Crítica gastronómica de Don Tinto: Casa Colchagua, rapidito pero bien

Restaurante Casa Colchagua.



Por Álvaro Peralta Sáinz, cronista gastronómico

Buscando un lugar para comer que no conociera en los alrededores de Santa Cruz fue que -por recomendación de un amigo- llegamos a Casa Colchagua en el sector de Los Boldos. Hicimos una reserva para un viernes a las 20:30 y se nos pidió encarecidamente que fuésemos puntuales, “porque cerramos temprano”, nos dijeron. Así las cosas, a las ocho y cuarto estábamos en el restaurante y un par de minutos después ya instalados en una mesa bajo una higuera en su amplia y agradable terraza. Para partir pedimos una Trilogía de Empanadas ($8.500) más una copa de espumante ($3.900) y un pisco sour de la casa ($4.200). Los líquidos llegaron muy pronto, seguidos casi inmediatamente por las empanadas. Eran seis unidades pequeñas, dos de solo queso, dos de camarón queso y dos de carne desmechada y queso. Todas muy buenas, de masa suave y muy rico relleno. ¿El sour? Sequito y con un suave toque de ají verde que lo hacía bien interesante.

Para seguir pedimos un Congrio Frito con Ensalada Chilena ($17.300) y unas Chuletas de Cordero al Grill ($17.800). Para empujar todo esto, una copa de Sauvignon Blanc Laura Hartwig ($4.000) y un ensamblaje tinto también de Laura Hartwig ($5.000). El congrio era un grueso medallón con una fritura perfecta, que no se desarmaba y que protegía el tierno interior de la pieza de pescado. La ensalada chilena, aunque con cebolla morada, era puro sabor gracias a unos tomates bien maduros y que jugaban muy bien con unos trozos de ají verde. Las chuletas de cordero (4), estaban cocinadas en su punto, rosaditas por dentro y doradas por fuera, simplemente exquisitas. Las papas fritas que las acompañaban no estaban mal, aunque habría sido mejor algo más fresco, en la línea del alioli a las finas hierbas que completaba este plato.

Sin embargo, el único problema de la comida fue que cuando recién probábamos nuestros respectivos platos se nos preguntó si queríamos algo más de la cocina porque ésta iba a cerrar. Eran las 21:15. Es decir, solo cuarenta y cinco minutos después de nuestra hora original de reserva. Un consejo: si quieren cerrar tan temprano, reserven mesas hasta las ocho.

Pese al inconveniente del horario debo reconocer que comimos muy bien y que revisando la carta, bien nutrida en productos de la zona como carnes y cordero pero también en lo que a cerveza y vino se refiere, dan ganas de volver. Obviamente no pedimos postre, porque capaz nos lo pasaban en una bolsita para llevar. Aún así, insisto, el saldo de la visita fue más que positivo.

CONSUMO TOTAL

$60.700

DIRECCIÓN

Camino Los Boldos s/n, teléfono 994245007, Santa Cruz.

HORARIO

Miércoles a sábado 13:00 a 16:00 y 18:00 a 20:30. Domingo 13:00 a 15:30

ESTACIONAMIENTO

Propio.

PÚBLICO

Apto para todas las edades.

EVALUACIÓN

✮✮✮✮

Calificaciones:

✮✮✮✮✮ Sobresaliente / ✮✮✮✮ Excelente / ✮✮✮ Satisfactorio / ✮✮ Mucho que mejorar / ✮ Para no volver

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.