Chris Evert: “Absolutamente, Alexa Guarachi puede ser número uno del mundo”

Chris Evert es una de las embajadora de las Akron WTA Finals de Guadalajara. Foto: WTA.

La leyenda del tenis analiza las Akron WTA Finals, donde Chile tendrá una inédita representación. Su histórica rivalidad con Martina Navratilova, su visión sobre Federer, Nadal y Djokovic, su preferencia por Serena Williams y su amistad con Ricardo Acuña son parte de esta variada conversación.




Chris Evert (Fort Lauderdale, 21 de diciembre de 1954) es una de las más grandes leyendas de la historia del tenis. Con 157 títulos, 18 de ellos de Grand Slam, y con un impresionante registro de 1.304 victorias, la exjugadora estadounidense, que estuvo por 260 semanas en la cima del ranking, le da su nombre al trofeo a la número uno del mundo, una prueba contundente de la huella que dejó en este deporte. Hoy es embajadora de las Akron WTA Finals de Guadalajara, donde por primera vez habrá una chilena: Alexa Guarachi, quien competirá en dobles junto a la norteamericana Desirae Krawczyk, tras finalizar en el séptimo lugar de la Porsche Race to The WTA Finals.

Dueña de un gran sentido del humor, Chrissie, como le gusta que la llamen, conversa de todo en un Zoom con El Deportivo. Bromea con las diferencias idiomáticas. “Tomé español en la secundaria y sabes que lo primero que aprendí fue ‘albóndigas’, ‘no te dije’. ‘¡Al-bón-di-gas!’”, repite con una particular gracia antes de soltar una carcajada y empezar a hablar de su gran pasión.

¿Cuál es su opinión acerca del tenis femenino en la actualidad?

Estoy muy impresionada con la calidad de las mujeres. No hay ninguna que domine. Hay un montón de jugadoras talentosas ahí afuera. El nivel es tan parejo, ¿sabes? Estoy muy impresionada… Desde el primer partido de la primera ronda del torneo, tienes que tener un partido perfecto; debes tener tu mejor tenis... En mi tiempo, y sé que fue hace mucho, podías jugar relajada hasta los cuartos de final porque no había esa calidad en el juego, pero ahora hay un montón de jugadoras. Estoy impresionada con los diferentes estilos. Tienes a unas que juegan desde la línea de base; a otras que les gusta jugar con la volea, algunas con un buen toque, otras con potencia... Y a mí me encantan sus historias; pienso que cada mujer tiene una gran historia.

¿Cuál son sus expectativas para estas Finales de la WTA?

Me gustaría decirte un nombre así de la nada, pero nadie resalta como para decir “oh, ha dominado este año y va a ganar”. Cada jugadora aquí merece ganar el título. Cada tenista es muy capaz de ganar las finales de la WTA. Cada mujer ha tenido su momento brillante durante este año y creo que será muy competitivo. Espero que hayan guardado el mejor tenis para esta época del año, para este torneo...

Chile tendrá por primera vez a una representante en el torneo: Alexa Guarachi. ¿Qué opinión tiene de ella?

Ella está haciendo historia. Es la primera chilena en clasificar a las Finales de la WTA, lo que es fantástico. Recuerdo haberla visto. Fue finalista en Roland Garros, el año pasado. Eso fue genial. Sé que ha ganado unos cuantos títulos en dobles… Mira, debe ser genial para Chile que ella esté haciendo historia. Porque cuando pienso en Chile, pienso en el tenis masculino más que en el femenino. Históricamente han sido más duros ahí, pero finalmente tienen a una chica que le está yendo bien. Y, como les dije a otros periodistas, tener este torneo en Latinoamérica, en Guadalajara, tendrá un gran impacto en el tenis de las jóvenes latinoamericanas. Será inspirador y esperemos que las chicas vean los partidos, sueñen en grande y salgan a practicar; que obtengan esa inspiración del torneo.

¿Ve a Alexa como potencial top ten o, incluso, como número uno del mundo?

Ella alcanzó una final de Grand Slam, así que eso es dar un paso para ganar uno. Y ganar un Grand Slam es dar un paso para ser número uno. Absolutamente, Alexa puede ser número uno, y eso podría traducirse en singles, tal como lo hizo (Barbora) Krejcikova, que ganó Roland Garros. Ella fue número uno en dobles y esas victorias realmente le ayudaron en su éxito para jugar mejor en singles. Me gustaría verla como número uno en dobles, pero también me gustaría verla tener éxito en singles. Y creo que, con más confianza y ganando títulos en dobles, su récord en singles mejorará también.

En su academia, en Boca Ratón, trabajó con el extenista chileno Ricardo Acuña. ¿Qué opinión tiene de él?

¿Cómo está?

Muy enfermo, sufre de Alzhéimer.

Lo sé, lo sé... (se lamenta) Lo vi cuando empezó a enfermarse. Era todo un caballero, de una gran calidad humana (toma aire un segundo). Un gran entrenador, un gran tipo. Rezaré por él...

¿Con quién se queda? ¿Federer, Djokovic o Nadal?

¡Oh, nooo! Federer siempre fue mi chico. Lo amo, pero creo que Djokovic, cuando ya todos hayan terminado, tendrá la mejor carrera y los mejores números... Creo que Djokovic es, mentalmente, el campeón más fuerte. Federer es el que tiene mayor talento natural y físico, mientras que Nadal es un guerrero. Creo que los tres son GOATs (los mejores de la historia).

Chris Evert, en su época como tenista. Foto: Archivo.

Y para usted, ¿quién es la mejor jugadora de la historia?

Creo que hay dos preguntas aquí. Primero, Serena (Williams) hasta ahora ha sido la mejor jugadora femenina, y me refiero a jugadora. No obstante, creo que Steffi (Graf) y Martina (Navratilova) tuvieron carreras más exitosas. Ganaron más torneos, Steffi ganó el Golden Slam. Es decir, los Juegos Olímpicos y los cuatro Grand Slams en un año. Ganó más títulos… Y Martina ganó más en singles y en dobles que cualquier otro en el mundo. Así que, en cuanto a carreras, las suyas son más exitosas que la de Serena, pero físicamente ella es mejor porque cada generación se vuelve mejor.

Mencionó a Serena, Martina y Steffi, pero no habló de usted. ¿En qué lugar de la historia del tenis se ubica a sí misma?

Me pondría debajo de esas tres. Serena, Steffi y Martina estarían sobre mí. Creo que yo vendría después.

Hablando de Serena, ¿cree usted que ella podrá ganar un último Grand Slam?

Me meteré en muchos problemas por contestar esto. Creo que cada año se ha vuelto más difícil porque las mujeres están jugando muy bien. Creo que... pongámoslo de esta manera, nunca lo descartaría, pero creo que sería difícil que ella ganara un Grand Slam. No digo que será muy difícil, solo digo que será difícil para ella ganar, considerando la competencia que hay afuera en estos momentos.

¿Y qué puede contar de su histórica rivalidad con Martina Navratilova?

Estoy muy agradecida por haber tenido a Martina y su rivalidad, porque me hizo mejor. Me hizo trabajar más duro, y yo a ella. Fue genial para el tenis tener esa rivalidad de 80 partidos. No siempre fuimos amigas, pero durante la mayor parte del tiempo nos respetamos la una a la otra y al final nos volvimos muy buenas amigas. Y ahora, incluso después de habernos retirado, algunas veces voy a comer a su casa; seguimos socializando... Realmente se convirtió en una de mis mejores amigas, pero la rivalidad fue grandiosa para el tenis y para nosotras. Creo que atrajo a gente nueva al deporte, así que estoy muy feliz de que haya estado allí. Incluso, ambas ganamos 18 Grand Slams y me alegra que las dos hayamos terminado igualadas en ese punto.

Hoy se habla mucho de la salud mental en el tenis, con ejemplos como el de Naomi Osaka. ¿Qué opinión tiene de este tema?

Buena pregunta. Creo que es importante que el tema haya surgido y que las personas estén hablando de eso. Personas admitiendo que tienen estos problemas… La vida es dura con esto del Covid y los tenistas tienen presión al ser un deporte individual. Respeto a Naomi por salir y admitir que estaba teniendo dificultades con su salud mental, me alegro de que se haya dado un tiempo para buscar algún tipo de ayuda y espero que vuelva pronto como una persona más recuperada. Creo que ahora hay más personas, las redes sociales ponen demasiada presión; la gente intenta avergonzarlos, los critican, les escriben en Instagram… Creo que hay mucho juicio afuera y los jóvenes tenistas son muy sensibles a eso. Mientras más dinero hay, la presión aumenta por la publicidad; la presión de ganar... Y, de nuevo, tenemos que recordar que el tenis es un deporte individual y la mayoría de los demás deportes son en equipo, en los que puedes balancear esa presión y ponerla en otras personas. Pero en el tenis no tienes esa camaradería, porque es uno contra uno, y no todos están hechos para esa presión.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.