Zoom de ReConstitución: 62% cree que la Convención está “avanzando más lento de lo esperado”

14 de Septiembre de 2021/SANTIAGO Vista de la sesión nro20,en cual se vota los dos tercios que está en polémica en el Ex Congreso Nacional, durante una nueva jornada de la Convención Constitucional. FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR /AGENCIAUNO

La última entrega de la encuesta realizada por Criteria, la Cámara Chilena de la Construcción y La Tercera permite vislumbrar cómo los ciudadanos perciben el trabajo de la Convención, el liderazgo ejercido por la mesa directiva y la autonomía que podrían tener los pueblos originarios en la nueva Constitución. Frente a este último punto, un 57% cree que los pueblos originarios no pueden elegir su propio gobierno.




A poco más de tres meses de iniciado el trabajo en la Convención Constituyente, la tercera encuesta Zoom de ReConstitución, una iniciativa de Criteria, la Cámara Chilena de la Construcción y La Tercera, consultó a la ciudadanía sobre el desarrollo del órgano constituyente y por primera vez se evaluó el trabajo de la mesa que dirigen Elisa Loncón y Jaime Bassa y se realizaron preguntas sobre la autonomía de los pueblos originarios.

Este tercer sondeo se realizó entre el 28 de septiembre y el 4 de octubre, y tomó como muestra 1.077 casos, incluyendo a mujeres y hombres de 18 o más años, de los niveles socioeconómicos ABC1, C2, C3 y D y residentes de todo el país. A estas personas se les presentaron 11 afirmaciones ligadas al funcionamiento de la Convención y otras cinco que abarcan el rol de la mesa directiva.

En esta entrega, en tanto, a los encuestados se les leyeron una serie de afirmaciones respecto de la labor de la Convención. En esas preguntas se podía responder “de acuerdo”, “ni acuerdo ni desacuerdo” y “en desacuerdo”.

Uno de los aspectos que se evaluaron fue el ritmo de trabajo dentro de la Convención. Pese a que se logró publicar el reglamento general del órgano en un período de tres meses -un tiempo inferior al que tardaron las normas de otras convenciones del mundo-, el 62% de las personas consultadas está de acuerdo con la afirmación: “la Convención está avanzando más lento que lo esperado”.

De esta cifra, además, se desprende que el 79% de quienes se identifican con la derecha coincide con esta afirmación, como también lo hace el 55% de quienes aprobaron la creación de una nueva Carta Magna en el plebiscito. También en relación al ritmo, el 57% del total de la muestra considera que la Convención “está perdiendo tiempo en asuntos que escapan al rol para el que fue elegida”.

La encuesta también consultó respecto de la afirmación “la Convención se está organizando bien”. Ante esta idea, que un 42% de los encuestados rechaza y un 24% aprueba, aquellos que se identifican con la izquierda están significativamente más de acuerdo (57%) que los de derecha, sector en que un 7% está de acuerdo con esa afirmación.

Por otro lado, un 19% de los participantes afirma que “la Convención ha logrado acuerdos importantes en este tiempo”, porcentaje que dista del 44% que no cree en esta aseveración.

Otra de las afirmaciones sobre el trabajo del órgano constituyente fue: “la Convención ha logrado trabajar bien a pesar de los obstáculos”. Frente a esta idea, un 37% de los encuestados se muestra en desacuerdo. De los datos se desprende que existe una notoria diferencia de opiniones según sectores políticos: el 60% de los encuestados que se identifican en el ala derecha está en desacuerdo con la afirmación, mientras que el 63% que se posicionan en la izquierda coincide con ella.

También, uno de los temas que han estado latentes desde el inicio del órgano constituyente es si este “debería tener facultades para discutir nuestros emblemas patrios (escudo, lema, bandera, himno)”. Frente a esta idea, el 55% de los encuestados dijo estar en desacuerdo y un 17% a favor. Por último, a los individuos que respondieron la encuesta se les preguntó si creen que “la Convención está bajo ataque permanente de sectores que no quieren una nueva Constitución”. Un 49% coincide con dicha idea, mientras que un 20% dice estar en desacuerdo.

También se preguntó sobre si “la Convención está gastando más recursos de lo necesario”. El 55% de los encuestados respondió que estaba de acuerdo con la afirmación. Entre ellos, hay un 42% de los votantes del Apruebo y el 86% del Rechazo. Un dato que destaca de esta afirmación es que el 65% de aquellas personas entre 45 y 54 años coincide con dicha premisa.

En cuanto a la diversidad de quienes componen la Convención y sus posiciones, a los encuestados se les consultó si consideran que “la Convención está controlada por grupos extremos”. Con respecto a esta idea, un 36% coincide con ella, mismo porcentaje que no está de acuerdo ni en desacuerdo, mientras que un 28% dice estar en desacuerdo.

También se les consultó sobre la idea de que “la Convención representa adecuadamente la diversidad de Chile”, y la mayoría de los encuestados (35%) afirma estar de acuerdo, mientras que 33% no está de acuerdo ni en desacuerdo y un 32% rechaza la idea. En esta misma línea, el 26% de la muestra total está de acuerdo en que “la Convención ha demostrado ser capaz de procesar y resolver las diferencias de opinión”, frente al 41% que dista de ello.

Test a la mesa de Loncón y Bassa

Además de evaluar el trabajo de los 155 convencionales, la encuesta consultó acerca de cómo se percibe el funcionamiento de la mesa directiva, encabezada por la presidenta Elisa Loncón y el vicepresidente Jaime Bassa, junto con los otros siete vicepresidentes.

En concreto, a los encuestados se les preguntó: “¿Qué opinión tienes de la mesa directiva de la Convención Constitucional en los siguientes aspectos?”. El primero de ellos corresponde a la transparencia en su actuar, tema frente al cual un 33% de la muestra respondió que tiene una opinión negativa, 34% ni positiva ni negativa y 34% positiva. La mayor respuesta positiva aflora de personas que se identifican con la izquierda (70%).

Sobre la promoción del diálogo, un 35% cree que ha sido positiva, mientras que 34% asegura que ha sido negativa y 32%, ni positiva ni negativa. En detalle, la mayoría (68%) de las personas que la evalúan positivamente se identifica con la izquierda. En relación a la imparcialidad o ecuanimidad, 41% lo evalúa como ni positivo ni negativo, mientras que 34% lo hace de manera negativa y 25%, positiva.

Sobre la diligencia o rapidez en su actuar, 42% tiene una percepción negativa. En específico, de aquellos que comparten esta visión, la mayor parte proviene de personas que se identifican con la derecha (67%) y que votaron por el Rechazo en el plebiscito de 2020 (79%). Por otro lado, aquellos que evalúan la rapidez o diligencia de forma positiva representan un 23%, mientras que los que no la evalúan de forma positiva ni negativa, un 35%.

Por último, a los encuestados se les preguntó por la capacidad de responder a contingencias que tiene la mesa. Frente a eso, la mayoría de los encuestados (38%) respondió que no lo hace ni de forma positiva ni negativa, un 34% lo hace de forma negativa y un 28%, de forma positiva.

La autonomía de los pueblos originarios

En la tercera entrega se preguntó a los encuestados sobre las posibilidades que tendrían los pueblos originarios para ejercer más soberanía. Específicamente, se consultó: “Si estás de acuerdo con que los pueblos originarios puedan...” y se entregaron cinco definiciones.

Ante ello, el 57% afirmó estar en desacuerdo con que puedan “elegir su propio gobierno”. Además, un dato llamativo es que un 71% de quienes expresan su negativa tiene entre 65 y 80 años, resultado que coincide en casi todas las posibilidades planteadas en la encuesta.

Sobre “crear sus propias leyes”, un 18% de los encuestados está a favor, mientras que el 60% cree que no debiese suceder. De este último número, un 81% se identifica con la derecha y el 85% votó Rechazo en el plebiscito.

Por otra parte, también se preguntó si los pueblos originarios debiesen tener su propio sistema tributario. Nuevamente, las respuestas negativas predominaron con un 55% y, de ellos, 75% son de derecha. No obstante, del 19% que está de acuerdo, el 35% pertenece al sector de la izquierda.

Un 60% de los encuestados no cree que los pueblos originarios deban tener su propia policía: 71% tiene entre 45 y 54 años y el 72% entre 65 y 80. Con características etarias similares, el 60% también está en desacuerdo con que tengan su propio sistema judicial.

Finalmente -y el único resultado de la sección que arrojó una negativa de menos de la mitad-, el 40% está de acuerdo en que los pueblos originarios puedan tener sus propios símbolos patrios, cifra contraria al 36% que no concuerda. De quienes respondieron positivamente, 70% son de izquierda y 28% de derecha y, además, el 61% tiene entre 18 y 29 años.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.