Valdivia ataca a Colo Colo con una millonaria demanda contra ByN

El volante asegura que el club le adeuda $ 356.348.000 por incumplimiento de las prestaciones laborales durante su estadía en el Monumental. Exige la recaudación de dos amistosos que no se realizaron y premios por objetivos alcanzados.




Jorge Valdivia lleva a Blanco y Negro a los tribunales. A más de 6.700 kilómetros, desde la ciudad de Morelia, en donde actualmente defiende al club local, el Mago le entregó un poder a su grupo de abogados dirigido por Gerardo Otero para que le exija a Colo Colo el pago de $ 356.348.00 por concepto de deudas por prestaciones laborales. El documento fue ingresado el 7 de febrero en el tribunal laboral de Santiago. Así, el volante aviva su guerra con el Cacique.

Valdivia asegura que Blanco y Negro no cumplió las obligaciones que se pactaron en su arribo al Monumental. Con fecha 20 de junio de 2017 y hasta diciembre de 2018, ambas partes acordaron un vínculo que los uniría a cambio de US$ 1,8 millones. El monto cubría el contrato laboral, el contrato de cesión de derechos de imagen y la cesión de derechos económicos. El acuerdo se renovaría automáticamente por una temporada más en caso que el futbolista jugará más de la mitad de los minutos. Y así ocurrió, pues Valdivia ya en la fecha 10 del torneo, frente a San Luis, en Quillota, celebraba públicamente su continuidad en el Monumental .

El problema, sin embargo, radica en un acuerdo que se firmó días posteriores al contrato laboral. El 10, en su idea de generar más ingresos, exigió que durante cada contrato se le entregara la recaudación total de un partido amistoso que se organizaría durante un plazo definido. “Adicionalmente, las partes acordaron que, como contraprestación a los servicios que el jugador prestaría al club, éste tendría el derecho total a lo recaudado en un encuentro de fútbol que supuestamente se realizaría dentro de los primeros 12 meses de suscrito el acuerdo, es decir, entre el 20 de junio de 2017 y 19 de junio de 2018, o la suma mínima garantizada de US$ 200 mil líquidos”, dice parte del contrato exhibido por la defensa del futbolista en el poder judicial. En el siguiente párrafo se detalla que en caso de renovar el vínculo, Valdivia tendría el mismo beneficio: otro partido amistoso que se debía realizar entre junio 2018- junio 2019 o la suma mínima de US$ 200 mil líquidos.

Lo cierto es que ambos encuentros no se realizaron. Y Valdivia hoy reclama el dinero. Dice que siempre estuvo dispuesto a jugar esos encuentros. Así como también busca que se le reconozca una deuda que asegura no se le ha cancelado. Y es aquí donde la demanda del Mago presenta un error en las fechas. “Mediante el documento suscrito por ambas partes, de fecha 30 de junio de 2017, se acordó que el trabajador en atención a su participación como jugador profesional de Colo Colo tendría derecho a un bono “Copa Libertadores y/o minutos jugados”, regulados de la siguiente manera: por clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores se le cancelará $ 5 millones líquidos, por clasificar a cuartos de final se le cancelará $ 5 millones líquidos, por clasificar a semifinales $ 5 millones líquidos y por clasificar a la final $ 5 millones líquidos”. En caso de no jugar el certamen continental, el Mago aseguraba $ 10 millones si jugaba la mitad de los minutos jugados durante esa temporada.

Los abogados de Valdivia dan por hecho que el Cacique no jugó el certamen internacional de 2018, pese a que el equipo de Héctor Tapia se anotó en cuartos de final de aquel certamen. Y acuden a la cláusula que exige que al Mago se le pague el bono de $10 millones por jugar más de la mitad de los minutos de ese año.

En Colo Colo, donde aún no se sacuden la derrota en su estreno copero, recibieron la demanda con sorpresa. Y ya entregaron su defensa. Acusan que Valdivia no presentó ninguna queja al momento de firmar su finiquito en 31 de diciembre de 2019, frente al notario público Juan Facuse Heresi, en Macul: “El demandante dejó constancia expresa que: ‘durante todo el tiempo en que prestó sus servicios, recibió fiel y oportunamente de su empleador el total de las remuneraciones y demás prestaciones laborales convenidas y/o legalmente procedentes. Las partes le confirieron mutuamente el más amplio poder liberatorio con relación al contrato de trabajo que las vinculó, y a los derechos y obligaciones que de él emanaron, cualquiera fuese su magnitud, renunciando a las acciones correspondientes”, dice la entradilla del escrito que presentó Blanco y Negro.

En relación a la deuda que denuncia el Mago por los partidos que no se efectuaron, en Colo Colo señalan que el vínculo se realizó días posteriores a la firma del contrato. Agregan que el documento fue diseñado por el representante del futbolista, Mauricio Valenzuela, y que tiene carácter comercial. Por lo mismo, solicita al tribunal laboral que se declare incompetente y que la disputa se traslade a uno de orden civil. “El acuerdo de partido corresponden a un acto mercantil entre las partes; desde que, para un determinado Club, aquello corresponde a una modalidad de negocio, vinculada a la posibilidad de realizar un encuentro amistoso de fútbol, y en orden a las ganancias por sobre el valor de USD 200.000 (doscientos mil dólares) se repartieran en partes iguales con el demandante, existiendo incluso la posibilidad que no se obtuviera ganancia alguna con el negocio acordado entre las partes, lo que evidentemente repugna al Derecho del Trabajo”, agrega.

En relación a la intención del futbolista de jugar los encuentros amistosos, Blanco y Negro pone en duda la voluntad del futbolista. “Negamos que el actor siempre estuvo llano y dispuesto a participar de los encuentros amistosos a realizar, puesto que es un hecho público y notorio que el jugador únicamente jugó el 41% de los minutos del campeonato nacional 2019, y que en la Temporada 2018 el último encuentro que jugó fue con fecha 20 de octubre de ese año, no jugando las últimas 4 fechas del Torneo de ese año”, dice. El club recalca que en 2019, el futbolista no participó de las primeras cinco fechas del torneo, disputando apenas 901 de un total de 2.880 en la temporada. “Reiteramos además que el jugador declaró públicamente respecto de su deseo del término anticipado del Campeonato Nacional 2019, ante el fenómeno del estallido social de fecha 18 de octubre del mismo año”, agrega. Hoy, Valdivia lleva más de un mes sin jugar por problemas físicos en Morelia.

Para cerrar, la defensa del Cacique subraya el error del abogado de Valdivia. Colo Colo sí disputó la Copa Libertadores de 2018 y su bono por la participación se le canceló en 25 de noviembre de 2018, que ascendió a casi $ 18 millones por los premios grupales y su acuerdo individual.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.