Tercera PM
Presenta:

Quién es y por qué dona tantos millones: Carmen Izquierdo, la mayor mecenas de las universidades

Fachada de la biblioteca de la Universidad de Los Andes. Al entrar a la izquierda está la librería Proa.

Sus grandes donaciones a la Universidad de Los Andes las realiza con el único afán de que la clínica de la casa de estudios continúe la atención médica a personas de escasos recurso.


Detrás del mesón de la librería Proa, al interior de la Universidad de Los Andes, hay una mujer menuda, de vestir sencillo y trato cordial. Saluda a los clientes cuando entran, busca sus pedidos y atiende también la caja. Lo mismo todos los días; de lunes a viernes, de las 9 de la mañana a las 6 de la tarde.

Pero la mujer detrás del mesón es también una de las mayores aportantes a la educación superior en Chile. De hecho, según cifras del Ministerio de Educación, sólo durante el año pasado María del Carmen Izquierdo Menéndez (67)  donó $1.700.000.000, superando incluso al Banco BCI y quedando detrás de Empresas Penta y Banco Santander. Su aporte lo hizo, naturalmente, a la Universidad de Los Andes, que pertenece a la Prelatura del Opus Dei, de la cual es numeraria.

La Universidad de Los Andes no sólo imparte clases, sino que también cuenta con un área de medicina, ubicada también en San Carlos de Apoquindo. Ese es el área que más atrae a Carmen Izquierdo. De hecho, según sus cercanos sus grandes donaciones a la casa de estudios las realiza con el afán de que la clínica de la universidad continúe la atención médica a personas de escasos recurso.

“Desde los inicios de la universidad, contamos con el apoyo de distintos donantes, lo que ha contribuido al desarrollo de este proyecto educativo, incluyendo la clínica universitaria.  Además, él o los principales donantes varían año a año, dependiendo de los proyectos y de las circunstancias”, sostuvo Alejandro Gutiérrez, Vicerrector Económico, Universidad de los Andes.

¿Quién es la gran mecenas de la Universidad de Los Andes?

María del Carmen es hija del matrimonio entre Roberto Izquierdo Phillips y Grace Menéndez, quienes tuvieron 13 hijos. Matías (80); Roberto (79); Gonzalo (77); Fernando (76); Diego (73); Alejandra (71); Rosario (69); Rodrigo (66); Gracia (62); Santiago (62) y Vicente (61). A ellos se suma Julio, que falleció en Perú en 1979.

En octubre de 2004, el patriarca de la familia murió dejando a los hijos una herencia que forjó principalmente a partir de la pesca industrial. De él también heredó, cuentan en el entorno de Carmen, una vocación por las organizaciones sin fines de lucro y aporte a las obras de caridad.

No es raro que hoy trabaje en una librería, que a su vez está instalada dentro de una universidad. Criada en el seno de una familia profundamente religiosa, a “Carmencita” –como le llaman sus más cercanos– desde muy joven se sintió atraída por la cultura y el mundo de las letras. Por lo mismo, no les resultó extraño a sus padres y hermanos que apostaron principalmente por carreras vinculadas a las matemáticas, como ingenierías, que ella terminara estudiando Licenciatura en Historia en la Universidad Católica.

La ayuda del profesor Mario Góngora

Con el profesor  y Premio Nacional de Historia Mario Góngora  como guía, Carmen Izquierdo enfocó su tesis en la propiedad privada durante el periodo pre colonial de Chile: “La Tenencia de Las Tierras entre Los Ríos Clarillo y Maipo desde 1542 hasta 1700”, se titula la investigación que cuenta con 286 páginas y está disponible en el Salón Gabriela Mistral de la Biblioteca Nacional.

Según consigna la propia autora en la introducción de la obra debió “dedicar gran cantidad de tiempo  a la recopilación de los datos fundamentales”. En efecto, en texto se pueden constatar incluso las actas de cabildos y las Mensuras de Ginés de Lillo. Además de los títulos de dominio de Alonso de Córdova y Rodrigo de Quiroga, ambos españoles miembros de la expedición de Pedro de Valdivia.

Un año después de terminar sus estudios publicó “La explotación de la tierra entre los ríos Maipo y Claro hacia 1600 y 1660”.

Con una vida cercana a la oración, a mediados de los ochentas sus hermanas Alejandra y Gracia ingresaron a distintos monasterios. La primera de ellas entró al Convento de las Benedictinas de Rengo, y la segunda se radicó en Argentina, también en un convento. Carmen también optó por el camino de la fe, y hoy es numeraria de la congregación del Opus Dei.

La fichas puestas en Entel

El Grupo Izquierdo Menéndez controla el 7,99% de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel). María del Carmen participa en dos sociedades con las cuales, junto a las familias Matte y Hurtado, ostentan el control final de la compañía.

Actualmente la mujer cuenta con participación directa en Inversiones La Estancia II S.A. e Inversiones La Estancia II S.A. En la primera de ellas figura como controladora final con un 99,99% del capital social. Mientras que en la segunda mantiene una participación en porcentajes iguales junto a sus otros hermanos.

Si bien podría vivir de la renta de sus acciones, prefiere –según le ha comentado a sus cercanos- vivir de su trabajo.

Seguir leyendo