¿Mueren los retiros? Los factores que dejan abierta la puerta a futuros giros previsionales

La diputada Pamela Jiles levanta una carpeta tras el rechazo al cuarto retiro.

Mientras no cambie el modelo de las AFP y en vista de que la pandemia continuaría en 2022, promotores de estas iniciativas advierten que la presentación de retiros se mantendrá. Además, independiente de quién triunfe en la elección, el futuro Presidente de la República no necesita de una reforma constitucional. Le basta impulsar una ley, que tenga mayoría absoluta del Congreso, para lograr un nuevo retiro. Por su parte, la derecha, que mayoritariamente se ha opuesto a la medida, también podría tener una actitud distinta a partir de marzo.




Al terminar la votación por un cuarto giro de ahorros previsionales, que solo tuvo 89 votos a favor y no alcanzó el quórum para ser aprobado, la diputada Pamela Jiles levantó una carpeta donde se leía “retiros quinto y 100%”.

En vista de que era inminente el rechazo de esta iniciativa, la misma Jiles admitió que ayer había presentado dos nuevas reformas junto al diputado ecologista Félix González, para girar nuevamente dineros desde las pensiones. Una de las mociones apuntaba a un nuevo retiro del 10% y la otra buscaba permitir el uso de la totalidad de los dineros.

La idea de una nueva ofensiva no fue exclusivamente de Jiles. De hecho, otros diputados comenzaron a discutirlo en los últimos días ante el riesgo de que el cuarto retiro fracasara, debido a la jugada que hizo La Moneda para apurar la votación y a causa del menor compromiso que había de algunos legisladores, que ya no se sentían presionados por el clima electoral.

La incomodidad de Boric

Al llegar esta mañana al Congreso, el diputado y candidato presidencial del pacto Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, también fue consultado por la prensa si estaría dispuesto a apoyar una quinta iniciativa para girar fondos desde las AFP. Sin embargo, el presidenciable hizo un gesto de que prefería no responder esa pregunta y solo remarcó que mantendría su compromiso de votar a favor.

En la sala, al intervenir, Boric agregó que esperaba ser Presidente y cambiar el sistema previsional “para que nunca más sea necesario legislar un retiro”. No obstante, en sus palabras, no fue categórico si se opondrá a futuros retiros tras el fracaso de la última reforma.

Pese a su voto a favor, el tema de los retiros ya se había transformado en un tema incómodo para el candidato. Si bien es una medida valorada popularmente, sobre todo en sectores medios y en grupos críticos del modelo de las AFP, del punto de vista técnico, los economistas que hoy están trabajando en el programa de Boric son contrarios a esa política pública para sortear la crisis por la pandemia.

Sin embargo, si Boric gana la presidencial, la presión por un nuevo retiro puede recaer en él. El Presidente de la República no necesita de una reforma constitucional con el apoyo de tres quintas partes del Congreso, como ha sido la modalidad que ha imperado hasta hoy. Bastaría que el eventual Mandatario envíe una ley de quórum calificado para aprobar un nuevo retiro, es decir, requeriría del voto de 78 diputados y 26 senadores.

Mientras existan las AFP

Pese a esa derrota en el Congreso, quienes han promovido este mecanismo de ayuda social creen que es casi imposible cerrar la puerta a este tipo de medidas.

No porque se haya rechazado esta reforma, se acaba la presión social, explican. Incluso, es probable que esa presión se extienda al próximo gobierno y se acentúe cuando se termine el dinero del IFE universal, cuyo último pago se hizo a inicios del actual mes de diciembre.

El diputado RN Jorge Durán, por ejemplo, al igual que Jiles, anunció que presentaría una nueva iniciativa, mientras que su par de bancada, Eduardo Durán, señaló que si presenta un nuevo proyecto “por supuesto que hay que apoyarlo”.

A juicio de la senadora PPD Loreto Carvajal, quien fue autora de las primeras reformas para los retiros cuando era diputada, “mientras existan las AFP” este tipo de reformas se seguirán presentando. “Hoy la gente no tiene ningún incentivo del ahorro con este sistema. Si no hay un cambio, esto va a persistir”, explicó.

Si bien este rechazo de parte de la Cámara es una señal que ya no existe una “marea parlamentaria” a favor de los retiros, como graficó en su momento un ministro, el escenario podría comenzar a cambiar en marzo. Hoy es un factor de incertidumbre el comportamiento que tendrán, por ejemplo, los 90 diputados nuevos si se lleva a discusión una nueva propuesta de retiro previsional. Y la derecha, además, que había sido el principal foco de resistencia, bajará de 72 a 68 diputados.

El retiro del 100%

No obstante, pese a que, institucionalmente, los partidos de Chile Vamos se opusieron a cada uno de los proyectos de retiros, sus parlamentarios se dividieron al momento de votar.

Incluso, si Apruebo Dignidad gana la presidencial, ese cuadro dentro de la derecha podría enredarse aún más, pues algunos legisladores de la UDI y RN han advertido que ante el temor de que los fondos de pensiones sean “nacionalizados”, son partidarios de abrirse a retirar el 100% para que los cotizantes los destinen a otras formas de ahorro para su vejez.

A juicio del diputado UDI Jorge Alessandri, un detractor de los giros y quien presentó una moción para retirar el 100% de los fondos para ser usados en otros mecanismos de inversión, esa idea seguirá latente “mientras Boric siga mirando los proyectos de Yasna Provoste o un proyecto que te obliga a traspasarle al Estado toda tu plata”. “Cada vez que haya un riesgo de expropiación o nacionalización de tus fondos de pensiones, va a estar siempre ahí el proyecto del 100%, que permite mover la plata a otro instrumento de ahorro”, agregó Alessandri, quien de todos modos espera que “el nuevo Congreso” no siga con este tipo de políticas.

La diputada RN Ximena Ossandón, quien ha tenido votaciones dispares en el tema, cree que “nada impide que sigan entrando nuevos proyectos”. “Esto ha sido una bandera de lucha para varios”, dice, pero proyecta que “con las normas de quórum actuales, sería más difícil su aprobación”.

El jefe de senadores RN, Rodrigo Galilea, en tanto, espera “que esto no se vuelva a plantear nunca”.

En cambio, el diputado Juan Manuel Fuenzalida (UDI) es menos optimista, pues cree que el rechazo de esta jornada “no va a significar para nada que no se siga discutiendo el tema en el Congreso. Hay muchos parlamentarios que descubrieron un efecto electoral en esto de jugar con las platas de las pensiones, por lo tanto, es algo que se va a mantener. No me cabe la menor duda de que se va a seguir dando en el próximo período”.

El jefe de senadores UDI Juan Antonio Coloma dice que “el tema de los retiros ya dejó de ser un tema vinculado a la pandemia, como originalmente se planteó. Hoy día es un instrumento de naturaleza electoral. Obviamente, hoy, mañana o pasado mañana, mientras dure este clima se van a seguir presentando y es parte del escenario que hoy se vive”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.