Diseño pet friendly

Conciliar muebles con estilo y comodidad para nuestras mascotas sí es posible. Acá, cinco buenos ejemplos.




DISCRECIÓN FELINA

Adentro podrían ir platos y copas, pero en su interior lo que hay es un verdadero gimnasio felino. Este mueble, que fue lanzado durante la última Semana del Diseño en Estocolmo, fue pensado a partir del trabajo de una arquitecta de interiores y de la primera sicóloga de gatos de Suecia. La premisa fue congeniar las 10 necesidades vitales de este animal sin comprometer la estética. Por ahora está solo en exhibición y la venta se debería iniciar en los próximos meses.

@24storage.se

Este mueble, dicen sus creadores, cumple con las 10 necesidades de los gatos para ser felices: rascarse, limpiarse, inspeccionar el territorio, jugar, dormir, cazar, espiar, descubrir, estar a distintas alturas y conectarse socialmente.

DISEÑO MEXICANO

El estudio mexicano Zulo se especializa en muebles que combinen diseño y confort para los ‘peludos’. Ejemplo de esto es su banca, fabricada en madera con chapa de nogal, que incluye dos cojines de tela afelpada –uno para el interior y otro para la superficie superior–, un compartimento de guardado y un rascador en un costado.

@zulo_mx

LA CAMA DE UNA CHIHUAHUA

“Diseñamos una pieza para una niña de 12 años y su compañera de habitación: Miggy, una pequeña chihuahua. La perrita al principio no nos recibió bien, pero cuando vio su cama nos terminó queriendo”, dice con humor Ignacio Molina, de Rueca Design. Se trata de una banqueta de coigüe enchapado, diseñada a medida con cajones y una colchoneta lavable.

@ruecaestudio

SOFÁ PARA TODOS

El diseñador surcoreano Seungji Mun primero exploró con un sofá con laberinto para gatos y, luego, con este modelo que cobija perros. Construido en madera de fresno, esta pieza fue diseñada para la marca coreana Mpup, especializada en mobiliario para mascotas.

munseungji.com

EL CALOR DE LA COCINA

Hace 15 años, cuando la decoradora Valesca Damste remodeló su cocina, decidió que sus mascotas merecían un lugar lindo ahí. “Es un nicho abierto, con cubierta de mármol y con un colchón. Está al lado del comedor de diario, cuando comemos alguno de los tres perritos que tenemos nos acompaña”, cuenta. En la foto, Zelda.

@valescadamste

Comenta