La seguridad se vuelca al fútbol y Colo-Colo: Carabineros activa plan de traslado de 400 policías a Talca

La institución elaboró un plan de contingencia, junto a la Intendencia del Maule, que contempla tres anillos preventivos en el estadio y resguardo en los hoteles, tras las amenazas que sufrieron jugadores de la U. de Concepción. Además, se reforzaron seis puntos de acceso a la ciudad, con control 24/7 a cargo de carabineros y personal del Ejército, para evitar la llegada de barristas a la ciudad, que está en cuarentena.




La posibilidad cierta de que uno de los equipos más importantes del fútbol chileno descienda, por primera vez, a Segunda División, no solo preocupa a los hinchas de Colo-Colo. También activó las alertas en materia de seguridad. El domingo, una vez sellada la suerte del cuadro albo en Rancagua, Carabineros comenzó a idear el desafío de esta semana: activar un plan de contingencia en Talca, ciudad que albergará el encuentro entre albos y la Universidad de Concepción.

La preocupación está en tres ámbitos: el tránsito del bus que trasladará a Colo-Colo hacia Talca, la seguridad en la ciudad y su casco urbano, y también en lo sanitario. La capital de la Región del Maule está en cuarentena, y las autoridades de la zona no quieren grandes aglomeraciones ni más riesgo de contagios.

Por lo mismo, el plan de Carabineros, elaborado en conjunto con la Intendencia Regional del Maule, determinó el traslado a Talca de casi 400 efectivos para resguardar el orden público, entre hoy y el miércoles en la noche (el partido es a las 18.00 de la tarde).

Los uniformados serán trasladados tanto de Santiago, como de Concepción. Y contarán con el apoyo de carros lanzagases y equipos antidisturbios en caso de ser necesario dispersar manifestaciones violentas, tanto en el acceso a la ciudad como en la zona urbana.

El plan de la policía se divide en cuatro etapas, contaron fuentes que conocen el operativo: primero, se desplegarán en la Ruta 5 Sur, vehículos policiales y contingente de Tránsito y Carreteras, para evitar aglomeraciones y asegurar el traslado del bus que llevará al plantel albo desde Santiago hacia Talca. El transporte, además, contará con escolta policial.

Lo segundo será el resguardo de los hoteles que alojarán a Colo-Colo y la Universidad de Concepción. Para eso, en el Hotel Diego de Almagro Express, donde durmieron anoche los jugadores penquistas, se dispusieron anillos de seguridad para evitar el acceso de gente ajena, dado que anoche se encontraron panfletos con amenazas de muerte a los futbolistas.

Mientras, Colo-Colo dormirá en el Hotel Diego de Almagro Central, ubicado en la calzada norte de la Alameda de Talca. Ahí también se dispuso un contingente importante de Carabineros, con fiscalización en los puntos de entrada a al perímetro del lugar.

Lo tercero, y quizás más importante para las autoridades sanitarias, será el reforzamiento de los seis puntos de acceso a la ciudad. Hasta ayer, estos controles funcionaban hasta el inicio del toque de queda, pero a partir de hoy, y hasta el miércoles en la noche, estarán operativos con personal de Carabineros y el Ejército.

El intendente (S) del Maule, Jorge Guzmán, quien está trabajando en el plan junto al coordinador de Seguridad de la región, Rodrigo Salazar, explicó a La Tercera PM que “lo que esperamos es que se hable siempre de fútbol y que no tengamos situaciones complicadas en orden público y en salud, pero estamos preparados. Ya pudimos establecer ejes de acción con la Seremi, Carabineros y el Jefe de la Defensa. Los puntos de acceso estarán cerrados y nadie podrá entrar, salvo que cuente con los permisos establecido. Se ha hablado de la llegada de buses con barristas, pero ese ingreso no será permitido. El control será 24/7″.

El cuarto punto del plan tiene relación con la seguridad en las cercanías del Estadio Fiscal de Talca. Allí Carabineros dividirá la zona en tres y así evitar que barristas (quienes han anunciado el traslado a la ciudad) lleguen a las inmediaciones del recinto deportivo. Estos anillos de seguridad contarán con presencia de Carabineros, drones y vehículos policiales que resguarden los accesos al estadio. “Estará todo dispuesto en los puntos críticos de la ciudad para este partido. Tenemos dotaciones reforzadas y esperamos que no se hable de otra cosa que no sea de fútbol”, agregó Guzmán.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.