Cruje el modelo de dos coaliciones: la tensión entre el Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad por la lealtad al gobierno

Comité político ampliado este lunes.

En medio de la discusión en sala por el proyecto de retiro de fondos de pensiones, quedó en evidencia la fisura que existe entre los dos conglomerados que sustentan el gobierno de Gabriel Boric. El concepto "lealtad" se escuchó varias veces durante la jornada y, desde Apruebo Dignidad, apuntaron principalmente a los votos "díscolos" -que apoyan el quinto retiro de libre disposición- del PPD y el PS. Entre los socialistas resintieron particularmente los dichos de la diputada Gael Yeomans (PS), quien los emplazó aludiendo a que "reivindican a Carlos Lorca, pero no son capaces de defender un programa de cambios".




“Aquí hay muchos parlamentarios que buscaban ‘fotitos’ con Gabriel Boric, nuestro Presidente. Pero es oficialista quien defiende el programa antineoliberal, no el que solo sonríe cuando sube en las encuestas. Esa deslealtad también se paga”.

La frase pronunciada por el diputado de Convergencia Social, Diego Ibáñez no fue el único “golpe” de la jornada dirigido desde Apruebo Dignidad a sus pares del Socialismo Democrático.

En medio de la extensa discusión en la Cámara por ambos proyectos de retiro de fondos previsionales -uno acotado para saldar deudas, promovido por el Ejecutivo; y otro de libre disposición propuesto por los parlamentarios que seguían discutiéndose en sala hasta el cierre de esta edición-, el frenteamplista apuntó particularmente a los representantes del PPD y el PS que anunciaron sus votos favorables al quinto retiro promovido por la diputada Pamela Jiles.

El concepto “lealtad” se escuchó varias veces durante la jornada. De hecho, la diputada PS Emilia Nuyado al anunciar su voto favorable a la iniciativa parlamentaria, aseveró estar dolida con quienes la califican de “traidora”.

El despliegue de ministros en el Congreso para evitar la fuga de votos oficialistas en favor del proyecto resistido por el gobierno del Presidente Gabriel Boric fue amplio este lunes. Contempló, por ejemplo, que el ministro de Hacienda, Mario Marcel, almorzara con la bancada PPD que ya había anunciado que 8 de sus 9 integrantes estaban dispuesto a desmarcarse del Ejecutivo.

Al almuerzo con el titular de Hacienda solo llegaron cuatro diputados. Entre esos, la diputada Helia Molina, quien ya estaba convencida de votar con el gobierno.

El diputado Jaime Araya -quien manifestó su voto favorable a la iniciativa parlamentaria- se excusó por ir en ruta hacia Valparaíso, mientras que Carlos Bianchi transmitió que no asiste a ese tipo de encuentros. René Alinco, eterno “díscolo” del oficialismo, también se restó.

Las palabras de Ibáñez no quedaron sin respuesta y desde la misma bancada PPD-Independientes, Araya replicó el emplazamiento. “He escuchado frecuentemente que se nos trata de traidores, aprovechadores, de desleales. La pregunta es: ¿Traidores con quién? ¿Con quienes uno representa? ¿Con la gente que estaba esperando el cuarto retiro? ¿Con las familias de clase media que tienen angustia? Nosotros no somos traidores”, dijo.

Quien también apuntó sus dardos a los partidos de la ex Concertación y sus votos díscolos fue la diputada Gael Yeomans. “¿Cómo se puede ser socialista o socialdemócrata y defender que la gente no tenga pensiones (...) cuando hay condiciones para un genuino sistema de seguridad social. Reivindican a Carlos Lorca, pero no son capaces de defender un programa de cambios”, afirmó.

Yeomans también señaló al PPD, valorando que la propia timonel de la tienda, Natalia Piergentili, fue crítica con la postura de sus diputados. “Fue la propia presidenta del PPD la que acusa de neoliberales a los parlamentarios que prefieren optar por ese camino y no por reformas estructurales. ser parte de un gobierno requiere compromiso con el programa”.

Más tarde, y ante la molestia de los socialistas, la diputada de CS debió ofrecer disculpas a sus aliados del PS.

El debate previo

Los ánimos entre Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático ya estaban tensos antes de que se iniciara la sesión de sala que ayer revisó los dos proyectos de retiro.

El domingo en la noche la Secretaría General de la Presidencia (Segpres) citó telemáticamente a los jefes de bancada oficialistas y presidentes de partido. Se entendía que las votaciones serían el primer test importante del gobierno que no cuenta con mayoría en el Congreso. Por ello, además del ministro Giorgio Jackson, a la reunión se conectaron Marcel; la titular de Trabajo, Jeannette Jara, y la ministra de la Mujer, Antonia Orellana.

Una de las primeras en tomar la palabra por el lado de los parlamentarios fue la diputada y jefa de bancada PC, Karol Cariola. Según presentes, la parlamentaria comunista se extendió por varios minutos haciendo énfasis en la lealtad y disciplina que debían demostrar los cuadros oficialistas de cara al primer desafío legislativo del Ejecutivo.

La jefa de los diputados endureció su postura al aludir a los partidos del bloque Socialismo Democrático, y particularmente al PS, que ayer contaba tres votos “disidentes”: Danisa Astudillo, Emilia Nuyado y Marcos Ilabaca.

Las palabras de Cariola tuvieron respuesta del diputado Tomás de Rementería, subjefe de los diputados socialistas, quien replicó que así como el PC tiene aprehensiones con ciertos votos en el PS, ellos tampoco tenían la seguridad de que los parlamentarios comunistas -como Matías Ramírez o Marisela Santibáñez- rechazarían la iniciativa de los parlamentarios y respaldaran el proyecto del gobierno. Por su parte, el presidente (s) del PS, Andrés Santander, transmitió que la reunión no era un espacio de recriminaciones.

“Todos tienen patios traseros, algunos más notorios que otros. Todas las bancadas tendrán algún descolgado con este proyecto”, comentó uno de los presentes en esa cita.

En el PS comentaron que el trasfondo de la tensión con el PC se debía a la estrategia que adoptó La Moneda para tratar de contener el “quinto retiro”. Al optar por un proyecto alternativo, de pronóstico incierto, se escuchó solamente la presión de los comunistas, sin prever que ello expondría al ministro de Hacienda, Mario Marcel, a cuestionamientos de actores económicos, políticos y académicos, entre ellos economistas, por ceder a un retiro aun cuando fuera acotado.

Recriminaciones cruzadas

En esta coyuntura, los socialistas han manifestado su recelo a cómo se llegó al proyecto alternativo de retiro de fondos previsionales del Ejecutivo y han sido críticos de la “técnica legislativa” del ministro Jackson.

Y es que en la colectividad apuntan a tres puntos “conflictivos”: primero, que sea un proyecto producto de la presión del PC, quienes estaban dispuestos -hasta el martes pasado- a aprobar el quinto retiro de Jiles; lo que se suma la poca socialización con el resto de las bancadas oficialistas y el desmedro en el que quedó el ministro Marcel -cercano a las filas socialistas- al verse obligado a buscar esta salida técnica.

En la reunión del domingo, de hecho, Marcelo Díaz -quien se conectó representando al movimiento Unir- también secundó la idea del nulo trabajo prelegislativo con el resto de las bancadas para afinar la vía de retiro alternativo, lo que fue respaldado por el timonel del FRVS, Jaime Mulet.

Sin embargo, las recriminaciones no se circunscribieron solamente al PS y al PC. La titular de Trabajo y militante comunista, Jeannette Jara, apuntó -en alusión al desmarque de la bancada PPD y a los votos PR- en qué escenario de respaldo quedaban las seremías designadas en los cupos de esos partidos si finalmente los parlamentarios terminaban entregando su respaldo al proyecto de de quinto retiro de libre disposición.

Desde el PPD, la timonel Natalia Piergentili tomó la palabra y también transmitió el resentimiento en particular en su bancada -formada principalmente por independientes que compitieron en cupo del partido-, quienes exigen un mayor “trato” en particular del ministro Jackson. “Las bancadas no solo son aliadas en los momentos difíciles”, habría transmitido la líder de la tienda.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.