Quién es Andrea Cruces, la líder sindical que anunció el cierre de Ventanas y dirige el paro de la fundición

Andrea Cruces realiza un discurso tras el anuncio de cierre de la planta de fundición Ventanas, en Puchuncaví. Foto: Agencia Uno

Contadora de amplia trayectoria en el área de recursos humanos en la planta y sin militancia en partidos políticos, la dirigenta asumió la presidencia del Sindicato 1 en 2018, tras una largo período de renovación gremial. Hija de una de las familias tradicionales de Las Ventanas, al frente de la fundición consiguió amortiguar la reducción de personal en 2019 y valorar los bonos en UF, tras la negociación colectiva de 2020.




A las 20.00 horas del viernes, Andrea Cruces Romero (52), la presidenta del Sindicato 1 de la fundición Ventanas, fue quien dio el anuncio de cierre de la cuestionada planta. “Entiendan, chilenos y chilenas, quieren seguir destruyendo este país. Y este gobierno, claro que quiere la pobreza. Atentos, atentas, seguiremos insistiendo en que refinar cobre en el país es estratégico”, señaló duramente la dirigente, iniciando el conflicto entre trabajadores y gobierno, que hoy cumple dos días de paro nacional.

Fue en 2018, cuando Ventanas exigía una renovación en su sindicato, cuando esta contadora decidió postularse al cargo principal. Nunca había pertenecido a la directiva, menos a un partido político, pero su conocimiento de 32 años de las problemáticas de los trabajadores la alentó a tomar un verdadero fierro caliente.

“Ella nunca quiso ser dirigenta, pero se convenció porque veía como nos golpeaban las constantes precarizaciones que la empresa realizaba a los trabajadores”, recuerda Rodolfo González, vicepresidente del sindicato.

“Andrea trabajaba en el área administrativa de la empresa, en recursos humanos, de ahí dio el paso para ser presidenta. Y ha sido muy importante, porque llegó a reemplazar a un dirigente histórico como Luis Guerra, pero a diferencia de esa época, ahora en nuestra directiva nadie milita en partidos políticos”, asegura el dirigente gremial.

González, que lleva casi 40 años en la planta de fundición, la define como una mujer tranquila y conciliadora, pero con un gran carácter. “Ella ha manejado varias crisis dentro de la fundición y ha tenido un gran poder negociador”, dice.

En la compleja Ventanas, una de las plantas de Codelco más cuestionadas, por sus grandes pérdidas y altos niveles de contaminación, Andrea Cruces comenzó la labor dirigencial en junio de 2018 y, en los tres períodos que ha presidido (en Ventanas 1 cada dos años hay votaciones sindicales), ha debido enfrentar varios conflictos. Los más importantes fue el plan de egreso que la empresa estatal impuso en 2019 y la negociación colectiva de 2020.

“En el plan de egreso, se nos prometió que los puestos se iban a recuperar, lo que no ocurrió. Allí, el sindicato se manifestó y ella condujo las negociaciones, hasta que al final se repusieron bastantes más del 20 por ciento de reposición que realizó la empresa”, cuenta González.

“La otra fue la negociación colectiva, en 2020. Allí conseguimos que todos los beneficios se mantuvieran, pero, además, conseguimos que los bonos fuesen fijados en UF, algo que nos ha beneficiado bastante en el último tiempo”, agrega el vicepresidente de Ventanas 1.

Andrea Cruces, presidenta del Sindicato 1 de la fundición Ventanas, de Codelco. Foto: Agencia Uno

Por lo mismo, sus pares dirigentes también la destacan. “Es una gran dirigente”, ha asegurado el presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), Amador Pantoja, del que Cruces es presidenta de la zonal Quinta Región.

“Una niña brillante”

La familia Cruces Romero arribó a Las Ventanas, en la comuna de Puchuncaví, hace más de cincuenta años. Llegaron desde otra localidad minera, Paipote, en Copiapó, para radicarse en el litoral central y trabajar en la fundición de cobre que en ese momento nacía.

“Su padre era un hombre ejemplar, muy respetuoso, participativo en las actividades que realizaban los apoderados, siempre nos apoyaba. Toda su familia es reconocida en la comuna, son gente que lleva mucho tiempo en la zona”, rememora Milta Bernal (76), su ex profesora de Historia y Técnico Manual en la escuela básica F-187, actual Complejo Educacional Sargento Aldea.

Mi negrita era una niña brillante. No fue presidenta de curso, pero sí era muy participativa. Recuerdo que era inteligente, que se expresaba muy bien y que era muy respetuosa con los profesores”, añade la docente, que también es una histórica vecina del sector La Greda.

Su enseñanza media la cursó en el Instituto Superior de Comercio Alberto Blest Gana, de Viña del Mar, donde recibió título técnico de Contadora Auditora.

“La veo dando esta pelea y me alegro que esté ahí, porque ella siempre se ha preocupado por los trabajadores, por reclamar lo que le parece justo”, explica Bernal.

Ahora enfrenta la lucha más dura que deberá librar. Junto a la FTC llevan dos días de paro nacional y desde hoy deberá utilizar todo su poder negociador frente a personeros del gobierno.

Sigue también en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.