Columna de Rodrigo Guendelman: Santiago 2050

FOTO: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA



Por Rodrigo Guendelman, conductor de Santiago Adicto de Radio Duna

“Hago un llamado a toda la Región Metropolitana a que se sumen a este proceso participativo para planificar el Santiago del 2050. En 19 años más, Santiago cumplirá 500 años. Es una ciudad con muchos problemas, ambientales, sociales, de seguridad, de movilidad. Somos una ciudad fragmentada, pero también somos una ciudad con mucho futuro. Santiago tiene muchos atractivos y muchas oportunidades de transformarse en una mejor región”.

Eso fue parte de lo que le dijo el gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, a las autoridades comunales, líderes sociales y gremiales, directivos académicos, consejeros regionales, seremis, dirigentes comunitarios, directores de ONG´s y comunicadores hace un par de semanas, cuando se lanzó el plan “Santiago 2050, Visión de Región”, iniciativa que busca repensar la ciudad y región de los próximos 30 años. Fue una instancia notable en el sentido de la transversalidad. Una muestra: al evento, que se hizo en la azotea del edificio del Gobierno Regional Metropolitano, llegaron alrededor de 35 alcaldes y alcaldesas. Es decir, dos tercios de las autoridades edilicias de la capital de Chile, y muchos venían de comunas rurales. Minutos antes de generar una dinámica que implicó que cada mesa (estábamos sentados aleatoriamente en lugares para ocho personas) tuviera que contestar una pregunta respecto a la principal prioridad que visualizábamos para ese Santiago del 2050, hubo una muy interesante presentación del gobernador acerca de qué es Santiago hoy. Datos, información, conocimientos sobre Santiago que muchas veces no tenemos a la mano o simplemente no imaginamos. Veamos.

Hay mucha gente en esta ciudad que ante la pregunta acerca de la cantidad de habitantes contesta “5 millones”. Otros algo más actualizados dicen “6 millones”. Qué lejos están de la cifra real. Hoy, la Región Metropolitana tiene 8.242.459 habitantes, según proyección del INE para 2021. Buen dato, ¿no? Sigamos.

Esta cifra me sorprendió: el 27,9% de la producción hortícola nacional viene de la capital. En otras palabras, casi un tercio de toda las verduras y legumbres que se comen en Chile se cultivan en Santiago. Y eso que la mancha urbana no ha parado de crecer, eliminando año a año grandes áreas de cultivo: 35 mil hectáreas en los últimos 27 años, para ser exactos. De verdad, sorprendente. Sigamos.

En la RM está menos del 0,08% de las áreas protegidas de Chile: sólo 1,24% es área protegida del Estado. Por eso, hasta hace muy poco no teníamos ningún parque nacional (ahora tenemos Río Clarillo) y por eso también es tan importante el proyecto de convertir las 142 mil hectáreas que están entre los valles del río Colorado y el río Olivares en Parque Nacional. Eso permitiría, además, proteger a los casi 1000 glaciares -otro gran hito de la trivia santiaguina- que hay en las montañas de la capital. Claro que si, como dijo el gobernador Orrego, Santiago es la segunda zona del país más afectada por olas de calor y eso se suma a que llevamos 13 años de sequía ininterrumpida, los glaciares lo tienen muy difícil.

Sumo un dato de cosecha propia. El sábado pasado estuve en Tiltil, comuna de la RM. En uno de los tunales más conocidos de la zona –sitio que a su vez es conocida por las tunas y por que allí mataron a Manuel Rodríguez- nos contaron que este año fue la peor cosecha de la historia: apenas el 10% de las tunas se pudieron recolectar. Por la sequía, claro.

Volvamos a la presentación del Gobierno Regional. Santiago (siempre como sinónimo de RM) tiene 900 microbasurales y 88 vertederos ilegales. En Santiago, 5 millones de personas viven a más de 30 minutos de una hectárea de área verde (72.5% población) y 5 millones de personas no viven cerca de un centro de salud de alta complejidad. Del total del déficit habitacional de Chile, la RM tiene el 49,2%. Según cifras actualizadas por la ONG Déficit Cero hace algunos días, el número total es de 641.721 hogares. Es cosa de dividir por dos para conocer la cifra de nuestra capital. Y si bien no tenemos la toma más grande Chile (está en Alto Hospicio), tenemos la segunda: “Nuevo Amanecer” en Cerrillos, con ocho mil personas que viven en esa miniciudad de Cerrillos y donde la gran mayoría de sus habitantes son inmigrantes. De hecho, nuestra capital contiene al 62% de las personas que han llegado a vivir a nuestro país en las últimas décadas.

Vamos con un último número: 55% de la superficie de la Falla de San Ramón está construida. Es decir, tres millones de personas podrían verse afectadas si hay un sismo en esa falla. En un momento tan importante de nuestra historia, en que se cruzan las nuevas atribuciones (Ley de Integración Social y Urbana) y altos presupuestos entregados al MINVU, la propuesta de una nueva Constitución que integrará en su texto el Derecho a la ciudad, los inmensos desafíos del actual déficit habitacional y la presencia de un Gobierno Regional elegido democráticamente, no sólo hay que poner la cabeza donde están los pies, algo fundamental, sino que además la cabeza debe manejar información clara y precisa para tomar buenas decisiones de largo plazo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.