“No podemos dar preferencia por ser una persona conocida”: duro cruce entre jueza y defensa de Jadue

Pese a los intentos de la defensa del alcalde de Recoleta por postergar la audiencia, la magistrada Pamela Muñoz fue enfática en terminar el debate resolviendo que “nada ni nadie va a impedir que yo vea esta audiencia este día”. Esto en el marco de una tensa y constante discusión con los abogados de la autoridad comunal.


Para las 9 de la mañana de este lunes, en la sala 103 del edificio C del Centro de Justicia, estaba fijada la audiencia de revisión de medidas cautelares en contra del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue. 30 minutos después de lo programado, por la puerta derecha de la sala ingresó, esposado y con un chaleco de imputado, la autoridad comunal quien se encuentra en prisión preventiva desde hace 35 días y a sólo diez de que se decrete vacante su cargo.

Pero antes de comenzar a revisar las medidas cautelares, la magistrada del Tercer Juzgado de Garantía De Santiago, Pamela Muñoz, tomó la palabra -luego de individualizar a quien participaban en la audiencia-, “tengo tres solicitud por resolver”, dijo. La jueza, hacía referencia a los requerimientos ingresados días previos, durante el fin de semana, por parte de la defensa del alcalde Jadue, quienes solicitaban postergar la comparecencia de este lunes.

El equipo de defensa del alcalde comunista, encabezada por los abogados Juan Carlos Manríquez y Ramón Sepúlveda, pidió a través de un recurso que el tribunal reprogramara la audiencia de revisión de la prisión preventiva de Jadue, para el próximo 11 o 12 de julio, aduciendo a que recién el pasado viernes ingresaron a la Cárcel Capitán Yáber dos peritos solicitados por ellos, quienes realizarían unos informes que la defensa del alcalde de Recoleta presentaría en la audiencia para demostrar que se debía cambiar la medida cautelar.

Por otro lado, la defensa de Jadue también solicitaba en ese recurso, el cual fue cuestionado por la magistrada, que se inhabilitara a las juezas Paulina Moya y Katherine Román, quienes -según los abogados- ya han fallado anteriormente en la misma causa.

Un momento tenso

Luego de detallar y numerar las solicitudes que estaban pendientes en la causa, la jueza Muñoz comenzó a resolver cada una de ellas: “no ha lugar”, dijo rotundamente la magistrada quien resuelto aquello entregó la palabra a la defensa del alcalde para que fundamentara su solicitud de revisión de las medidas cautelares.

“¿Puedo plantear una cuestión previa?”, preguntó el abogado Manríquez. “No. Dígame, pero no hay posibilidad alguna a fijar nuevo día y hora, ya se expresó en esos términos”, respondió la magistrada haciendo alusión a lo planteado por el penalista quien sostenía que había un error en la resolución.

Ante eso, la defensa del alcalde fue interrumpida por la magistrada quien dijo: “Lo que pasa es que yo el día viernes, antes de irme, de hecho, resolví una solicitud de nuevo día y hora de esta audiencia y puse que algo así, como no ha lugar, entendiendo que la agenda del tribunal, por cierto es limitada, no se pueden pedir así días y horas específicos y la agenda del tribunal se da en relación a la agenda que se tiene”.

A continuación, Muñoz aseguró que “por cierto, don Daniel Jadue tendrá, digamos, algún protagonismo dada la existencia de prensa y todo, pero tenemos nosotros millones de imputados, entonces no podemos dar preferencia a alguno, al ser una persona conocida”. Respecto al cuestionamiento de Manríquez a la resolución, la jueza afirmó que no había problema en esta. “Los dos trabajamos harto tiempo en el Poder Judicial”, concluyó la magistrada.

Terminado ese debate, tomó nuevamente la palabra -otorgada por la jueza- el abogado Manríquez para comenzar a funda la solicitud de cambio en las medidas cautelares. En su comparecencia, el penalista apuntó nuevamente a que no tenían los antecedentes debido a la falta de informes, ante lo cual fue interrumpido y cuestionado por la jueza: “abogado, aboquémonos a la solicitud”. Ante lo cual la defensa de Jadue dijo “su señoría es que estimamos que no estamos en condiciones”, sostuvo.

Sin embargo, la jueza le replicó: “es que el tribunal sí considera que están en condiciones, con lo que tengan al día (…) pero el Tribunal tiene agendado esta vez al día de hoy y nada y nadie va a impedir que yo la vea al día de hoy”. Ante lo cual Manríquez reiteró y argumentó, nuevamente, porqué a su juicio estaban en una desigualdad en esta audiencia ante la falta de los informes y nuevos antecedentes.

El receso en cuestión

Ante esa reiteración la magistrada Muñoz le ofreció la palabra a la Fiscalía, la que en voz de la fiscal Giovanna Herrera dijo que “no habían nuevos antecedentes” para revertir la medida cautelar en contra del alcalde de Recoleta.

“Entonces ya está aclarado por parte de la fiscalía, no hay antecedentes nuevos que ustedes desconozcan. Así que bajo esa premisa queremos que nos vayamos a la causa en sí o a lo que tenemos que resolver al día de hoy, que es una revisión de prisión preventiva, del señor Jadue”, señaló la jueza dando paso a los abogados de Jadue. “¿Nos puede dar un receso de tres minutos?, señaló Manríquez dando paso a un nuevo debate con la magistrada, esta vez por un tiempo para hablar el otro abogado, Ramón Sepúlveda.

Ante esa solicitud, la jueza del Tercer Juzgado de Garantía de Santiago cuestionó -nuevamente- a los abogados: “Pero si ustedes mismos pidieron la revisión de prisión preventiva”. “Sí, pero en condiciones previas a lo que ha ocurrido este día”, respondió Manríquez.

“Ustedes pidieron una nulidad a última hora, el día sábado, y el tribunal está atento a lo que ustedes están pidiendo. Por lo tanto, esta jueza resolvió desde anoche hasta el día de hoy las resoluciones que se dieron hoy. ¿Por qué? porque juegan con el tiempo del tribunal, asumiendo que dando solicitudes muy extensas, el tribunal no va a estar preparado para poder verlas, y el tribunal sí está preparado para verla”, argumentó la magistrada.

“Ustedes creen que por pedir algo yo tengo que otorgarlo, el tribunal está aquí para decidir. Por lo tanto, no le voy a dar los minutos porque usted ya se debió preparar previamente. Incluso me pidió minutos anteriores para hablar con su defendido y se los otorgué. Así que le doy la palabra, si usted no está preparado, le doy a don Ramón (Sepúlveda)”, concluyó rotundamente la jueza Muñoz.

Seguido de eso fue el turno del abogado Ramón Sepúlveda, quien fundamentó nuevamente la solicitud para el receso, ante lo cual finalmente la magistrada sí accedió y entregó el tiempo.

Las razones para la libertad de Jadue

Tras el tenso debate inicial, el primero en tomar la palabra por parte de la defensa de Jadue fue el abogado Juan Carlos Manríquez, quien por 30 minutos detalló las razones judiciales por las cuales el tribunal debería revertir la prisión preventiva del alcalde, así como también -a su juicio- los nuevos antecedentes que permitiría cambiar dicha medida cautelar.

Manríquez, detalló uno a uno los cinco delitos y las razones por las cuales a su juicio no correspondería imputar, o con ese grado, a Jadue. El penalista, comenzó refiriéndose al delito concursal por el cual se formalizó a Jadue, argumentando que este delito no se configuraba ya que la Asociación de Municipalidades con Farmacias Populares (Achifarp) no era un entidad pública sino que de derecho privado.

Además de eso, el abogado también apuntó a que otros delitos como el fraude al Fisco, estafa, entre otros, tampoco se configuraban en este caso, por lo cual sostuvo que la prisión preventiva no se justificaba, al menos en los términos resueltos por el tribunal aquel 3 de junio, día en que se decretó la prisión preventiva del alcalde de Recoleta. “Nosotros creemos a esta altura que al menos los supuestos materiales no han desaparecido del todo, pero sí se han atenuado, se han decolorado”, expuso Manríquez.

El abogado Ramón Sepúlveda por su parte presentó los argumentos respecto a la cautela misma, calificando la prisión preventiva como “excesiva”, que no existe un peligro para la sociedad y aseguró que esta medida cautelar era una “pena anticipada”, luego de que el alcalde no puede ejercer su cargo, así como también perderlo, debido a que se encuentra tras las rejas.

Por parte de la Fiscalía y los querellantes, aseguraron que no existen nuevos antecedentes y fundamentos por parte de los abogados del alcalde que permitan al tribunal revertir la medida cautelar. Exposiciones que hasta el cierre de esta edición aún se encontraban en desarrollo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.