el ambiente en la sede de RD era un caos y todo apuntaba a que ya no había posibilidades de alcanzar un acuerdo de primarias amplias de la izquierda, como estuvo a punto de cuajar minutos antes de ese diálogo.

En RD se sentían traicionados, así lo describen al menos en la plana mayor de esa colectividad. Y se lo hicieron saber a sus compañeros de bloque.

Pero un poco antes de que los líderes de RD acusaran a sus pares de Convergencia Social de estar destruyendo la histórica posibilidad de romper el eje PS-DC, se había producido una clave reunión en la que se terminó por dinamitar un eventual acuerdo.

Ambos sectores habían fijado reunirse a las 6 de la tarde, luego de un encuentro por Zoom que sostuvieron tres horas antes. En esa cita estuvieron presentes todos los timoneles del FA, con Marcelo Díaz y los socialistas Manuel Monsalve, Marcelo Schilling y el secretario general de la tienda, Andrés Santander.

En ese diálogo, los dirigentes del PS les manifestaron que querían incluir un acuerdo parlamentario en el pacto de primarias, pero desde el FA les dijeron que si bien estaban abiertos a revisar eso en el futuro, no lo incluirían esa noche. De esa reunión, el FA comenzó a redactar un documento con un principio de acuerdo para luego presentárselo al PS en el siguiente encuentro. Hasta ese momento, no se habían producido conversaciones entre los frenteamplistas con otra fuerza que no fuera el partido liderado por Álvaro Elizalde.

Así, ya entrada la noche, ambas partes volvieron a reunirse y se desencadenaron una serie de eventos que descolocaron a toda la centroizquierda. Desde el FA acusan que el timonel PS llegó cerca de 40 minutos tarde a esa crucial cita.

En la sede de RD los esperaban todos los timoneles del bloque -junto a Díaz- y los líderes del Partido Comunista, Guillermo Teillier y Lautaro Carmona. Ya sentados en la mesa, la primera en tomar la palabra fue la diputada Pérez, quien les planteó a los socialistas que ya tenían un borrador que podría transformarse en el acuerdo político de las primarias.

Sin embargo, según relatan varios de los presentes, el PS no alcanzó a leer el documento antes de lanzar la idea que dinamitaría el acuerdo: que se incluyeran las firmas del PPD y los partidos del Nuevo Trato, quienes ya habían declinado sus candidaturas presidenciales para respaldar a Paula Narváez.

Luego de esa intervención, la presidenta de Convergencia Social respondió que ellos no estaban disponibles para firmar un acuerdo político con fuerzas que no habían estado presentes en las conversaciones. Ante eso, Elizalde, con una evidente molestia, acusó al Frente Amplio de estar haciendo un “veto” en contra de sus socios.

Desde el bloque respondieron que no se trataba de eso y le pidieron al líder socialista darles tiempo para poder discutir el tema como bloque.

Y mientras en las afueras de la sede de RD el secretario general de esa colectividad, Leonardo Risetti, intentaba retener a los dirigentes del PS para que no se fueran del lugar, al interior del edificio el ambiente se caldeaba y las fuerzas del Frente Amplio entraban en una dura discusión.

En el áspero diálogo entre Pérez y Arellano la diputada le dijo que como colectividad habían recolectado firmas para Boric con el objetivo de primarias amplias, que el diputado por Magallanes le había transmitido eso a su militancia y que lo que estaban haciendo era “totalmente distinto” al acuerdo al que habían llegado. El enojo de los RD fue en aumento. Luego los dirigentes de ese partido subieron al segundo piso para resolver y calmar su situación interna. “Lo que están haciendo es impresentable”, fue una de las frases que lanzó Pérez.

En el intertanto, los teléfonos de los frenteamplistas no dejaban de sonar. Desde el otro lado, dirigentes como Giorgio Jackson, Beatriz Sánchez, Karina Oliva y hasta el propio Boric hacían gestiones para que Convergencia Social cambiara de parecer. Pero nada de eso cambió el panorama.

Según confirman en RD, al interior de la colectividad transmitían que no tenía ningún sentido dejar fuera de las primarias a la militancia del PPD e, incluso, se “revisó” el apoyo al candidato de ese partido. Además, también estuvo sobre la mesa que RD no firmara el pacto de primarias.

Sin embargo, mientras ocurría todo esto, Elizalde ya había dejado la sede frenteamplista -luego de esperar casi una hora la respuesta de su contraparte- y se dirigía al PS para comunicarle a Narváez del veto. Así, en paralelo a la crisis del Frente Amplio, la abanderada socialista dio un punto de prensa en que criticó duramente a los dirigentes de Apruebo Dignidad y dio por muerta la posibilidad de un acuerdo.

Con eso, relatan en el FA, ellos también dieron por desechadas las conversaciones y RD definió que mantendría su postura inicial. Pese a eso, el bloque determinó por dejar abierta la puerta a que se uniera el PS, iniciativa que habría impulsado Jackson como una señal hacia los socialistas.

El lamento de RD

Mensajes de importantes dirigentes de Revolución Democrática llegaban sin parar a los teléfonos de varios socialistas, cuando anoche, su candidato presidencial Gabriel Boric y el abanderado del Partido Comunista, Daniel Jadue, inscribieron una primaria por su cuenta, echando por tierra la posibilidad de una medición común con el partido liderado por Álvaro Elizalde.

El senador Juan Ignacio Latorre y los diputados Miguel Crispi, Maite Orsini y Giorgio Jackson, entre otros, buscaban desmarcarse de la decisión a la que se había precipitado su conglomerado. “Estamos avergonzados”, fue el mensaje que más se repetía.

Para varios en el partido liderado por Catalina Pérez el veto que ayer Convergencia Social y el PC hicieron hacia el PPD y Nuevo Trato era un error de proporciones. Por eso, sus principales dirigentes hacían anoche intentos desesperados por revertir el desenlace que terminó aislando al Frente Amplio en una primaria solo con los comunistas. Tanto fue así que la colectividad incluso debatió “revisar” el apoyo a la opción presidencial del diputado por Magallanes.

“Juntamos firmas con un objetivo claro liderado por @gabrielboric. No es tiempo de exclusiones, tenemos la oportunidad de transformar Chile y construir mayoría, que sea el pueblo el que decida. No nos equivoquemos, la oportunidad es la primaria amplia. Esto no ha terminado”, escribió anoche la propia presidenta de RD en su Twitter mientras seguían las conversaciones.

En ese momento, la tensión entre RD y CS llegó a tal punto que, aseguran en Convergencia Social, desde esa colectividad le dijeron a RD que “con amenazas no podrían avanzar”.

En RD varios militantes recordaban que el triunfo que tuvieron en alcaldías clave como Ñuñoa -con Emilia Ríos- fue posible, en parte, gracias al respaldo de los socialistas, quienes quebraron con la decé en esa zona.

“Por acá veo a la Catalina Pérez, presidenta de RD, ella jamás puso en duda el apoyo a esta candidatura”, dijo anoche Boric a las afueras del Servel, abrazando a la parlamentaria, a quien se le vio incómoda.

Esta mañana, la posición del partido fue expresada públicamente por sus principales figuras. “Para nosotros era más importante incluir el PS que excluir al PPD”, dijo Crispi.

Las gestiones de Boric para revertir el veto de su partido

No estaba de acuerdo con la decisión de su partido. Estaba por la primaria más amplia posible y siempre lo dijo. Desde que asumió su candidatura, Gabriel Boric, bregó por esa opción, pero ayer la posición que manifestó la presidenta de su colectividad, Alondra Arellano, lo dejaron en una situación más que incómoda.

Para Boric, según distintas fuentes del Frente Amplio, era más importante consolidar una alianza con el PS, que vetar a fuerzas como el PPD y Nuevo Trato. Y así lo hizo ver en las intensas gestiones que desplegó junto a otros dirigentes para revertir un escenario que -con la postura de Daniel Jadue (PC) en contra- se hizo inevitable.

El diputado por Magallanes estaba “complicado”, dicen en el bloque. “Se repite la historia del 15 de noviembre”, recordaban varios anoche en el Frente Amplio, aludiendo al histórico acuerdo constitucional que Boric terminó firmando a título personal, luego de que su partido decidiera restarse.

En sus gestiones, Boric se jugaba también su propia credibilidad ante los socialistas, a quienes durante las negociaciones previas había transmitido - través del comando de su candidata- que no se oponía a que se sumaran otras fuerzas.

“Anoche cuando fui informada de que había aparecido esta dificultad, tipo 19.30, contacté a Boric y le mandé mensajes grabados en que le decía que era urgente que habláramos. Le dije que la situación era insólita. Luego me llamó y conversamos en dos oportunidades y me dijo que él estaba verificando esto, que inicialmente era solo un grupo de Convergencia Social, pero que también estaría el PC en esa misma línea y que él estaba haciendo gestiones y conversando para resolver este problema, que esto no podía ser, que él estaba contra todo tipo de vetos”, cuenta la jefa de campaña de Paula Nárvaez, Nivia Palma.

Boric, sin embargo, asegura que “siempre manifestamos nuestra voluntad y deseo de que Paula Narváez y el PS participaran de nuestra primaria y así se lo manifesté explícitamente. Desgraciadamente la pretensión de amarrar un pacto parlamentario ahora y la inclusión del PPD en el acuerdo dificultó esa posibilidad, porque creemos que hoy es esencial leer bien los resultados del domingo y entender que hay un castigo muy grande a muchos partidos, por lo que las alianzas no pueden ser solo entre ellos, sino generar el diálogo y confianzas necesarias con el mundo independiente, que es diverso y plural. Por mi parte está toda la disposición de volvernos a encontrar con Paula, el PS y su militancia, y destinaré mis mejores esfuerzos para que ello sea posible”.

Llamado entre Nivia Palma y Daniel Jadue

Una llamada por teléfono sostuvo ayer la jefa del comando de la candidata Paula Narváez, Nivia Palma, con el candidato presidencial del PC, Daniel Jadue. Una conversación que si bien fue “respetuosa” y duró casi 15 minutos, la socialista relata como “franca”. En ese intercambio fue que Jadue le reconoció que él mismo estaba en contra de la inclusión del PPD y el PL en el pacto.

“Me contacté con él y conversé largamente con Daniel. Le dije que esto cambiaba totalmente la reglas del juego porque había habido reuniones formales con el PC y el FA y se había señalado de manera expresa que no habría veto a ningún partido ni persona de oposición”, cuenta Palma.

Y agrega: “Entonces le dije que me parecía increíble que estuviéramos jugando de esa manera con el desafío histórico que teníamos”.

En ese llamado la socialista le planteó que no era “serio” tomar esa actitud a horas de que se firmara un pacto, luego de que durante el día el PC haya transmitido una posición distinta.

“Él me argumentó que era imposible ir con el PPD y los liberales señalando que no eran antineoliberales y que habían hecho una campaña muy dura en su contra”, cuenta.

Al consultarle si esa era su postura o la de su partido, el también alcalde de Recoleta aseguró que era la decisión de los comunistas.

El documento que no firmó Elizalde

Con el espacio vacío bajo el nombre del presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, se quedó un papel que el Frente Amplio llevó al Servel. Como un último esfuerzo para un acuerdo de primarias de la izquierda -que en ese momento, cerca de las 10 de la noche, ya se habían dado por muertas- los frenteamplistas y el Partido Comunista pusieron sus rúbricas sobre un pacto que el senador nunca firmó.

Y ese fue el mensaje que, de hecho, desde Apruebo Dignidad trataron de instalar afuera del edificio en calle Esmeralda. Así lo transmitió Gabriel Boric, quien sostuvo que aún quedaba tiempo para que el PS se sumara y que le habían dejado la invitación abierta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.