Ni Toledo ni De la Rúa: Bajo nivel de apoyo a Piñera marca récord en Sudamérica

Alejandro Toledo

El expresidente, Alejandro Toledo, se encuentra prófugo de la justicia peruana en Estados Unidos. Foto: Agencia Uno.

El 6% registrado en la encuesta CEP es el nivel más bajo de las últimas décadas en la región. En sus peores momentos, Alejandro Toledo y Fernando De la Rúa tuvieron un 8% de respaldo, y Abdalá Bucaram y Dilma Rousseff un 7%.


Ni Alejandro Toledo en su peor momento, ni Fernando De la Rúa en su mayor crisis. En los últimos años ningún Presidente sudamericano ha tenido una aprobación similar o menor a 6%, como el porcentaje de apoyo obtenido por Sebastián Piñera en la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP). En el imaginario colectivo de la región, era el Presidente peruano (2001-2006) quien ostentaba este "record". Toledo, de acuerdo con la encuestadora Ipsos/Apoyo, sufrió la más dramática caída de su popularidad en su tercer año de gobierno, cuando su respaldo cayó a un 8% en abril de 2004. Pese a todos los escándalos, principalmente por su errático estilo de gestión, el ex mandatario peruano terminó su período, dos años más tarde, con un 33% de apoyo.

Quien también sufrió una estrepitosa caída de su popularidad fue el argentino Fernando De la Rúa (1999-2001), aunque a diferencia de Toledo, no pudo terminar su período y debió abandonar la Casa Rosada en helicóptero tras la mayor crisis económica y social que sufrió su país en décadas. Según una encuesta del Centro de Estudios para la Nueva Mayoría, a mediados de diciembre de 2001, De la Rúa marcó apenas un 8%. Ese mismo mes debió renunciar a la Presidencia. En ese momento, De la Rúa llevaba seis meses con un respaldo inferior al 15%.

[caption id="attachment_733648" align="alignnone" width="600"]

Fernando de la Rúa se prepara para dejar su oficina en la Casa Rosada tras su renuncia, el 20 de diciembre de 2001. Foto: AP[/caption]

En Brasil, Fernando Henrique Cardoso (1995-2003) también sufrió una abrupta caída en su apoyo, debido a la crisis económica de 1999. En septiembre de ese año, según Datafolha, el entonces Presidente brasileño obtuvo apenas un 13% de aprobación, la cifra más más baja de sus dos mandatos. Pero incluso en ese momento, la mitad (56%) evaluaba de manera negativa su gestión, la cifra más alta de sus dos períodos y que contrasta con el 82% de desaprobación de Piñera según la encuesta CEP. Al año siguiente, Cardoso remontó por encima del 20%.

También en Brasil, Dilma Rousseff (2011-2016) llegó a tener un 8% en 2015, en la antesala de su destitución en el Congreso. Ese año, su desaprobación alcanzó un 71% según Datafolha. En cuanto a Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), su peor momento lo vivió en la mitad de su mandato, cuando su apoyo bajó a 28%, pero durante la mayor parte de sus dos mandatos gobernó con más de 40% de aprobación. Incluso Fernando Collor de Mello, que duró apenas dos años en el poder (1990-1992) y que fue sometido a un juicio político en el Congreso brasileño, no bajó del 9% durante su breve mandato. Quien sí tiene el récord de bajo apoyo en Brasil es Michel Temer. Según una encuesta Ibope en septiembre de 2017, el entonces gobernante tenía apenas un 3% de respaldo principalmente por los casos de corrupción, aunque a diferencia de sus predecesores, Temer no fue electo y su período fue acotado.

[caption id="attachment_973083" align="alignnone" width="600"]

(Foto: AFP) Opositores a Dilma Rousseff y Lula da Silva protestan en Brasilia, en noviembre de 2015.[/caption]

Quienes también saben de bajos apoyos son los ex presidentes peruanos, aunque a excepción de Toledo, nunca por debajo del 8%. Fernando Belaunde (1980-1985) tuvo un 18% de respaldo en su momento más bajo; Alan García (1985-1990) un 9% de apoyo en su mayor crisis, en 1989; Alberto Fujimori (1990-2000) un 35% poco antes de su renuncia en 2000; García (2006-2011) un 22% en 2008 y Ollanta Humala (2011-2016) un 13%. Hasta Pedro Pablo Kuczynski, que renunció en marzo de 2018, lo hizo con un 19% de respaldo según El Comercio/Ipsos.

En Colombia, en su segundo año de gobierno -tal como ocurre con el caso de Piñera- lo más bajo que obtuvieron los Presidentes según Gallup fue: Ernesto Samper (46%), Andrés Pastrana (23%), Alvaro Uribe (75%), Juan Manuel Santos (72%) e Iván Duque (26%). Y en Bolivia, el porcentaje de aprobación más bajo de Evo Morales (2006-2019) fue de 34% en enero de 2018 de acuerdo con Mori, justo cuando el Tribunal Constitucional aprobó su tercera candidatura consecutiva.

De acuerdo con el portal GK, en Ecuador, Abdalá Bucaram, cesado por el Congreso en 1997, tuvo un 7% de aprobación en su momento más bajo; Fabián Alarcón un 24%; Jamil Mahuad un 7%; Gustavo Noboa un 31%; Lucio Gutiérrez un 32%; Alfredo Palacio un 18% y Rafael Correa un 51%.

Comenta