Codex Gigas: el origen de la "Biblia del diablo" que cuenta la leyenda escribió Satanás

Se trata de un antiguo manuscrito conocido como el Códice Gigas que fue creado en el siglo XIII y cuenta con 624 páginas; sus dimensiones, por lo que también se le llamó "La Octava Maravilla del Mundo", son de 92x50,5×22 centímetros y pesa 75 kilogramos. Sin embargo, lo que sin duda llama la atención por sobre sus características, es su historia, la cual mantiene la teoría que fue escrito en una noche en el marco de un pacto con el diablo. Fuente: Youtube/Tore Danielsson



Las imágenes son parte de una grabación que se realizó en Estocolmo, donde está situada la Biblioteca Nacional de Suecia, la cual recolecta y conserva todo tipo de material impreso, imágenes y también archivos de sonido. No obstante, uno de los grandes atractivos es un particular texto escrito con tintas roja, azul, amarilla, verde y oro. Se trata del Codex Giga, un libro con características únicas, no tan solo por su forma, sino que también por la historia de su redacción.

Cuenta la leyenda que tras quebrantar sus votos, el monje de un monasterio en Bohemia, República Checa, conocido como "Hermann inclusis" (Herman el Recluso), habría sido condenado por la comunidad religiosa a ser sepultado vivo. La única alternativa para frenar esta condena, que por lo demás propuso él mismo, era escribir un libro que contara con todos los pasajes de la Biblia más el conocimiento absoluto del mundo; sería el libro más grande de la historia, capaz de contener toda la sabiduría humana. Algo sencillamente imposible.

Sin embargo, al avanzar la noche el monje se dio cuenta que no lograría su cometido. Y fue en este momento que habría invocado al diablo para solicitar su ayuda, ya que tras dejar atrás sus votos, no era opción para él dirigirse hacia Dios. Frente a esta súplica Satanás lo habría ayudado, no sin antes pedirle algo a cambio: su alma. A modo de agradecimiento hacia su redentor, "Herman el Recluso" dejó inmortalizada esta imagen en la página 290:

Son 310 hojas de pergamino equivalentes a 620 páginas completas, las cuales están hechas de vitela (piel de animales nacidos muertos). Cabe destacar que, teniendo en cuenta que es imposible escribir 620 páginas en una noche, expertos de la Biblioteca Nacional de Suecia aseguran que una persona habría tardado entre 5 y 30 años en escribir solo este libro.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles