Los factores que llevaron a Boric a nombrar a Marcel en Hacienda

El presidente electo Gabriel Boric y su futuro ministro de Hacienda, Mario Marcel, en un encuentro del 7 enero.

Mantener el crecimiento económico, dar una señal a los mercados y la falta de elenco de macroeconomistas con experiencia gubernamental en Apruebo Dignidad fueron algunas de las claves por las que el presidente electo optó por el profesional cercano al PS. Si bien el renunciado presidente del Banco Central es un factor de estabilidad, moderación, incluso de continuidad de ciertas políticas económicas, en el entorno de Boric resaltan que él, en ningún caso, es un economista "neoliberal" y está comprometido con el programa de gobierno.


“Profesionalismo y responsabilidad”, fueron las cualidades personales de Mario Marcel que destacó el Presidente Sebastián Piñera, el 22 de octubre del año pasado, cuando lo ratificó como titular del Banco Central.

Esas características personales igualmente pesaron en la decisión de Boric para nombrarlo como su jefe de Hacienda, aunque en el equipo del presidente electo también destacan que el economista es sobre todo un político progresista, de vocación reformista y en ningún caso “neoliberal”.

Cercanos a Marcel -quien hoy ya no milita formalmente en el PS, pero igualmente es considerado un “socialista”- comentan que él es partidario y promotor de políticas redistributivas de la riqueza.

Esa fue una faceta que remarcó en su primera vocería, la futura ministra secretaria general de Gobierno, Camila Vallejo (PC), quien al ser consultada por Marcel dijo que en todo el gabinete hay un compromiso de sacar adelante el programa de gobierno.

Si bien el nombramiento de Marcel generó cierta distancia en el Partido Comunista (de hecho, el presidente de esa colectividad, Guillermo Teillier, prefirió no opinar de su designación), la decisión de Boric se sustentó también por otros tres factores.

1. El crecimiento y la recuperación económica pasó a ser un tema prioritario para el mandatario electo.

Así quedó reflejado en sus documentos programáticos complementarios que presentó Boric en plena campaña de segunda vuelta: “Acuerdo de Implementación Programática” y “Propuestas para el Crecimiento”, que fueron elaborados por un grupo de economistas, en su mayoría ligados a gobiernos de la Concertación.

Para llevar adelante esa tarea, explican en el entorno del líder magallánico, Marcel tenía el perfil adecuado.

En conversaciones privadas sostenidas con algunos personeros políticos, ha transmitido que el programa de gobierno, que es ambicioso del punto de vista de recaudación fiscal (lograr 5 puntos adicionales del PIB en cuatro años), no es viable si no hay crecimiento económico.

Tras presentar a su gabinete, Boric reiteró que una de las metas es “consolidar la recuperación de nuestra economía sin reproducir sus desigualdades estructurales”.

“Estamos hablando de un crecimiento sustentable, acompañado de una justa redistribución de la riqueza”, dijo.

2. La señal para los mercados también era importante.

Dado el perfil de Marcel (quien además de la confianza que le depositó Piñera, también colaboró en roles protagónicos con los presidentes Ricardo Lagos y Michelle Bachelet y fue asesor durante las administraciones de Patricio Aylwin y Eduardo Frei) su llegada a Hacienda también implica una suerte de garantía de estabilidad, moderación e incluso de continuidad de ciertas políticas económicas.

En su primer encuentro con el gran empresariado como presidente electo, en Enade 2022, Boric ya había adelantado ese objetivo: “Mis palabras de gradualidad y responsabilidad fiscal no era un discurso de campaña, sino que una convicción profunda que tengo para hacer las transformaciones que sean necesarias”.

La respuesta de los mercados y del mundo empresarial, incluso, desde ayer había comenzado a evidenciarse ante los rumores del nombramiento de Marcel, por ejemplo, en la baja del dólar.

“Gran decisión la designación de Mario Marcel en Hacienda. Un economista serio, con experiencia internacional, que demostró gran responsabilidad en el Banco Central. Suerte a él y a todos los que llegan al gabinete”, expresó en Twitter por su parte el empresario Andrónico Luksic.

3. La falta de elenco de macroeconomistas en Apruebo Dignidad con experiencia en cargos gubernamentales, especialmente en el Ministerio de Hacienda, fue otra variable que pesó en la decisión.

Boric, en ese sentido, confía en la seriedad y la responsabilidad de Marcel, dicen algunas fuentes.

Aunque en el equipo del mandatario electo habían colaborado economistas de raigambre en el Frente Amplio, como Nicolás Grau (futuro ministro de Economía) y Claudia Sanhueza, la expertise de ambos estaba en el ámbito de la microeconomía y sus propuestas apuntaban en un sentido contrario a los objetivos del crecimiento y los equilibrios fiscales, que son las principales misiones de Hacienda.

En una frase que fue criticada, durante un encuentro con agentes financieros en octubre del año pasado, el mismo Grau, admitió que “una parte de nuestro programa en el corto plazo no es pro crecimiento, es evidente”.

El diputado de Convergencia Social, Gonzalo Winter en declaraciones a TVN dijo que Marcel, cuyo ámbito es precisamente la macroeconomía (área de la que se encarga el ministro de Hacienda), destacó las virtudes personales para ejercer ese rol. “Él es economista que hace el trabajo que se le encarga y solo se remite a hacer declaraciones sobre ese trabajo. No es un tipo de boca suelta”, dijo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.