WOM revela por primera vez todas sus cifras: sus ganancias, sus deudas y su dotación

WOM

Acrónimo de Word of Mouth (boca a boca), la firma cumplió cinco años en Chile y en su proceso de registro en la Comisión para el Mercado Financiero entregó a la autoridad sus estados financieros. La compañía ganó $21.539 millones en 2020, un 13% más que el año pasado. Tiene una participación de mercado de 22,6% y es la tercera en pospago. Su dotación llega a 2.451 empleados, el 81% tiene menos de 40 años y el 14% son venezolanos. Además, tiene 24 planes de compensación para sus ejecutivos.




Es una suerte de autobiografía. WOM llegó a Chile hace cinco años a “revolucionar la industria de las telecomunicaciones”, su nombre es un acrónimo de Word of Mouth (boca a boca), ya tiene una participación de mercado de 22,6%, una dotación de 2.451 personas y ganancias que el año pasado llegaron a $ 21.539 millones. Todo está contenido en la memoria 2020 de la empresa que, por primera vez, se entregó a las autoridades regulatorias chilenas.

La compañía solicitó el 30 de octubre de 2020 su inscripción en el registro de valores de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) para emitir valores de oferta pública distintos de acciones y por ello, la empresa controlada por el fondo Novator Partners adjuntó una serie de documentos, entre ellos, su memoria anual y estados financieros de 2020. Ahí revela todos sus números.

WOM había informado en un comunicado sus resultados de 2020, pero mostrando solo algunas cifras. En su última memoria anual reporta que el año pasado consiguió una utilidad líquida por $21.539 millones, un 13% más que el año anterior, cuando ganó $18.994 millones.

Según la empresa, aquello se explica por varias cosas. En primer lugar, el resultado operacional creció un 7% a $65.069 millones, influenciado por un aumento en los ingresos por ventas de 11%. Sobre este punto, la empresa explica que, pese a la pandemia, elevó en 12% su parque de clientes.

En segundo lugar, el EBITDA subió 15% en 2020 y terminó en $159.275 millones, también explicado por los ingresos por ventas. Este ítem es bastante mayor si se compara con el EBITDA de $39.473 que tenía la firma en 2018, según los estados financieros de 2019 que también reportó. Allí comenta que esta alza de 250% que registró el EBITDA en 2019 se explicó por el comportamiento positivo de ingresos por ventas.

En tercer lugar, “el resultado no operacional presentó una notoria disminución de su déficit, bajando éste en un 40% (a -$44.899 millones). Esto se debe principalmente a una menor pérdida por efectos de diferencia de cambio, menores costos financieros y mayores ingresos financieros”.

En cuarto lugar, puntualizan que el resultado antes de impuestos fue de $20.170 millones al cierre de 2020, “presentando un incremento significativo en relación al año anterior”. En tanto, el resultado neto del ejercicio marcó un alza de 13%.

Con todo, los ingresos de la compañía totalizaron $587.484 millones en 2020.

Historia y dotación

WOM es la sucesora de Nextel, compañía que comenzó a operar en Chile en 2003. En enero de 2015 fue adquirida por el accionista principal de la actual compañía, el que es asesorado y administrado por Novator, un fondo de capital privado con sede en Londres.

Si a comienzos de 2017 la firma tenía una participación de 9,4%, la cifra ha crecido exponencialmente hasta el 22,6% que reporta a fines de 2020. La compañía tiene hoy más de 230 tiendas y 2.451 trabajadores, de los cuales hay 9 ejecutivos principales y 46 gerentes. Los profesionales y técnicos suman 2.388.

Los miembros de la junta directiva y los ejecutivos clave tienen programas de retención que han sido valorados en $ 4.903 millones al cierre de 2020. La compañía tiene dos programas de retención principales: uno basado en participación en las ganancias y otro basados en programas de desarrollo de valor. A la fecha, dice WOM hay 24 planes en funcionamiento para la junta de directores, los gerentes senior, empleados clave y ex ejecutivos.

El directorio de siete miembros vigente hasta la junta de accionistas de este año estaba presidido por el ingeniero civil industrial Sebastián Precht e integrado por Cetin Serdar, Graham McInroy, Christopher Laska, Esteban Ok y Álvaro Araya. Dos chilenos, un noruego, un argentino, un británico y un turco. Su gerente general es Christopher Laska.

Mientras, la dotación completa tiene un 60% masculino y 40% femenino y un 83% son chilenos y un 14%, venezolanos. El 81% de los 2.451 trabajadores tiene menos de 40 años.

Rentabilidad y deuda

La compañía también reportó que la rentabilidad sobre el patrimonio subió 0,35 puntos porcentuales (pp.) a 5,99% en 2020, lo que se explica por el alza en utilidades y el incremento de 7% que registró el patrimonio hasta $359.734 millones. En tanto, su rentabilidad sobre ventas se situó en 3,67%, y la rentabilidad sobre activos en 6,03%.

El nivel de endeudamiento de la compañía terminó en 0,63 veces, lo que significa una baja de 2%, explicado por el aumento de su caja que mitigó el mayor endeudamiento bruto.

Esto, considerando que el efectivo y equivalente al efectivo terminó 2020 con un incremento de 319% hasta los $105.166 millones. De ese total, el 92,6% está en dólares (entre fondos mutuos, depósitos a plazo y bancos) y el dinero restante en pesos chilenos (fondos mutuos, bancos, y muy poco de efectivo en caja).

Y la mayor parte de su deuda es a largo plazo (63,67% del total), pero marcó una baja de 10,38 pp. respecto al año anterior; mientras que la porción de deuda a corto plazo subió en igual proporción (36,33% del total).

El 21 de noviembre de 2019 WOM reportó que obtuvo un préstamo sindicado por $119.790 millones. Los estados financieros revelan todas las instituciones con las que fue negociado y los montos: Santander ($33.277 millones), Bci ($33.277 millones), BTG Pactual ($19.725 millones), Santander Asset Management ($14.861 millones), Banco Internacional ($13.650 millones), y Credicorp ($5.000 millones).

Este crédito sindicado tiene una tasa del 3,7% más ICP (Índice Cámara Promedio) y una tasa efectiva del 6,237%, con vencimiento en noviembre de 2024.

Sin embargo, el 27 de enero de 2021 la compañía efectuó un prepago parcial del crédito sindicado que ascendió a $80.134 millones, lo que “consideró parte del capital, los intereses devengados a la fecha del prepago y un costo de quiebre”.

La firma también reportó que “a la fecha de cierre de estos estados financieros, WOM S.A. obtuvo un préstamo de su matriz WOM Mobile S.A. por un monto nominal de US$388 millones. Este préstamo se estableció a una tasa de interés nominal de 4,86% anual y pagos de intereses semestrales”.

En su memoria la firma también muestra el porcentaje que representan los principales proveedores en relación con el total de las cuentas por pagar. Allí, Huawei Chile es el que tiene la mayor concentración a nivel operacional de corto plazo (40,66%), le sigue Samsung Electronics Chile (12,83%), LG Electronics INC Chile (5,52%), Motorola Mobility LLC (3,52%), Comercial Multiwireless (3,22%), Falabella Retail (1,83%), Claro Chile (1,71%).

Principales proveedoresConcentración 2020<b>Concentración 2019</b><b>Concentración 2018</b>
Huawei Chile S.A.40,66%7,8%20,8%
Samsung Electronics Chile Ltda.12,83%19,3%20,9%
LG Electronics INC Chile Ltda.5,52%4,69%-
Motorola Mobility LLC3,52%8,9%0,70%
Comercial Multiwireless Ltda3,22%0%-
Falabella Retail S.A.1,83%1,8%3,40%
Claro Chile S.A.1,71%3,16%5,70%

Los activos y pasivos

Entre los principales activos que Wom reportó en su memoria, señala que arrienda las 233 sucursales a lo largo del país, así como el edificio corporativo ubicado en Av. General Mackenna 1369 con fines administrativos. Pero es dueño de un edificio en Rosas para sus operaciones. “Dentro de los principales activos se encuentran las torres de comunicación evaluadas en $252 mil millones aproximadamente (bruto) y equipamiento tecnológico con un valor neto de depreciación por más de $35 mil millones”, señala la memoria.

En tanto, sus estados financieros detallan que en terrenos tiene un valor neto de depreciación de $1.044 millones, edificios por $4.348 millones, activos de transmisión por $57.598 millones, y construcción en proceso por $70.701 millones.

Con todo, los activos de la compañía subieron 7% totalizando $1.078.753 millones. Cuando se trata de los pasivos, estos sumaron $719.019 millones, lo que significa un alza de 6% respecto al año anterior. Lo anterior se explica porque los pasivos corrientes aumentaron 45% a $252.328 millones, principalmente impulsado porque las cuentas por pagar comerciales aumentaron en 72%.

Por su parte, los pasivos no corrientes bajaron 7% a $466.691 millones “debido a la baja de un 27% en las cuentas por pagar a entidades relacionadas. Sin embargo, la disminución fue compensada por el incremento de 10% en los pasivos por arrendamiento (debido al mayor número de sitios propios, el cual a diciembre de 2020 ascendía a 4.952, en comparación a 4.455 a diciembre de 2019) y la cuenta específica de otros pasivos no financieros, la cual se ha visto incrementada en $10.496 millones debido al subsidio recibido por parte de Subtel por el proyecto de Fibra Óptica Nacional”.

La industria de telecomunicaciones

La compañía aterrizó en el país en 2015 y ya cuenta con 7 millones de clientes y un 22,6% de participación en el mercado móvil, englobando a clientes prepago y postpago.

En suscriptores postpago (que son los que pagan una tarifa de suscripción mensual y se les factura mensualmente por los servicios prestados el mes anterior) en 2020 alcanzaron un 47% de sus suscriptores totales, mientras que los prepago fueron el 53%. En el mercado de pospago, la compañía detalla que tienen un 21% de cuota, siendo con ello el tercer operador.

Sobre el tráfico de datos mencionan que en el caso de WOM hubo un crecimiento anual de 47,8% versus 2019. “Chile se posiciona como el país más atractivo para invertir de la zona (Latinoamérica) dado a sus condiciones políticas y macroeconómicas, lo que favorece a la industria de telecomunicaciones por el ingreso de capitales extranjeros. La capacidad del gobierno de regular la industria ha otorgado una estabilidad muy valorada por los participantes de la industria”, señala la memoria.

Sobre el Covid-19, advierten que han existido tres efectos. En primer lugar, un “incremento del comercio electrónico, lo que nos impulsa a fortalecer nuestros canales de televenta y promover los canales de pago digital”.

En segundo lugar, una “rotación de clientes relativamente menor en la industria, lo que, aunque esto también tuvo un efecto positivo en la retención de nuestros clientes, también condujo a una menor portabilidad durante el período”.

Y en tercer lugar, menciona que hubo un “mayor uso de datos durante el período, dada la cantidad de clientes que utilizan internet móvil, en lugar de internet fijo en sus lugares de trabajo”.

La memoria también muestra que según datos de Subtel, en servicios de internet móvil del sector hubo un crecimiento interanual de 12,2% en lo que respecta a redes 4G y un aumento de 40,9% en tráfico de datos para la industria.

Donde no hubo mucha variación fue en telefonía móvil (0,1%) y TV pago (1,4%). En tanto, en telefonía fija se registró una baja de 6,6%, “dando a conocer el perfil del nuevo consumidor e insinuando una probable obsolescencia de este servicio a futuro”, señala el documento.

De hecho, WOM comenta que como hay un fuerte decaimiento en el segmento de servicios de telefonía fija y televisión y su proyección a seguir esta tendencia, no ofrecen este tipo de servicios, “lo que nos permite mantenernos en el segmento móvil de mayor crecimiento futuro esperado e innovación provenientes de una creciente demanda de estos servicios y aumento de consumo de datos”.

Por otro lado, menciona el reemplazo que se ha ido dando de las conexiones con tecnología 3G por las 4G. Estas últimas han aumentado 12,2% en doce meses en la industria, según cifras de la Subtel. “Para el caso de WOM, las conexiones, medidas para la navegación móvil y BAN, aumentaron 25,9% y 18,5% respectivamente, demostrando que los clientes buscan servicios más rápidos y lo último en tendencia”.

También detalla que el total de accesos a internet en el país llegó a 24,3 millones, lo que significa un alza interanual de 8,4%. En tanto, “el 84,4% de los accesos a internet son móviles, de los cuales un 94% ha sido a través de smartphones (79,3% del total de accesos a internet)”.

Los factores de riesgo

La incobrabilidad es uno de los factores de riesgo que menciona la memoria. Allí señalaron que a diciembre de 2020, la estimación de incobrables como porcentaje de los ingresos fue de 3,7%.

Otro factor de riesgo es la dependencia. “Tercerizar parte del servicio genera un riesgo inherente al proveedor que queda fuera de nuestro control. Con los acuerdos de Roaming nacional con otros operadores, somos capaces de ofrecer mejores servicios a suscriptores ubicados en áreas donde no tenemos nuestra propia cobertura. Esto nos hace dependientes de otros operadores y nos vuelve vulnerables a la hora de entregar este servicio y manejar nuestros costos. También ocurre con marcas que nos proveen de dispositivos móviles y asistencia técnica”, comenta el documento.

Otro de los factores de riesgo es respecto a la competencia. “Existen factores que afectan la competencia de la industria. Ejemplos de esto es la disminución de la tarifa de interconexión, el límite de espectro permitido, el cambio en la ley antimonopolio relacionado a productos integrados y la incipiente entrada de nuevos actores al mercado. Estos desarrollos, junto a una posible guerra de precios, pueden conducir a márgenes operativos más pequeños, mayores opciones para los suscriptores y el aumento de movimiento de suscriptores entre competidores”.

Así, añaden que “nuestra capacidad para competir con éxito dependerá de nuestra cobertura de red, la calidad de nuestra red y servicio, nuestras tarifas, servicio al cliente, marketing y nuestra capacidad de anticipar y responder a estos factores”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.