Parrillar en el balcón

Ilustración: Gabriel Ebensperger

Vivir en departamento ya no es una excusa para poder disfrutar de un buen asado. Aquí, cómo aprovechar los días soleados sin tener que recurrir a grandes quinchos ni patios.




¿Carbón sin humo?

Si quieres tener en tu terraza un ahumador, parrilla y horno para pizzas, sin tener que entregarte a bocanadas de humo, el Keveri es una gran opción. Diseñado 100% en Chile por el ingeniero comercial Antonio Montes (31), tras dos años de prueba, permite usar carbón de una forma eficiente y con poco humo, lo que lo hace apto para algunos departamentos. Se puede cocinar con diferentes temperaturas: un costillar ahumado por 8 horas, un clásico asado de lomo vetado o preparar unas pizzas a la piedra en solo minutos. Ojo, sigue siendo un artefacto que utiliza carbón, por lo que si vives en un edificio siempre será bueno revisar las normativas particulares de la comunidad; además, desde la marca orientan sobre su correcto uso. $849.000 en keverifood.com.

Un asador en altura

Sebastián Luco, 34, es abogado de lunes a viernes, pero el fin de semana se dedica 100% a la cocina, siendo la parrilla su gran amor. Para él, vivir en edificio no ha sido un impedimento.

@slucook

Su parrilla

“Me encantaría poder usar carbón, pero no siempre se puede. Hace un año decidí invertir en una buena parrilla, así llegué a una de la marca estadounidense Weber, que alcanza temperatura rápidamente, es de fierro fundido, tiene una bandeja para recoger la grasa que la hace fácil de limpiar y además tiene un quemador lateral para preparar acompañamientos”, dice.

Sebastian Luco

UNA RECETA

“En cuarentena los asados son para pocos, recomiendo: cortar en medallones un lomo vetado, lomo liso o flat iron, dorarlos por cada cara en la parrilla a fuego fuerte. Luego cocinarlos a baja temperatura hasta alcanzar el punto que uno quiera”.

Sebastian Luco

Las mejores Hamburguesas y más

Los parrilleros más tradicionales siempre le han hecho el quite a lo eléctrico, pero cuando el espacio es reducido una buena opción siguen siendo las parrillas eléctricas. Ocupan poco lugar, alcanzan altas temperaturas en poco tiempo y son perfectas para hacer unas hamburguesas asadas sin perder la experiencia de un asado. Así, por ejemplo, este modelo se puede usar cerrado o extendido para un almuerzo para cuatro, por ejemplo.

Parrilla y panini Oster, $69.990

Un mueble para el o la dueña del asado

Dónde dejar el vino o el aperitivo siempre es un tema. Para optimizar el espacio el diseñador industrial Christopher Placiencia (37) lanzó hace un año este producto. Hay tres versiones, una incluso para barandas de cristal, todas son abatibles. Desde $45 mil, @bistro_balcon.

Eléctricas, a gas o a carbón. Hoy hay múltiples parrillas para departamentos con opciones para todos los gustos y presupuestos.

Que no falte sabor: CHIMICHURRI

Federico Ziegler, chef argentino que hoy emprende con sus preparaciones en @rezeta_conservas, es un fanático de los asados. En su balcón tiene parrilla y ahumador.

“Mientras se hace una carne a la parrilla, unos minutos antes de sacarla untar con un poco de este chimichurri”, dice.

Federico Ziegler

Ingredientes

1 cda. de paprika o ají color • 3 cdas. de orégano • 1 cdta. de merkén • 1/2 cdta. de comino • 3 dientes de ajo • 1 cdta. de sal fina • 1/2 cdta. de pimienta negra molida • 2 hojas de laurel • 100 cc de vinagre de manzana • 140 cc de aceite maravilla • 1 atado de perejil fresco

Preparación

Calentar el vinagre con las hojas de laurel. Mezclar todos los productos secos en un bol y agregar los 3 dientes de ajo bien picados o molidos. Una vez que el vinagre esté caliente, colocar sobre los ingredientes secos para hidratar. Mezclar bien y dejar enfriar a temperatura ambiente. Agregar el aceite de maravilla y luego terminar con el perejil fresco picado. Envasar en un frasco esterilizado, tapar y guardar en frío. Puede durar 3 meses refrigerado, agitar antes de usar.

Comenta