No se ve bandera blanca: Jorge Valdivia sigue en guerra con Colo Colo y se aferra a Gorosito en su demanda

Jorge Valdivia en una citación en la ANFP mientras era futbolista de Colo Colo.

Fracasa la conciliación entre las partes en la audiencia de hoy. Los abogados del Mago exigen el pago de más de $ 350 millones por deudas. ByN ofrece la mitad de la recaudación de dos amistosos y quiere pasar el caso al tribunal civil. El jugador apela al caso del Pipo con la UC para mantener el contencioso por lo laboral.




Jorge Valdivia no da pie atrás en su guerra con Colo Colo. Hoy, a las 9.40 horas, vía zoom, Jaime Silva, el abogado representante del 10 en tribunales, enfrentó la audiencia de conciliación con Blanco y Negro, en el marco de la demanda que realizó el futbolista a comienzo de año por más de $350 millones de pesos. En la cita, que no duró más de 30 minutos, no hubo acuerdo pese al intento de la concesionaria de poner fin a una disputa que podría extenderse por un plazo prolongado. La justicia les dio tres semana a ambas partes para que intenten llegar a una conciliación, que debiese ser presentada el próximo 2 de septiembre.

Es que Valdivia no se baja de sus exigencias. Acusa que se le debe el pago de $356.348.000 por concepto de deudas por prestaciones laborales. En Blanco y Negro, por su parte, dicen estar dispuestos a cumplir lo estipulado en el contrato que tanto reclama el jugador: realizar dos encuentros amistosos durante el próximo año y repartir de manera proporcional la recaudación de los duelos. No se hizo por falta de fechas, se excusan.

Los abogados del Cacique apuestan a que el 1º Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago se declare incompetente frente a la demanda, y que quien debe asumir los lineamientos del juicio son los órganos civiles. “El acuerdo de partido corresponden a un acto mercantil entre las partes; desde que, para un determinado club, aquello corresponde a una modalidad de negocio, vinculada a la posibilidad de realizar un encuentro amistoso de fútbol, y en orden a las ganancias por sobre el valor de USD 200.000 (doscientos mil dólares) se repartieran en partes iguales con el demandante, existiendo incluso la posibilidad que no se obtuviera ganancia alguna con el negocio acordado entre las partes, lo que evidentemente repugna al Derecho del Trabajo”, señala la defensa del Cacique.

Frente a tal petición, la defensa de Valdivia comparó su caso con lo ocurrido con Raúl Gorosito, el exfutbolista que demandó a la UC en 2008. En aquella oportunidad, el argentino exigió US$ 100 mil dólares por el incumplimiento de un partido amistoso que se acordó en su renovación con el cuadro de Las Condes, en su renovación en 2001. Lo hizo a través del 25° juzgado Civil de Santiago, que al poco tiempo se declaró incompetente y dejó sin efecto la exigencia del hoy técnico de Tigre de Argentina. Valdivia teme que le pase lo mismo. Y por eso insiste en que el suyo es un contencioso laboral, no civil.

La ANFP, por su parte, también se hizo presente. Respondió al requerimiento de Blanco y Negro, en los que se buscaba evidenciar los pocos minutos que jugó el Mago debido a las lesiones que lo aquejaron en su último paso por Colo Colo y que habrían imposibilitado la realización de los duelos amistosos. Según esclarece el documento firmado por Matías Rivadeneira, el secretario ejecutivo de Quilín, en 2019 el Mago jugó un total de 18 partidos de un total de 30 en el Torneo Nacional, y por Copa Chile no jugó ningún partido de los dos posibles. Durante el año 2019 jugó 10 partidos de 24 del Torneo Nacional y por Copa Chile disputó 1 de un total de seis. Su última aparición con la camiseta del Cacique fue el miércoles 16 de octubre de 2019, contra Huachipato.

La historia de Valdivia y el Cacique en guerra suma varios capítulos. A comienzo de 2020, el hoy jugador del Mazatlán de México le entregó un poder a su grupo de abogados, en ese momento dirigido por Gerardo Otero, para que le exigiera a Colo Colo el pago de $356.348.000 por concepto de deudas por prestaciones laborales. El documento, ingresado el 7 de febrero en el tribunal laboral de Santiago, reclama la recaudación de dos encuentros amistosos que se le prometieron al momento de renovar en dos oportunidades y que finalmente no se realizaron durante su estadía en el Monumental. Además, acusa un bono de $10 millones por minutos jugados, desconociendo el pago que se le realizó por la participación en la Copa Libertadores 2018.

Entre las pruebas ofrecidas por el jugador, la justicia recibió el finiquito firmado por la concesionaria y el nacido en las canteras del Cacique. El documento de tres hojas, que fue visado por el notario Juan Facuse Heresi, establece que Valdivia recibió $18.961.883, correspondiente a la remuneración del mes de diciembre. Al momento de la firma, en la que Alejandro Paul aparece como representante del club, el Mago lanza la primera advertencia. De su puño y letra escribe: “Me reservo el derecho a iniciar acciones legales por pagos pendientes establecidos en contratos firmados entre las partes”.

Entre los documentos, los abogados del jugador también exhiben el contrato que ambas partes acordaron en 30 de junio de 2017 correspondiente a los premios por disputar la Copa Libertadores. ¿Cómo se pagarían? Por clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores se le cancelará $ 5 millones líquidos, por clasificar a cuartos de final se le cancelará $ 5 millones líquidos, por clasificar a semifinales $ 5 millones líquidos y por clasificar a la final $ 5 millones líquidos”. En caso de no jugar el certamen continental, el Mago aseguraba $ 10 millones si sumaba la mitad de los minutos durante esa temporada. Frente a ese reclamo, los abogados del Cacique aclararon que Colo Colo sí disputó la Copa Libertadores 2018 y su bono por la participación se le canceló en 25 de noviembre de 2018, que ascendió a casi $ 18 millones por los premios grupales y su acuerdo individual.

Valdivia y Colo Colo no ceden. El mago no da pie atrás en su millonaria demanda frente al Cacique, que hoy enfrenta un duro presente económico.

Comenta