Edición N° 897

Sábado 18 de julio de 2020




¿Existe un cambio en la manera en que estamos ocupando nuestras casas, o en la percepción que tenemos de la ciudad? Creo que, sin duda, todos hemos hecho reingenierías, desde acomodar los horarios a tratar de definir ciertas zonas para usos específicos. Rodear el área de estudio o trabajo con todo lo necesario para no tener que pararnos cada 5 minutos, y así conseguir concentración y eficiencia, debe ser el ejemplo que más se repite, pero cada casa es una fórmula única, por lo tanto es importante que se busquen soluciones también únicas y así conseguir un mejor resultado.

Otro punto que se va perfilando de a poco es la sensación de que el modo teletrabajo permanecerá una vez que se levanten las restricciones. Quizás ir días puntuales a la oficina, pero no la semana corrida, puede ser una opción, y con esto en mente la idea de vivir más lejos de los centros, pero con más metros disponibles, es algo que muchos están considerando.

Sobre estos dos puntos nos explayamos más en la revista, y el departamento que les mostramos recoge muy bien la idea de zonas dedicadas a usos específicos. Si bien no es en Chile, es un muy buen ejemplo de cómo sacar el máximo de partido a metros acotados. Aquí nada se dejó al azar, fue una remodelación completa hecha con y para sus usuarios actuales, y que debería poder mutar a medida que el hijo crezca y surjan nuevos usos.

Comenta