Presión sobre Biden se hace insostenible: quiénes apoyan y cuestionan su continuidad en la carrera presidencial

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una reunión de líderes sindicales nacionales en la sede de la AFL-CIO, en Washington, el 10 de julio de 2024. Foto: Reuters

La influyente expresidenta de la Cámara de Representantes y aliada del mandatario, Nancy Pelosi, dijo que “el tiempo se acaba” para que Joe Biden decida si permanece en la carrera por la Casa Blanca de 2024.


Un día después de que varios legisladores demócratas, a puerta cerrada y en un debate que ha provocado fisuras en el seno de la formación, expresaran su profunda preocupación sobre si Joe Biden podrá ganar la reelección en noviembre, las declaraciones este miércoles de Nancy Pelosi, la expresidenta de la Cámara de Representantes y aliada de Biden desde hace mucho tiempo, no hicieron más que elevar la presión sobre el mandatario estadounidense luego que la influyente política de 84 años lo instara a decidir rápidamente si permanece en la carrera por la Casa Blanca de 2024.

Los comentarios de Pelosi, que ignoraron la repetida insistencia de Biden de que él permanecerá en la carrera, sugirieron que podría enfrentar una nueva ola de dudas de sus compañeros demócratas, destacó Reuters.

Durante casi dos semanas, Biden, de 81 años, ha tratado de frenar las deserciones de legisladores demócratas, donantes y otros aliados preocupados de perder la votación del 5 de noviembre ante el republicano Donald Trump, de 78 años, después de la vacilante actuación del presidente en el debate del 27 de junio.

Durante una entrevista el miércoles con Morning Joe, de MSNBC, Pelosi no pudo evitar el tema. Cuando se le preguntó si Biden sigue contando con su apoyo como candidato, ella realmente no lo dijo. “Depende del presidente decidir si va a postularse”, respondió la expresidenta de la Cámara de Representantes. “Todos lo alentamos a tomar esa decisión. Porque el tiempo se acaba”.

“Es amado. Es respetado y la gente quiere que él tome esa decisión, no yo”, añadió Pelosi.

La entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, habla en una conferencia de prensa en el Capitolio de Washington, el 29 de julio de 2022. Foto: Archivo

El presentador Jonathan Lemire insistió en la pregunta, señalando que Biden se ha mostrado decidido en su negativa a abandonar su campaña. “¿Quieres que se presente?”, le preguntó a Pelosi. “Quiero que haga lo que decida hacer”, respondió ella. “Y así es, independientemente de lo que él decida, vamos con él”.

En todo caso, Pelosi dijo en MSNBC que estaba alentando a sus colegas en el Capitolio a esperar mientras Biden recibe a los líderes de la OTAN en Washington esta semana. “Les he dicho a todos: esperemos. Lo que sea que estén pensando, díganlo a alguien en privado, pero no tienen que ponerlo sobre la mesa hasta que veamos cómo nos va esta semana”, señaló, describiendo los fuertes comentarios de Biden en la cumbre de la Alianza Atlántica el martes como “espectaculares”.

Las declaraciones de Pelosi se producen después de que miembros del grupo demócrata de la Cámara de Representantes se reunieran el martes a puerta cerrada para discutir las consecuencias del desastroso desempeño del debate de Biden contra Trump.

Los legisladores que asistieron a la reunión pintaron un panorama sombrío de un grupo dividido sin un camino claro a seguir. “Ni siquiera estamos en el mismo libro”, y mucho menos en la misma página, dijo el representante Steve Cohen (demócrata por Tennessee) a los periodistas reunidos frente a la sede del Comité de Campaña del Congreso Demócrata (DCCC), donde se celebró la reunión.

El representante Glenn Ivey (Maryland) dijo a la revista Rolling Stone en su camino de regreso al Capitolio que “ciertamente hay más por hacer”, para asegurar a los legisladores que el presidente está en condiciones de continuar su candidatura al cargo. “No solo para las personas en la sala, sino también para la campaña”.

Hasta ahora, ocho demócratas de la Cámara han pedido abiertamente que Biden renuncie como candidato del partido. Estos incluyen a los representantes Lloyd Doggett (Texas), Raul Grijalva (Arizona), Seth Moulton (Massachusetts), Mike Quigley (Illinois), Angie Craig (Minnesota), Adam Smith (Washington), Mikie Sherrill (Nueva Jersey) y Earl Blumenauer (Oregon).

No obstante, las deserciones públicas siguen siendo un pequeño segmento de los 213 miembros de la Cámara alineados con los demócratas, y la dirección del partido sigue respaldando públicamente a Biden, destacó Reuters.

En la Cámara Alta, en tanto, Peter Welch (Vermont) se convirtió el miércoles en el primer senador demócrata en pedir a Biden que dimita como candidato presidencial del partido. “Los riesgos no podrían ser mayores. No podemos dejar de ver el desastroso desempeño en el debate del presidente Biden. No podemos ignorar o descartar las preguntas válidas planteadas desde esa noche”, dijo Welch en un artículo de opinión del diario The Washington Post que destacó su “gran respeto” por el mandatario.

“Entiendo por qué el presidente Biden quiere postularse. Nos salvó de Donald Trump una vez y quiere hacerlo de nuevo”, continuó Welch. “Pero necesita reevaluar si es el mejor candidato para hacerlo. En mi opinión, no lo es. Por el bien del país, pido al presidente Biden que se retire de la carrera”, agregó.

Welch llamó a la vicepresidenta Kamala Harris “una líder capaz y probada” y dijo que el partido tiene “otros gobernadores y senadores demócratas jóvenes, energizantes y elegibles en estados indecisos”.

Michael Bennet (Colorado) se convirtió el martes en el primer senador demócrata en decir públicamente que no cree que Biden sea capaz de ganar la reelección, pero no llegó a pedir que el mandatario se retire. “Creo que Donald Trump está en camino de ganar estas elecciones, y tal vez de manera aplastante, y llevarse consigo el Senado y la Cámara de Representantes”, dijo Bennet a Kaitlan Collins de CNN.

Otros senadores -Jon Tester de Montana y Sherrod Brown de Ohio, que son los dos titulares más vulnerables que enfrentan la reelección- plantearon preocupaciones similares sobre la capacidad de Biden para ganar en un almuerzo demócrata en el Senado el martes, informó CNN anteriormente.

A Bennet se sumó el senador Richard Blumenthal (Connecticut), quien este miércoles dijo: “Estoy profundamente preocupado por la victoria de Joe Biden en noviembre, porque es una amenaza existencial para el país si gana Donald Trump. Así que creo que tenemos que llegar a una conclusión lo antes posible”, comentó. En todo caso, añadió: “Y creo que Joe Biden, como candidato demócrata, tiene mi apoyo”.

Frente a este escenario, la Casa Blanca enviará a los principales asesores de Biden para hablar con los senadores el jueves, informó The Associated Press.

El primer ministro de Luxemburgo, Luc Frieden, junto al Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, participan en la cumbre del 75º aniversario de la OTAN en Washington, el 10 de julio de 2024. Foto: Reuters

Un día antes, el propio Biden había enviado una carta a los congresistas demócratas para pedirles poner fin a la disputa interna y centrarse en derrotar al expresidente republicano (2017-2021), asegurando que seguirá en “carrera hasta el final”.

En la misiva enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump. En el texto afirmó que ha “escuchado las preocupaciones de la gente” y no está “ciego ante ellas”, pero se centró principalmente en el proceso de nominación demócrata en el que recibió el 87% de los votos emitidos en las primarias, donde los votantes “hablaron clara y decisivamente” sobre su candidatura.

Con todo, el representante por California, Lou Correa, apuntó en declaraciones recogidas por el diario The Hill que su partido está “abriendo los ojos” al hecho de que las presidenciales de noviembre serán complicadas. “Esto va a ser una pelea de perros”, aseguró.

De momento, según las encuestas, Trump se mantiene en cabeza: acapara el 42,2 % de las intenciones de voto, 2,2 puntos porcentuales más que Biden, según la media de sondeos efectuada por la web FiveThirtyEight. En tanto, el sitio Real Clear Polling le da una ventaja de 3,3 puntos porcentuales al republicano sobre el demócrata: 47,3% contra 43%.

Sindicatos con Biden

Y así como en el seno del Partido Demócrata el debate en torno a la candidatura de Biden está al rojo vivo, en los sindicatos afines a Biden el apoyo a su reelección aún parece irrestricto, según apuntó el diario The Washington Post.

“¿Por qué los demócratas siguen con Biden? Pregúntales a los sindicatos”, tituló uno de sus artículos el influyente periódico, dando cuenta que muchos de los sindicatos más poderosos del país confirman que siguen respaldando al Presidente, a pesar de cierto apoyo vacilante después del debate.

United Steelworkers, Communications Workers of America, Laborers’ International Union of North America y Unite Here, entre otros sindicatos, confirmaron a The Washington Post que planean seguir apoyando a Biden, a pesar de su desastroso desempeño en el debate del mes pasado. Los votos de los trabajadores fueron clave para la victoria de Biden sobre Trump en estados competitivos como Michigan, Pennsylvania y Nevada en 2020.

“Ponnos inequívocamente en el grupo de los que están redoblando sus esfuerzos”, dijo Brent Booker, presidente del Laborers’ International Union of North America, que representa a unos 400.000 trabajadores estadounidenses en la construcción y otros sectores. “Ha hecho más por nuestros miembros que cualquier presidente en mi vida”.

Joe Biden pronuncia un discurso durante una reunión de líderes sindicales nacionales en la sede de la AFL-CIO, en Washington, el 10 de julio de 2024. Foto: Reuters

Esta semana Biden parece estar reforzando el apoyo de varios sectores del Partido Demócrata. Este miércoles asistió a una reunión de los principales líderes sindicales del país en la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO) en Washington, aunque esa invitación fue extendida antes del debate.

“Pienso en ustedes como mi OTAN interna, no es una broma”, dijo Biden a la multitud reunida en la sede de la AFL-CIO. Exaltó el poder de los sindicatos y les habló de su apoyo desde hace mucho tiempo, diciendo a la multitud que incluso Wall Street estaba reconociendo el poder de los sindicatos, mientras una vez más articulaba su visión de una economía construida “desde abajo hacia arriba y en el medio”.

“Dije que iba a ser el presidente más sindicalista en la historia de Estados Unidos”, afirmó Biden a la multitud que lo vitoreaba. “¿Bien adivina que? Soy yo”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla durante una reunión en la cumbre del 75º aniversario de la OTAN en Washington, el 10 de julio de 2024. Foto: Reuters

La AFL-CIO aclaró que el presidente había sido invitado para asistir a la reunión hace más de un año, pero su participación ahora implica un escrutinio mucho mayor después de que su débil desempeño en el debate contra Trump generó temores sobre su capacidad para competir en las elecciones de noviembre. Su reunión con funcionarios sindicales también se superpone con la cumbre de la OTAN en Washington, donde Biden está navegando en geopolítica con otros líderes mundiales.

“No he visto ningún indicio de que alguno de nuestros líderes sindicales haya dado marcha atrás en su apoyo (a Biden)”, dijo Steve Smith, portavoz de la AFL-CIO, la federación de sindicatos más grande del país, que tiene afiliados que representan unos 12,5 millones de miembros.

El presidente de United Steelworkers International, David McCall, señaló antes de la reunión del miércoles que su sindicato “apoya con orgullo” a Biden y dijo que su “historial de cumplimiento para los trabajadores se sostiene por sí solo”.

Kenneth Cooper, presidente de International Brotherhood of Electrical Workers, también apoyó firmemente a Biden y aseguró que los miembros de su sindicato “no podrían pedir un defensor más fuerte”.

En tanto, Biden no enfrentó llamados para que diera un paso al costado ni preocupaciones sobre su aptitud para el cargo en una reunión virtual que organizó para casi 200 alcaldes demócratas, el martes por la noche. Tras la cita, la junta directiva de la Asociación de Alcaldes Demócratas anunció su apoyo al mandatario.

“Lo que está en juego en estas elecciones no podría ser mayor y la elección no podría ser más clara. Necesitamos un presidente y un vicepresidente que defiendan a las familias trabajadoras, defiendan nuestra democracia y protejan nuestras libertades. Joe Biden y Kamala Harris son ese presidente y vicepresidente, y el presidente Biden demostró esta noche que está totalmente comprometido a trabajar con nosotros para derrotar a Donald Trump de una vez por todas”, señalaron los alcaldes demócratas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.