Gobierno enviará esperado proyecto de ley de “fondo de fondos” para startups y pymes que podría implicar el 1% de las inversiones de las AFP

El proyecto, que se viene trabajando desde el 2019, será presentado en los próximos meses para su tramitación en el Congreso. Sin embargo, desde el Ministerio de Economía indican que el porte de los fondos de pensiones es algo que aún no está zanjado.




La idea de concretar un fondo de fondos para impulsar una industria de capital de riesgo en Chile sigue sumando adeptos, y esta vez fue el gobierno, a través del Ministerio de Economía, con el apoyo de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech). Ambos están desarrollando un proyecto de ley cuya particularidad es que incluye a los fondos de pensiones para su financiamiento y que además de startup, busca apoyar a las pymes con características innovadoras y competitivas.

El proyecto se viene trabajando desde el 2019, y según la Asech, será presentado en los próximos meses para su tramitación en el Congreso, y propondría a las AFP como un factor clave como aportantes, ya que podrían invertir el 1% de libre disposición, lo que equivale a US$2 billones año.

Otro inversionista importante para este fondo de fondos sería el Estado a través de Corfo, realizando aportes de capital en lugar de deuda, ya que en líneas de capital de riesgo por año aportan US$80 millones, aproximadamente. Además, se buscaría sumar otros inversionistas y fondos de inversión tanto locales como extranjeros.

“La eventual creación de un fondo de fondos nace con el objetivo de dar respuesta a ciertas barreras que han dificultado el crecimiento de la industria del capital de riesgo a nivel local, limitándola solo a las primeras etapas de financiamiento de las empresas, ocurriendo a menudo que proyectos fracasan o terminan establecidos en el extranjero en busca de mejores oportunidades para levantar capital”, señala el ministro de Economía, Lucas Palacios.

Sin embargo, desde el ministerio indican que la idea de que las AFP inviertan en este fondo, es algo que aún no está zanjado completamente y, hasta el momento, es solo una propuesta. “Una estructura de fondo de fondos no tiene por objeto la participación de uno o más inversionistas específicos de manera obligatoria ni predefinida, sino que busca crear las condiciones de mercado necesarias para atraer inversionistas privados, institucionales o extranjeros que quieran participar”, comenta el ministro acerca de dicho tema.

La autoridad recalca que “considerando que Corfo ha jugado un rol fundamental en el desarrollo de la industria, sobre todo en sus etapas iniciales, su futura participación como aportante del fondo de fondos resulta clave en el escalamiento de proyectos exitosos. Con la participación del Estado como catalizador, se podría generar volumen relevante de financiamiento de esta pujante industria, incentivando la entrada del sector privado y de grandes inversionistas como instituciones, corporaciones o fondos extranjeros”.

¿Y quiénes serían los beneficiados? Según explica Marcos Rivas, presidente de la Asech, “lo que propusimos y estuvimos trabajando con la Asociación Chilena de Venture Capital (ACVC), era un proyecto que incluyera también a las pymes y no solo se centrara en startup innovadoras, ya que hay pymes competitivas que hoy solo pueden acceder a deuda, y creemos que la vía de la capitalización, también es una buena fórmula a la que pueden sumarse”. De hecho, hace unos días, PULSO publicó un estudio de Endeavor acerca de la importancia de crear un fondo de fondos en Chile.

En ese sentido, según explica Rivas, desarrollar la industria de capital de riesgo en Chile resultaría clave, ya que hoy, en las alternativas de financiamiento para los emprendedores y pymes, la deuda representa el 56% en comparación a EEUU, que sólo llega al 13%. Además, actualmente en el país hay aproximadamente US$150 millones en la industria disponible para inversión, muy lejanos a los 100 mil millones de dólares que tiene EEUU para este tipo de industria.

Rivas recalca que la idea de crear un fondo de fondos público-privado tiene como objetivo diversificar la matriz productiva del país, y para ello resulta fundamental el apoyo de los fondos de pensiones. “La verdad que la reunión que tuvimos con las AFP no fue muy fructífera dado que cuando conversamos con los gerentes de inversiones, no se mostraron muy motivados en invertir en un fondo de fondos, lo cual fue para nosotros bastante frustrante, pero ahí fue cuando el ministro (Lucas) Palacios tomó la decisión de generar un proyecto de ley”, sostuvo.

El ministro explica que esta alternativa de incentivo a la innovación y emprendimiento no tiene por objetivo modificar o reemplazar las medidas actuales de apoyo al emprendimiento existentes en CORFO, SERCOTEC y Start-Up Chile. Se trataría de un complemento para potenciar crecimiento futuro, con participación tanto de los riesgos como beneficios. “Es necesario dejar claro que esta medida no consiste en subsidiar a emprendimientos por la contingencia actual, sino que consiste en una medida de política pública que busca promover una industria con gran potencial de crecimiento como es el capital de riesgo, tal como ha sido demostrado exitosamente en múltiples países a través de alianzas público privada, como es el caso de Israel, Estados Unidos, México y la Unión Europea”, señala.

Lo que viene

Respecto a la respuesta que espera recibir del Congreso, el presidente de la Asech, destaca que “hemos estado conversando con distintos parlamentarios, presentándole este proyecto para que entiendan que es una iniciativa país y sin ningún color político. Queremos que venga a cambiar la matriz productiva del país en el largo plazo, y que en corto le dé la liquidez necesaria a cientos de emprendedores de pymes que lo necesitan, y también dinamizar e impulsar fuertemente una industria de capital de riesgo más robusta. La Asech tiene altas expectativas de que este sea un proyecto que permita dinamizar la economía”.

Desde la industria de las AFP, comentan que es positivo aumentar las alternativas de inversión de los Fondos de Pensiones, pero “el punto sensible es lograr armonizar la necesidad de financiamiento de empresas de menor tamaño con el mandato de las AFP de invertir los ahorros previsionales de los trabajadores con el único objetivo de obtener, en el largo plazo, una adecuada rentabilidad y seguridad de los ahorros que financiarán sus pensiones”, explica una fuente ligada a este sector, y agrega: “Ese es el tema más complejo que resolver y hay que hacer todos los esfuerzos para asegurar a las partes que podrán cumplir con los objetivos que la sociedad espera de ellos, para lo cual se deberán disponer los instrumentos que aporten seguridad a las inversiones”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.