Columna de Fabián Estay: No es lo mismo

Arturo Vidal se lamenta en Barranquilla, durante la derrota de Chile ante Colombia.

Arturo Vidal se lamenta en Barranquilla, durante la derrota de Chile ante Colombia. Foto: AP Photo/Fernando Vergara



* Fabián Estay es exseleccionado nacional y mundialista en Francia 98

No es lo mismo cinco o seis años después de ser bicampeón de América. No es el mismo plantel, no son los mismos jugadores, no es la misma generación dorada. No están en su mejor momento, como en 2015 o 2016. No son los mismos.

No son los mismos en la cancha. Pero a esta generación es difícil criticarla, porque no podemos decir que no tienen actitud, o que no luchan por la camiseta. Son un ejemplo para generaciones futuras.

Hay que disfrutarlos hasta cuando podamos. Y que la gente joven que los rodea aproveche esta oportunidad de compartir con este tipo de jugadores. Ojalá esa generación entrante lo entienda. No veo un Chile sin ellos. En un año más tienen que estar. Sin ellos, no sé, no sé hasta dónde nos alcanzaría.

El análisis es duro. Un punto de nueve es muy poco. Quedan al debe muchos jugadores. Queda al debe el técnico, que no tuvo la valentía para ir a buscar los partidos, que no supo leer los cambios. Pero ahora ya no hay excusas, hay que sumar de a tres como sea. Ya no vale jugar bien contra Brasil y terminar perdiendo. No vale tener un partido aceptable en Ecuador y decir que hace mucho tiempo no sumábamos ahí. Eso se acabó. Se tiene que ganar como sea. Con esta generación, con gente nueva, pero esta generación tiene que morir en la cancha. Si van a perder, que sea con sudor y sangre.

Lasarte quedó al debe. Tiene que entender el ADN de Chile. No puede depender solo de esta generación dorada. Los más experimentados se tienen que potenciar con gente que esté más o menos a la misma altura, o al menos que tenga las mismas ganas. A trabajar Lasarte porque de momento estás debiendo. Y mucho de los chicos que han tenido la oportunidad también están al debe.

La Selección es un premio, un orgullo vestirla. Se puede jugar bien o mal, pero hay que vender cara la derrota. Sigo con la ilusión de que en la próxima triple fecha pueda conseguir puntos. Confío en ustedes muchachos. Lasarte, espero que hagas una autocrítica, un autoanálisis importante, para entender que Chile con una identidad, con variante ofensiva, puede pensar en ir a un próximo Mundial. De ustedes depende muchachos. De ustedes depende Lasarte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.