Políticos chilenos se suman a expresidentes y parlamentarios de 26 países que advierten sobre “insurrección” de Bolsonaro

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asiste a una ceremonia en el Palacio de Planalto en Brasilia, el 2 de septiembre de 2021. Foto: Reuters

Los firmantes de la carta afirman que los actos convocados por el Presidente brasileño para este martes “pondrán en peligro la democracia” del país.




“Nosotros, representantes electos y líderes de todo el mundo, encendemos la alarma: el 7 de septiembre de 2021, una insurrección pondrá en peligro la democracia en Brasil”. Así parte la carta firmada por expresidentes, parlamentarios y ministros de 26 países publicada hoy, en la que los signatarios expresan su preocupación por las protestas convocadas para mañana por el Presidente Jair Bolsonaro, justo el Día de la Independencia del país, contra el Supremo Tribunal Federal (STF) que investiga al mandatario por su pésima gestión de la pandemia de Covid-19.

“Ahora mismo, el Presidente Jair Bolsonaro y sus aliados -entre quienes se encuentran grupos de supremacistas blancos, la policía militar y funcionarios públicos en todos los niveles del gobierno- están preparando una marcha a nivel nacional en contra de la Corte Suprema y el Congreso el 7 de septiembre, agudizando los temores de un golpe de Estado en la tercera democracia más grande del mundo”, advierten los firmantes del texto promovido por la Internacional Progresista. El mes pasado, la organización envió una delegación a Brasil para sondear las amenazas del gobierno de Bolsonaro, destacó el diario Folha de Sao Paulo.

Entre los 158 signatarios se encuentran los expresidentes Fernando Lugo (Paraguay), Ernesto Samper (Colombia), Rafael Correa (Ecuador) y Martín Torrijos (Panamá), además del exprimer ministro español José Luis Rodríguez Zapatero. A ellos se suman el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), el lingüista estadounidense Noam Chomsky, el excanciller brasileño Celso Amorim y parlamentarios como el griego Yanis Varoufakis, el británico Jeremy Corbyn, el francés Jean-Luc Melenchon y el colombiano Gustavo Petro.

La misiva también es firmada por varios políticos chilenos. Entre ellos se cuentan los diputados Claudia Mix (Comunes), Karol Cariola (PC) y Gonzalo Winter (Convergencia Social), el excandidato presidencial del Partido Progresista Marco Enríquez-Ominami, Karina Oliva (candidata a senadora de Comunes), María Antonieta Saa (exdiputada del PPD), Marcia Covarrubias (exembajadora, PPD), Carlos Ominami (exsenador PS), Juan Somavía (exdirector general de la OIT) y Camilo Lagos (presidente del Partido Progresista).

La carta cita las amenazas de golpe propagadas por Bolsonaro en las últimas semanas, como la declaración de que las elecciones de 2022 no pueden tener lugar sin la aprobación del voto impreso. “El Presidente Bolsonaro ha intensificado sus ataques en contra de las instituciones democráticas de Brasil en las últimas semanas. El 10 de agosto, dirigió un desfile militar sin precedentes por la capital, Brasilia, y sus aliados en el Congreso impulsaron reformas radicales al sistema electoral del país, ampliamente considerado uno de los más confiables del mundo. Bolsonaro y su gobierno han amenazado –reiteradamente- con cancelar las elecciones presidenciales de 2022 si el Congreso no aprueba estas reformas”, señala el texto.

“Ahora, Bolsonaro convoca a sus seguidores a viajar a Brasilia el 7 de septiembre en un acto de intimidación a las instituciones democráticas del país. Según un mensaje compartido por el presidente el 21 de agosto, la marcha es en preparación para un ‘contragolpe necesario’ contra el Congreso y la Corte Suprema. El mensaje afirmaba que la ‘Constitución comunista’ de Brasil le ha quitado el poder a Bolsonaro, y acusaba al ‘Poder Judicial, la izquierda y todo un aparato de intereses ocultos’ de conspirar en su contra”, agrega la misiva.

La declaración alerta con los paralelos de lo sucedido en enero en Estados Unidos. “Miembros del Congreso de Brasil han advertido que la movilización del 7 de septiembre ha sido modelada de la insurrección en la capital estadounidense el 6 de enero de 2021, cuando el entonces Presidente Donald Trump incitó a sus seguidores a ‘detener el robo’ con falsas denuncias de fraude electoral en las elecciones presidenciales de 2020”, detalla.

Los signatarios de la carta concluyen: “Estamos profundamente preocupados por la inminente amenaza a las instituciones democráticas de Brasil y nos mantendremos vigilantes para defenderlas antes del 7 de septiembre y después. El pueblo de Brasil ha luchado por décadas para garantizar la democracia contra el dominio militar. No debemos permitir que Bolsonaro se las arrebate ahora”.

La carta llega al mismo tiempo que Bolsonaro publicó un mensaje hablando de “paz y armonía” durante las manifestaciones convocadas para este martes.

El mensaje de Bolsonaro se produjo luego de que los seguidores del presidente difundieran videos entusiastas, algunos interpretados como una provocación para generar conflictos, especialmente en Brasilia, uno de los puntos centrales del encuentro, según destacó la edición brasileña del diario El País.

Este domingo, el bolsonarista Jackson Vilar grabó un video sugiriendo que “va a haber jaleo en Brasilia”, recordando que los indígenas están acampando en la capital para seguir el juicio en el Supremo Tribunal Federal sobre el hito temporal. “Gente de la derecha, he hablado con algunos líderes de allí, los chicos están encendidos. Como la pólvora. Si se enciende una mecha, si un indio de esos se interpone en el camino, Brasilia se ‘desindializará’”, ironizó, hablando de “derramamiento de sangre”, apuntó el periódico.

El video provocó reacciones y Vilar grabó otro el domingo para desmentir lo que había dicho antes. “No dije que hay que ir a Brasilia a derramar sangre indígena, no”, señaló el bolsonarista, quien, sin embargo, admitió “que los ánimos están caldeados”.

También Zé Trovão, el camionero que ha estado estimulando las manifestaciones contra la Corte Suprema, grabó un vídeo advirtiendo que “el pueblo brasileño” inicia este día 7 el movimiento en defensa de su libertad. “Comienza el día 7, pero solo terminará cuando se produzca la destitución de los 11 magistrados del STF y se cuenten públicamente los votos. Si esto no ocurre, todo Brasil estará paralizado durante el tiempo que sea necesario”, dijo Trovão. La Fiscalía General solicitó el arresto del camionero, aprobado por el magistrado del Supremo Alexandre de Moraes, por sospechas de estar organizando manifestaciones violentas para el día 7 de septiembre, indicó El País.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.