Ponder Group, la agencia de marketing digital con que Parisi intentó financiar las campañas del PDG

Hasta la semana pasada, el Partido de la Gente, que hoy tiene al ingeniero comercial de presidenciable, apuntó a centralizar los costos de las candidaturas a través de esta firma de publicidad que está ligada a uno de sus candidatos a diputado. Pero el 13 de septiembre habrían echado pie atrás. "Era algo que pensábamos hacer, era una opción (...) Se tomó la determinación hace dos semanas de que no se iba a hacer una centralización de votos... no falta la gente malintencionada que quiere dañar una candidatura, empiezan a hablar cosas, a publicar cosas que no corresponden”, dijo el titular del PDG, Luis Moreno. Expertos cuestionaron la decisión de la colectividad y debaten sobre su legalidad.




Hace meses el Partido de La Gente (PDG) desplegó una fuerte campaña en redes sociales. A través de Twitter, Facebook y YouTube su líder y candidato presidencial, el ingeniero comercial Franco Parisi Fernández, lleva adelante una inédita campaña presidencial vía remota desde Estados Unidos.

Su ausencia en el país para encarar su campaña ha generado una serie de especulaciones. Ayer Canal 13 reveló que mantiene una orden de arraigo debido a una millonaria deuda por pensión de alimentos, lo que significaría que de pisar suelo chileno podría ser detenido, aunque su abogado ha planteado que él nunca ha sido notificado de esa demanda y, por ende, no existiría la posibilidad de que sea aprehendido a causa de este caso que se tramita en juzgados de familia.

¿Qué motiva a Parisi y al PDG a mantener una campaña a distancia? Su entorno insiste en que el candidato vendrá. “Las campañas empiezan el 22 (de septiembre), está en planificación, lo que salió ahora de la demanda por pensión... no está contemplado que Franco no vaya a venir por eso, la idea es que solucione sus problemas con sus contratos de trabajo que tiene, para poder venirse para acá, no se ha dicho tampoco que no va a venir”, dijo Luis Moreno, presidente del PDG.

Pero la campaña parlamentaria sigue y, para ello, hasta la semana pasada el colectivo había decidido centralizar los costos de las 382 candidaturas, incluyendo la de Parisi, contratando los servicios de la empresa de publicidad, Ponder Group Limitada. Una medida inédita, con la que el partido buscó asumir internamente los gastos de todos sus candidatos por medio de una empresa externa, que está ligada a uno de sus postulantes.

El 14 de agosto, en un live, voceros del PDG junto con Parisi -en medio de la pública pelea que sostuvieron con Gino Lorenzini, fundador de Felices y Forrados-, afirmaron que “lo único cierto” era que la directiva de la tienda quería financiar con el reembolso de votos del Servicio Electoral la campaña presidencial, parlamentaria y de cores -más de cien community managers, audiovisuales, productora de franja y agencia de medios para “500 candidatos”-, porque “no tenemos un peso, no queremos deber favores políticos”. Así, le pedirían al personal que “trabajen gratis 3, 4 meses”y “les pagamos después que nos devuelvan con los votos”.

El 11 de septiembre -en otra transmisión en vivo de PDG Live- el propio Moreno explicó el plan para financiar las postulaciones de los candidatos. Este consistía en “hacer una centralización de votos, porque hicimos unas cotizaciones y las empresas que se dedican a hacer las campañas son carísimas. La más barata para empezar nos estaba cobrando $ 370 millones, solamente el pie. Al final salía entre $ 500 millones a $ 700 millones. Eso es plata al contado. No es plata que vamos a pagar después que termine la campaña o algo así. Ahí viene otra parte que también nos pedían”.

“No tenemos financiamiento por parte del Estado tampoco ni por parte del Servel. Oye, hagamos una centralización. En este caso, Franco dice: Mira, yo entrego todos mis votos para poder financiar a todos los candidatos. ¿Cómo se financian? Con la devolución de votos”, sostuvo.

“Lo que queremos hacer es lo mismo que nos estaban ofreciendo las empresas externas, pero de una forma mejorada y que lo haga el partido. La empresa Ponder no existe. Bueno, hay una empresa que hace lo que son los asuntos de campaña, pero las personas que participan ahí. Podría decirse quién es Ponder, son todos los que van a trabajar dentro del partido. Los 100 community manager. Estamos hablando que son: diseñadores gráficos, los que van a manejar las redes. Es uno para cinco candidatos. Esas personas, que están acá en PDG Live. Todos los que van a trabajar en la campaña de 24 a 7. Todos lo que van a hacer la papelería, palomas y las campañas digitales o radiales. Todo esto es para pagarlo a través de los votos que Franco cedió a todos los candidatos más sus propios votos. La idea es poder hacer una campaña igual para todos. Tanto como la del presidente, hasta los cores”, explicó Moreno en la transmisión vía Facebook y YouTube.

“Todas estas cosas que conlleva una campaña, se paga con eso. Esa es la idea principal. Pero acá no es un grupo de cinco personas solamente que va a trabajar. Hay que pagarle a mucha gente. Estamos hablando de más de 100 community manager que son audiovisuales, gráficos y los que manejan las redes sociales. Al partido no le llega ningún peso. Ese mito de que al partido le llega toda la plata, es mentira. Servel les paga a los proveedores. Imagínate que en la campaña de 2013, Franco sacó de la devolución de votos con todo lo que se hizo de 500 millones, alcanzó a devolver $ 300 millones solamente. Él tuvo que pagar de su bolsillo $ 200 millones”, remató.

¿Qué es Ponder?

“Porque somos jóvenes profesionales del área del marketing apasionados por las nuevas tendencias y llevamos al extremo nuestra búsqueda por estar siempre conectados y por lo que está pasando allá afuera”. Así describe el sitio de Ponder lo que realizaría la empresa de marketing digital, que publica como “casos de éxito” la web de Juan Andrés Salfate, del diario electrónico Gran Valparaíso y de Mundo Electro Electrodomésticos.

Según consta en el acta de constitución de la sociedad del 11 de abril de 2014 que se encuentra en la Primera Notaría de Santiago, Ponder cuenta con tres socios. Se trata de Francisco Rodríguez Aguirre (fallecido en 2016) y los ingenieros, publicistas y exasesores de la campaña presidencial de Franco Parisi (2014): Giancarlo Babagelata Toledo y Juan Manuel Valenzuela Henríquez. Este último -según su LinkedIn- es gerente comercial y de comunicaciones de Felices y Forrados, firma que fundó Gino Lorenzini, excandidato presidencial. Y además figura en la plantilla parlamentaria del PDG como candidato a diputado por Valparaíso.

Los dos últimos socios, además, suelen estar en los live con Parisi, y ofician muchas veces como voceros tanto del candidato como del PDG. Barbagelata, según consignaba La Tercera PM en noviembre de 2019, cuando el nombre del economista reapareció como eventual carta presidencial, era uno de los que solía entrevistar a Parisi en ese entonces, cuando aún decía que no quería intentar una nueva carrera a La Moneda.

Pero el plan de Moreno y compañía -al parecer- fue cortado de raíz e intempestivamente. La decisión habría sido tomada la semana pasada, el 13 de septiembre; es decir, dos días después de que el directivo entregara todo tipo de detalles. Al ser consultado ahora por dicha modalidad, el directivo explicó hoy a La Tercera PM que el partido decidió cambiar esa fórmula “por transparencia y para que no se malinterprete para malos entendidos”.

“La empresa Ponder... hay un integrante o dos integrantes creo que es, de la empresa... nosotros no vamos a trabajar con la empresa Ponder, era algo que nosotros pensábamos hacer, era una opción”, ahondó Moreno. “Se tomó la determinación hace dos semanas de que no se iba a hacer una centralización de votos. Me parece que el domingo pasado fue que se conversó. Por los dichos de Gino y todo, no falta la gente malintencionada que quieren dañar una candidatura, empiezan a hablar cosas, a publicar cosas que no corresponden”, añadió.

Frente a los cambios, el candidato a diputado del Distrito 9 Rodrigo Moreno (PDG) explicó que la decisión de cambiar la fórmula en el financiamiento de las campañas la tomó la directiva considerando la opinión de las bases. “La idea era que el partido iba a concentrar las campañas en Ponder Group, porque, como ya sabes, bueno, todos no son políticos, entonces primera vez que estamos entrando en esta área. Por lo cual era complejo abordar una candidatura per se, entonces como partido se tomó la determinación de dejar esto como con una especie de incentivo para que todos compitieran de igual forma”, explicó.

Por su parte, Valeska Oyarce (PDG) candidata a senadora y presidenta del conglomerado en la Región Metropolitana, cuestionó el cambio. “Nos afecta bastante, porque nosotros somos personas comunes y corrientes, pero nosotros como mesa estamos trabajando en potenciar las áreas de donaciones”, respondió.

¿Por qué se cayó lo de Ponder Group?

“Debido a que hubo otras intenciones con otros grupos, pensaban que Ponder supuestamente se iban a quedar con dinero y no era así, porque lo que estaba haciendo era recolectar”.

Expertos: “Instrumentaliza la actividad política”

El abogado y socio de OSVA, Gabriel Osorio, explicó que “es evidente que existe una vulneración a la finalidad establecida por el legislador en materia de financiamiento público de campañas. Si bien no existe una prohibición de carácter legal que impida contratar a los partidos políticos con empresas ligadas a sus dirigentes, como tampoco existe una prohibición que candidatos contraten a gente vinculada a ellos; el Servicio Electoral, a través de su potestad interpretativa que le reconoce la ley, puede fijar reglas de gasto electoral, en la cual se proscriban estas prácticas, pudiendo así rechazar los gastos electorales que se fragüen de la forma que el PDG pretende hacerlo. No es necesario una reforma legal, dado que el Servicio tiene la potestad de señalar la forma en que se aplicarán las disposiciones electorales, pudiendo así evitar estas prácticas nefastas”.

En tanto, el académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y la U. San Sebastián, Jorge Barrera, sostuvo que “si bien alguien podría sugerir que el texto de la ley lo permite, la verdad es que estamos frente a un mero acto formal que buscaría defraudar el espíritu de la legislación y con fondos públicos. De los antecedentes es meridianamente claro que Franco Parisi no se ha presentado para competir en la carrera presidencial, sino que solo ha declarado su candidatura para hacerle caja a la agencia de medios que ha contratado el Partido de la Gente”.

En esta línea, “creo que el profesor Osorio tiene un punto muy importante, pues efectivamente el Servel podría derechamente instruir que se rechazaran gastos electorales que tengan por objeto la ganancia de una empresa vinculada a las candidaturas. Lo anterior, más aún considerando la jurisprudencia reciente del Tricel en donde se tuvo por rechazadas las candidaturas de Felices y Forrados en base al principio de realidad, proscribiendo el fraude a la ley en base a meros formalismos, y rechazando cualquier intervención de empresas o conglomerados económicos que intenten utilizar e instrumentalizar la actividad política”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.