“Los políticos tienen cero respeto...”, “No podemos ser prisioneros...”: De Gregorio y Chahin tras quiebre entre políticos y tecnócratas por retiro del 10%

El presidente de la DC, Fuad Chahin, y el expresidente del Banco Central, José de Gregorio.

Aunque técnicos de todos los colores políticos advirtieron que el proyecto de retiro del 10% de las AFP era regresivo, primaron los criterios políticos y la presión ciudadana que abogaba por el retiro. ¿Hay un divorcio?




Nadie se atreve a hablar de divorcio, pero quienes han seguido de cerca la discusión legislativa reconocen que el proyecto de retiro del 10% de los fondos de las AFP, que hoy se discute en tercer trámite en la Cámara de diputados, dejó lesionada la relación entre políticos y técnicos.

Como en cada iniciativa legal, todos los partidos acudieron a su primera línea de economistas, ex ministros de Hacienda y exautoridades del Banco Central para recoger opiniones sobre la iniciativa que se aprobaría hoy a contrapelo del gobierno y de una parte del oficialismo. La sorpresa fue que hubo consenso entre técnicos de todos los colores políticos de que la iniciativa es regresiva y no sería el camino más recomendado. Pero esta vez, el criterio político pesó más que las consideraciones técnicas y los partidos de oposición se alinearon en la idea de aprobar.

El debate se dio en todos los partidos. Pero donde quedó más nítida la distancia final entre políticos y tecnócratas fue en la DC que tiene un amplio pool de expertos en el área económica que esta vez no fueron escuchados.

Los parlamentarios DC -que en el pasado han llegado a acuerdo con el gobierno en materia tributaria- escucharon las opiniones de Luis Felipe Céspedes, Ricardo French Davis, Roberto Zahler, Guillermo Larraín y del exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y también del ex presidente del Banco Central, José De Gregorio. Los dos últimos fueron parte del grupo de 16 economistas que participaron en el acuerdo transversal para el plan de emergencia por el Covid-19 que se firmó a mediados de junio.

De Gregorio: “Si fueran mis alumnos, les pondría un 1”

En conversación con La Tercera PM, De Gregorio dice que esta discusión dejó en evidencia “el germen populista que se instaló en los partidos”. Y lamenta que de la crítica de escuchar mucho a los técnicos se pasó a ignorarlos por completo.

“A la gente le molesta que los tecnócratas tomen las decisiones. El problema es cuando los políticos tienen cero respeto por cosas técnicas, y al final sus decisiones hacen daño a lo que ellos mismos dicen. Me parece insólito hacer una exención tributaria tan regresiva en gente que habla de la igualdad. No lo entienden. Si fueran alumno mío le pondría un uno”, dice el extitular del BC.

Aunque en los partidos reconocen que el debate del proyecto dejó molestos a varios técnicos, hasta ahora no hay notificaciones de que dejarán de acudir con su opinión cuando se les consulte. De Gregorio tampoco está en esa línea, aunque reconoce que “obviamente, también uno forma su imagen personal de la contraparte con la que trata, pero es lo que hay”.

“Yo participo en actividades con cualquier partido que me invite a conversar, si uno puede aportar. Así que no tengo problema. Obviamente cuando uno ve una cosa en la cual se ha prestado tan poca atención a lo que todos los técnicos de todos los colores políticos estaban de acuerdo en que la exención era tremendamente injusta y no escucharon... bueno, pero eso no implica que uno no debe seguir tratando... La vida es dura y uno tiene que esforzarse porque no ha tenido la capacidad de convencer lo suficiente. No es razón para rendirse”, asegura.

Chahin: “No hay divorcio”

El presidente de la DC, Fuad Chahin, asegura que “no hay un divorcio con los técnicos”.

“Naturalmente que uno se apoya mucho en los técnicos, pero hay que resolver problemas concretos que afectan a las personas. Y yo creo que quienes están todos los días en el territorio, que son los dirigentes políticos se dan cuenta de que la situación requería una medida de carácter universal. Eso fue lo que siempre planteamos. Y ante la negativa del gobierno de universalizar beneficios, lo único que quedó a la mano fue el retiro del 10% y por eso es que la impulsamos”, dice el exdiputado.

El dirigente recalca que “no podemos quedar prisioneros de las opiniones de los técnicos, más bien al revés: Los técnicos debieran buscar y aportar fórmulas que permitan dar solvencia a las soluciones políticas a los problemas”.

¿Existe la misma disposición de los economistas a seguir colaborando con el partido?

“Yo creo que sí. Yo no veo a nadie que se haya restado. Nosotros nos hemos apoyado en distintos economistas de acuerdo a su perfil, unos han apoyado más la Reforma Tributaria, otros han apoyado más el tema de pensiones, y otros, como De Gregorio, apoyaron más el temas del Ingreso Familiar de Emergencia. En la indicaciones del Senado fue importante la opinión de French Davies y de Guillermo Larraín, que en principio no estaban de acuerdo con esto pero entendieron que era la única alternativa”.

El presidente de la DC añade que su partido volverá a convocar a los técnicos para abordar el proyecto de ley de impuesto a los más ricos, que en su partido creen que es necesario mirar con calma.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.