Macaya, entre la espada y la pared: las frenéticas gestiones del líder UDI para convencer a los suyos por una fórmula constitucional

El presidente de Unión Demócrata Independiente, Javier Macaya, durante punto de prensa este lunes.

Foto: Karin Pozo / Agencia Uno.

En la cita que sostuvo el miércoles con el Presidente Gabriel Boric, el líder de la UDI negoció, como una de las alternativas, la opción de un órgano 100% electo que elabore la propuesta de nueva Carta Magna y que después sea ratificada por 4/7 por el Congreso. Sin embargo, la idea no genera consenso en Chile Vamos, ni siquiera en su propio partido, los cuales se inclinaron por un organismo mixto.


Una reunión telemática sostuvieron ayer el secretario general de RN, Diego Schalper; la presidenta del PPD, Natalia Piergentili, y el diputado UDI Guillermo Ramírez. La cita formó parte de una serie de encuentros informales que han encabezado los dirigentes partidarios para lograr destrabar un nuevo acuerdo constitucional que habilite la redacción de una Carta Magna.

Una de las materias que se tocaron, según quienes supieron del encuentro, fue el despliegue del timonel UDI, Javier Macaya, quien se reunió el miércoles con el Presidente Gabriel Boric, instancia en la que abordaron varias fórmulas para destrabar las negociaciones. Una de ellas, que fue la que agarró fuerza en sectores del oficialismo, plantea que un grupo de expertos redacte un anteproyecto de nueva Constitución. Ese borrador se le entregará a un órgano 100% electo y esa instancia redactará el texto que, antes de ir a plebiscito de salida, deberá ser ratificado por 4/7 del Congreso.

Sin embargo, el encuentro de Macaya con Boric generó reparos en algunos sectores de Chile Vamos. Primero, porque consideraron que el líder UDI “corrió con colores propios” y, en segundo lugar, porque propuso como una de las alternativas para sellar un pacto un órgano 100% electo, sin tener el acuerdo de todo el sector. Y, en momentos en que varios se estaban inclinando más por un órgano designado (idea que perdió fuerza) o mixto.

De hecho, en RN se pusieron duros con defender la idea de un órgano mixto, pese a que en un inicio plantearon en conjunto con Chile Vamos un documento de un órgano electo con 50 integrantes elegidos igual que el Senado. Por lo mismo, el bloque nuevamente decidió presentar una nueva propuesta formal -esta vez con un órgano de composición mixta- en la cita transversal con los otros partidos políticos, que, al cierre de esta edición, continuaba realizándose en la sede del Congreso en Santiago.

En este contexto, Macaya, según reconocen en el propio gremialismo, quedó entre la espada y la pared con su idea y le trajo varios costos en las tratativas que ha encabezado de manera soterrada. Esto porque está en el dilema de hacer cumplir su palabra con el oficialismo o ceder ante su sector. En este escenario, el senador, en una especie de cruzada, en las últimas horas sostuvo múltiples diálogos con diputados y senadores de RN y la UDI con el objetivo de sondear si existía margen para hacer flotar lo conversado con Boric, a quien, de todas formas, le transmitió otras alternativas.

Así, el líder UDI además de sus conversaciones con parlamentarios, ha recurrido a históricos de su partido que están encima del tema, pero de manera externa. El jueves, cerca de las 10.00, encabezó una reunión telemática con varios personeros, entre ellos, la secretaria general del partido, María José Hoffman, el exministro del Interior Andrés Chadwick, el analista Gonzalo Cordero, el exdiputado Darío Paya, entre otros.

Ahí, el timonel de la colectividad planteó el estado de las tratativas y pidió opiniones. Varios de los presentes tomaron la palabra, incluso, Chadwick para comentar el escenario. Según presentes, no hubo posición unánime sobre qué camino seguir, pero sí una consenso respecto a que la UDI sí ha tenido disposición de llegar a un acuerdo.

Las gestiones de Macaya, en todo caso, hasta ahora, no han logrado tener efecto. En la UDI una mayoría se inclina por un órgano mixto. Una fórmula 100% electa, dicen, solo replicaría el modelo de la fallida Convención Constitucional. De acuerdo a distintas fuentes de la colectividad, los senadores Iván Moreira, Juan Antonio Coloma, entre otros, se lo hicieron saber a Macaya. Esto, porque algunos reconocen que se enteraron por la prensa, aunque otros advierten que el líder del partido les informó oportunamente.

De todas formas, las mismas fuentes transmiten que si bien respaldan el liderazgo que ha tenido Macaya en las tratativas, reconocen que no les gusta la idea que negoció con Boric. A los senadores les importa que los bordes establecidos se cumplan y que ojalá el órgano sea mixto de 50 electos y 20 designados por el Congreso.

En todo caso, aseguran que quieren “cuidar” a Macaya e intentar que flote el acuerdo.

“Tiene el legítimo derecho de ir buscando fórmulas, puntos de encuentro, para tratar de ir solucionando este tema de una nueva Constitución, y no por eso tenemos que quitar el piso”, dijo el senador por Arica, José Miguel Durana. Sin embargo, agregó que “ninguno de los presidentes de centroderecha tiene espalda como para llegar a jugarse una propuesta en base a lo que está pasando en Chile. La gente hoy quiere una nueva Constitución, pero no una nueva Convención. Y en eso se pueden equivocar los presidentes y secretarios que están en la mesa. Porque finalmente a lo mejor podrán conseguir votos en el Congreso, pero ojo con la respuesta de la ciudadanía. La gente de nuestro sector no quiere una nueva Convención 100% electa”.

Su par de Aysén, David Sandoval, sostuvo que no está de acuerdo con “seguir eligiendo personajes para una instrumento tan importante con todas las consecuencias y decisiones pasadas. Nadie mide que esto termine siendo exactamente lo mismo. Aquí hay que establecer un mecanismo diferente, apelar a la experiencia, conocimiento”.

Y añadió, respecto del liderazgo de Macaya, que “siempre hemos depositado las capacidades de gestión en él. Pero la propuesta no la alcanzamos a ver y yo me sorprendí (por la reunión con Boric). A Javier no tenemos que quitarle el piso, tenemos que fortalecerlo. Pero cualquier cosa de esa naturaleza requiere una socialización previa en toda la estructura interna”.

Endurecimiento de RN

El protagonismo de Macaya cayó mal entre varios dirigentes de Renovación Nacional, según reconocen algunos. Esto, porque acusan que el presidente UDI no socializó previamente su encuentro con Boric y solo notificó una vez ocurrido.

Pero más allá de eso, dicen que la fórmula de un organismo 100% electo perdió fuerza en las bases del sector y que no tendría los votos de los parlamentarios para alcanzar un quórum de 4/7 en el Congreso, lo que -recalcan- es lo más relevante. Por lo mismo, optaron por endurecer su postura en privado, aunque en público han evitado realizar críticas.

Schalper, de hecho, no se quiso referir a las diferencias que dejó en evidencia Macaya al tantear con Boric una propuesta que no tiene piso político en Chile Vamos. “Yo me puedo atener a lo que hemos conversado como Chile Vamos y como digo la propuesta de Chile Vamos es una Convención mixta”, se limitó a responder cuando fue consultado por las conversaciones del timonel UDI con el Presidente.

Luego se le insistió en el punto, en específico, sobre si la UDI estaba cuadrada con la propuesta del órgano mixto. Schalper, al igual que los senadores gremialistas, no quiso ventilar las diferencias. “Yo lo que puedo decir es que Chile Vamos ha llegado a una propuesta conciliada entre los tres partidos más Amarillos y, por lo tanto, tengo la tranquilidad de que esta propuesta que vamos a presentar interpreta a los partidos de Chile Vamos”, afirmó Schalper.

La misma línea tuvo el timonel de RN, Francisco Chahuán. Respecto de los movimientos realizados por Macaya con el gobierno, el senador no quiso revelar la molestia que eso generó en la oposición, le bajó el perfil y comentó que era parte de las conversaciones que deben tener en una negociación de este tipo. “Nosotros hemos estado trabajando cuatro alternativas distintas y estamos explorando cuál de esas cuatro alternativas tiene viabilidad y esa viabilidad son votos en el Parlamento de nuestras bancadas y también de los órganos internos de nuestros partidos”, dijo Chahuán.

En medio de este tira y afloja, Macaya en la cita de esta jornada con los partidos, según presentes, se sinceró: “No están los votos de los nuestros para un órgano 100% electo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.