Mayne-Nicholls versus Ruiz Tagle: La historia de una pugna de una década

GABRIEL RUIZ TAGLE Y HAROLD MAYNE NICHOLLS

FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA

La entrevista del expresidente de la ANFP a La Tercera, en la que pone en duda la veracidad del último balance de Colo Colo entregado por el exministro, reabre la historia de polémicas entre ambos personajes del fútbol criollo.




Alguna vez fueron aliados. En otro momento, enemigos irreconciliables. Hace menos de un año, parecían hacer las paces. Sin embargo, tras las declaraciones de este domingo a La Tercera de Harold Mayne-Nicholls, queda claro que la brecha entre el expresidente de la ANFP y Gabriel Ruiz Tagle sigue siendo muy grande. Y que la herida que se abrió en 2010, en aquella recordada elección de directorio del fútbol chileno, donde ambos fueron protagonistas directos desde distintos bandos, nunca cicatrizó.

"Quiero decir algo sobre la situación financiera del club. Antes de llegar acá, leí varias notas en las que se decía que el club iba a quedar con 4 mil millones de pesos a favor. Pucha que vamos a hacer cosas, pensé. Llegué aquí y no era así, el presupuesto elaborado daba eso. No soy bueno para los números, pero sé sumar y restar. La situación es que recibimos Colo Colo con 1.000 millones de pérdida o utilidad negativa, no lo podía creer", disparó Harold, en una acusación directa a la anterior administración de Blanco y Negro, que justamente estaba a cargo de Ruiz Tagle.  Sin nombrarlo, pero con los antecedentes sobre la mesa para establecer la situación financiera del cuadro albo, el extimonel del fútbol chileno le enviaba un misil directo a su viejo enemigo.

Claro que no siempre convivieron en veredas opuestas. Sin ir más lejos, cuando Mayne-Nicholls llegó a la presidencia de la ANFP a fines de 2006, Blanco y Negro, junto a su accionista mayoritario Ruiz Tagle, fue uno de los más fervientes defensores de su candidatura. Una alianza que no perduraría mucho tiempo. Todo se resquebrajó cuando vino la discusión por el destino de los millonarios excedentes del CDF. El entonces timonel estaba por la repartición igualitaria, mientras que los clubes más populares, con Colo Colo a la cabeza, deseaban mantener su cuota preferencial a la hora de recibir los dineros. Desde ese momento, la relación se rompió.

Con la reelección en el horizonte, Mayne-Nicholls supo que aquella disputa le costaría seguir en la testera. Y no tuvo empacho en decirlo públicamente y dejar al descubierto a los articuladores de lo que él mismo consideró como una "maniobra política". "Tengo claro que el principal articulador de mi salida de la ANFP fue Gabriel Ruiz Tagle y que su campaña empezó en medio del Mundial de Sudáfrica", reconocería el hoy vicepresidente ejecutivo de la concesionaria que rige los destinos del club albo.

La salida de la ANFP fue un golpe difícil de asimilar por el dirigente antofagastino. Y cada vez que pudo, le restregó a Ruiz Tagle la maniobra que lo sacó del sillón de Quilín. Por ello, cuando salieron a la luz pública algunos antecedentes que involucraban al expresidente de Blanco y Negro con la Garra Blanca, Mayne-Nicholls no se guardó nada, generando un nuevo foco de conflicto, que acabó con un lienzo desplegado por los barristas albos en su contra. ""Le pregunté en numerosas ocasiones, incluso públicamente en Consejos de Presidentes de la ANFP, y siempre negó cualquier lazo. Ahora se ve que sus palabras no son de verdad. Me decía que no tenía nada que ver, que era una organización independiente y que no había ningún tipo de conexión", señaló.

La respuesta vino de inmediato del hoy extimonel de Blanco y Negro: "Me terminó de convencer de que necesita mentir para mantenerse vigente. Siempre sostiene el mismo discurso. Es todo un show mediático. Está armando una carrera política en base a mentiras y creo que hay otras formas de hacerlo. No le voy a permitir que se posicione involucrándome en sus mentiras".

Un año antes de esta polémica, el directivo renunció a su cargo en la FIFA después de negarse a las presiones recibidas para hacer las paces con la ANFP y con el director del Instituto Nacional del Deporte. En ese tiempo, en Quilín estaba sentado en la testera Sergio Jadue, quien lo sucedió en la presidencia con el apoyo de, entre otros, Ruiz Tagle.

La postulación de Mayne-Nicholls al sillón de la ANFP el año pasado dio paso a una tregua en su pugna con Ruiz Tagle. Debajo de la alfombra quedaron las acusaciones de lado y lado. "Ese tema está zanjado. Hoy no tengo ninguna objeción de carácter personal contra él", advirtó el exministro del deporte. "El tiempo pasa y va curando todo. No tengo problemas con Gabriel", respondió en la misma línea Harold.

Ni siquiera la llegada del antofagastino a Colo Colo cambió el discurso conciliador de Ruiz Tagle, al menos en el ámbito público. "Harold debe ser un gran aporte. Tiene mucha experiencia en el futbol. Conoce la actividad a fondo. Estoy contento. Puede ser un gran aporte. A Colo Colo le puede hacer bien", afirmó. Habrá que ver si después de las acusaciones de este domingo, estas palabras de buena crianza se mantienen.

Comenta