Mundaca vs. Sharp: el duelo que enfrentó a los dos rostros fuertes de la V Región

Rodrigo Mundaca y Jorge Sharp. Foto: Dedvi Missene

Una pelea “puntual” entre amigos. Así califica el gobernador regional la diferencia que sostuvo con el alcalde de Valparaíso. Pero desde que Mundaca lo criticó públicamente, por pedirle recursos para resolver la crisis hídrica de Laguna Verde sin un proyecto asociado, casi no se les ha vuelto a ver juntos.




El 4 de enero, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp (ind), mandó un oficio al gobernador regional Rodrigo Mundaca (ind) y al delegado presidencial regional Jorge Martínez (RN).

En el documento, el edil -que fue reelecto con el 56% de los votos e integra el movimiento Territorios en Red- exponía el problema hídrico que afecta a Laguna Verde, sector rural al sur de la ciudad puerto, donde solo 600 familias (de 15.000) cuentan con suministro a través del sistema de APR.

Considerando lo anterior, el alcalde le pidió recursos al delegado para facilitar la actualización del Plan Regulador Comunal. Asimismo, emplazó al gobernador a que informara su ”voluntad” de actualizar el Plan Regulador Metropolitano de Valparaíso e insistió en que se trata de una gestión que “se encuentra en el marco de sus facultades” y sería clave para el ordenamiento territorial de la localidad, donde han proliferado los loteos irregulares.

Además, Sharp solicitó al Gobierno Regional (Gore) -presidido por Mundaca- financiamiento para realizar “un estudio que permita avanzar en la construcción y ejecución de un Plan Maestro para Laguna Verde”.

El oficio molestó a ambas autoridades. El gobernador aclaró que el Gore ya compró dos camiones aljibe para Laguna Verde, que el ordenamiento territorial es responsabilidad del municipio, que no corresponde solicitar recursos sin presentar un proyecto asociado y que el problema en la zona se arrastra desde hace años.

“Hay un desconocimiento absoluto de cómo funciona el Gobierno Regional cuando una autoridad oficia para que le pases plata para un estudio para un plan integral. O sea, por favor (…), me parece que es una falta de respeto bastante grave”, dijo Mundaca en el pleno del Consejo Regional (Core) el 6 de enero.

A la fecha, solo un proyecto presentado por el municipio, en 2020, cuenta con financiamiento del Gore vía Fondo Nacional de Desarrollo Regional: la pavimentación de la avenida principal de Laguna Verde. La casa edilicia, además, informó que presentaron un proyecto para comprar cinco camiones recolectores de basura.

El primer quiebre

Así, Mundaca y Sharp pasaron de hacer campaña juntos y tildarse de “compañeros”, a exhibir una distancia patente.

Aunque ambos provienen de movimientos distintos: Mundaca de Modatima -que logró la elección de cuatro concejales y cuatro convencionales- y Sharp de TER -que consiguió cuatro alcaldes, cuatro concejales y una constituyente-, después de asumir (en agosto) ya daban cuenta de un primer trabajo en conjunto.

Afuera del Gore, Mundaca señalaba: “Inequívocamente, con Jorge Sharp somos amigos, hemos trabajado intensamente juntos. No siempre estamos de acuerdo en todo, pero en lo que sí siempre estamos de acuerdo es que la centralidad de la gestión del municipio y del Gore es la vida digna”. Así acordaron entonces “armar un equipo de tareas, con profesionales del Gore y de la municipalidad, para enfrentar juntos este desafío”.

Pero a cinco meses de ese hito, la amistad parece disipada. Consultado sobre si siguen siendo amigos, Mundaca respondió con otra pregunta: “¿Usted se pelea con sus amigos? Esta fue una diferencia puntual, que ya di por superada. El trabajo con el municipio sigue avanzando”, señaló, y aclaró que “no estoy enojado (...). El Gore seguirá trabajando con todos los municipios y también particularmente con el municipio de Valparaíso”.

Asimismo, tras la crítica del gobernador, casi no se les ha vuelto a ver juntos.

El 10 de enero el Gore suspendió una jornada con alcaldes y convencionales de la región, a la cual estaba convocado Sharp, por “una serie de cuestiones administrativas”. El 12, pese a estar invitado, Mundaca no asistió a un evento del municipio y la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV). Tampoco a la firma de un convenio, este lunes, que crea la nueva corporación que administrará el Sitio Patrimonio Mundial, y donde figura como parte del directorio.

Solo se encontraron el 18 de enero en un evento organizado por la Unión Europea, en el Parque Cultural de Valparaíso. Allí se saludaron e intercambiaron breves palabras.

En esa línea, el gobernador tampoco asistió a la reunión de coordinación sobre Laguna Verde, a la cual había sido invitado, con el delegado presidencial, por el mismo Sharp a través de un Facebook Live. En su representación acudieron Nicolás Bujes y Julio Ahumada, de la División de Planificación y Desarrollo del Gore. De parte de Martínez, en tanto, acudió el coordinador provincial Gonzalo Le Dantec.

En cambio, Mundaca sí asistió, el martes, a una reunión de trabajo con la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti (RD), y a una reunión “con familiares de presos de la revuelta frente al Congreso Nacional”, comunicó en su Instagram.

Y si bien Sharp no se refirió a la crítica de Mundaca, comenzó a difundir por redes sociales el trabajo de inspectores municipales y diversas reuniones de coordinación con actores como Carabineros y Esval.

La polvareda

El reproche de Mundaca levantó polvo en la zona. A los pocos días se declaró alejado “del sharpismo”, y cercano al gobernador, el alcalde de Concón, Freddy Ramírez (ind). La concejala porteña Camila Nieto (CS) dijo también que “ya basta de discursos que no se comprometen con el avance”.

Los vecinos del sector también reiteraron sus críticas a la gestión del alcalde. Jaime Muñoz, del movimiento por la defensa de Laguna Verde, dice que “este problema se arrastra desde siempre. Cuando él (Sharp) llegó (al municipio, en diciembre de 2016) dijo que iba a solucionar el problema del agua, pero no lo ha hecho”.

Para el core Manuel Millones (ind), el episodio demuestra que “Sharp se empieza a quedar sin aliados. Y el discurso simplista de que cada crítico de su administración era de derecha o pintista (simpatizante del exalcalde Hernán Pinto) es una piscina que cada día se queda con menos agua. Basta con caminar hoy por las calles de la ciudad: el sentimiento de inseguridad y de abandono está en todas las esquinas. Ya no hay más culpables a quienes endosar responsabilidades”.

Asimismo, plantea que “las tensiones y desencuentros entre Sharp y Mundaca no serán hechos aislados, ya que ambos representan liderazgos distintos y en el horizonte está una eventual disputa por ser opciones a la presidencia, al alero de los movimientos que ellos lideran”. Y recuerda que en julio pasado el gobernador no apoyó la incipiente candidatura presidencial del alcalde, cuando este invitó a elevar una opción junto a la Lista del Pueblo.

Por el contrario, Tomás de Rementería (ind), diputado electo por el distrito 7 con cupo del PS, observa la crítica de Mundaca a Sharp como un “tema puntual, obviamente Jorge no ha querido hacer la cooperación directa con Rodrigo en ciertos temas. Muchas veces Jorge busca culpar a ciertos espacios del gobierno central sobre temas comunales (…), tiene que ver con una posición de la dificultad que ha tenido Sharp de trabajar con la autoridad en general”.

En cambio, Mundaca ha mantenido “una relación cercana con consejeros de derecha para sacar adelante temas regionales”.

Coincide el concejal de Valparaíso Daniel Morales (ind): “En el ámbito comunal, nuestro gobernador ha demostrado con gran madurez política, convicción y buenos equipos técnicos que más que generar conflictos meramente políticos, lo importante es resolver los problemas que nos aquejan, asumiendo la diversidad de la comuna -y de la región- más como un valor generador de diálogo que como un obstáculo a visiones y objetivos personales recargados de consignas, como ha sido el estilo de la administración de Sharp”.

Así y todo -prosigue el diputado electo De Rementería-, “creo que a futuro esa relación (Mundaca-Sharp) se puede arreglar. Sobre todo en pos de un nuevo gobierno, donde obviamente Jorge hizo gestos -como el famoso abrazo que se dio en Gómez Carreño (Viña del Mar) con Boric- (...). Jorge lo entiende ahora, que se necesita un trabajo más en equipo, colectivo, lo que nos ha mostrado Boric como presidente electo”.

Desde esa perspectiva, la última semana el alcalde ha dado a conocer dos instancias de colaboración con autoridades locales: el miércoles pasado fue la firma de un convenio con el presidente de la EPV, Fernando Ramírez, para una expansión portuaria consensuada con la ciudad, y luego, este lunes, la creación de la corporación que administrará el Sitio Patrimonio Mundial.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.